sábado, 10 noviembre 2018
23:07
, última actualización

Ocio y almuerzo garantizados

El catering social crece y se transforma en actividades con comedor para 1.520 niños

09 jul 2018 / 17:56 h - Actualizado: 09 jul 2018 / 21:41 h.
  • El concejal de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, explica la ampliación y transformación del servicio. / El Correo
    El concejal de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, explica la ampliación y transformación del servicio. / El Correo
  • Niños y niñas en una actividad acuática en la piscina. / El Correo
    Niños y niñas en una actividad acuática en la piscina. / El Correo
  • Niños y niñas, en una actividad de verano. / Efe
    Niños y niñas, en una actividad de verano. / Efe
  • Actividades para escolares. / El Correo
    Actividades para escolares. / El Correo

La crisis económica la siguen padeciendo, sin mejora alguna, numerosas familias de Sevilla. De hecho, el Ayuntamiento ha aumentado la atención alimentaria a 1.520 menores de entre 4 y 16 años frente a los 1.200 de 2016 y 2017, así como la inversión, que se eleva a 2,87 millones de euros aunque no se puede comparar con años anteriores –316.000 euros en 2016 y 17– porque este incluye la comida y las actividades al aire libre para niños pertenecientes a programas sociales y los anteriores solo un catering a domicilio, explican desde el Consistorio hispalense.

El nuevo modelo de intervención social con menores para este verano impulsado por la concejalía de Bienestar Social y Empleo, arrancó este lunes y, por primera vez, integra actividades socioeducativas y la garantía alimentaria –al menos, una comida al día, que en época escolar se hace en el colegio y ahora en instalaciones municipales por primera vez– a través de comedores habilitados en colegios, centros cívicos o centros de Servicios Sociales de todos los distritos.

Este programa tiene como objetivo ofrecer actividades socioeducativas como alternativa de ocio para los niños y las niñas que pasan todo el verano o parte de él en la ciudad, explicó el concejal de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.

El programa se dirige a menores escolarizados, principalmente de familias atendidas en los centros de Servicios Sociales o por el servicio municipal de la Mujer. La selección de los participantes corresponde a los técnicos de los Servicios Sociales municipales.

El nuevo modelo de comedores sustituye al catering para menores implantado desde el verano de 2015 en las «zonas con necesidad de transformación social», según la descripción municipal de los barrios con muchos habitantes pobres.

Ahora el servicio «se abre a toda la ciudad», explica el consistorio, a través de la incorporación de este servicio en 27 equipamientos centros cívicos, centros escolares o de servicios sociales, con más participantes.

«Con el paso de los años, el programa se ha asentado y ahora ofrecemos por primera vez plazas en un modelo de comedor similar al que tienen durante todo el curso los menores en los colegios», añadió Flores.

Además de la incorporación de los comedores para los menores, el programa aumenta el número de plazas de campamento para menores de 7 a 12 años e incorpora un aula matinal de 8.00 a 10.00 horas y un aula de mediodía para los grupos de menores de 4 a 12 años que lo requieran. Hay además un aumento de los monitores (se pasa de cinco a 10) para la atención a menores con dependencia.

Junto al programa de comedores, el programa mantiene las dos líneas de actividades socioeducativas de los últimos años, de carácter lúdico y deportivo acompañadas por talleres de conocimiento del entorno, refuerzo escolar, y salidas.

Además, todos los niños atendidos acudirán un día a la semana a la piscina en horario ampliado hasta las 18.00 horas (críos de entre 4 y 12 años) y hasta las 19.00 horas hasta los 16 años.

Igualmente se programan campamentos fuera de la ciudad de cinco días de duración en las últimas semanas de agosto y la primera de septiembre. Están previstos para 420 menores de 7 a 12 años y para 200 menores de entre 13 y 16 años que hayan asistido con regularidad a estas actividades de verano y al comedor social.

Como complemento a estos programas, y en el marco de la coordinación existente entre la concejalía de Bienestar Social y Empleo y el programa de ayuda privada Caixa Proinfancia, a través de las entidades colaboradoras en red de dicho programa, se atenderán en este verano a 370 menores organizados en 37 grupos.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016