lunes, 21 enero 2019
16:04
, última actualización

Ojo con las faltas de ortografía

A tener en cuenta. Una h mal puesta o algún despiste con una tilde pueden costar bastante caro en las calificaciones de Selectividad

12 jun 2017 / 09:19 h - Actualizado: 12 jun 2017 / 14:44 h.
  • Alumnos repasan sus apuntes antes de entrar en un examen. / El Correo
    Alumnos repasan sus apuntes antes de entrar en un examen. / El Correo

Por supuesto saberse al dedillo el temario es la principal exigencia para aprobar la Selectividad, pero a la hora de exponer los conocimientos sobre el papel, los alumnos que se examinan de EvAU (Evaluación de Acceso a la Universidad) deben tener mucho cuidado con las faltas de ortografía. Hace dos años, además de sólo perder dos puntos, no se contaban los primeros dos fallos que tenías en la prueba, era el llamado «fallo de cortesía». Sin embargo esto para la Selectividad del 2013 desapareció. Además de no haber fallo de cortesía se endurecen los errores por grafía y por tilde. Si en 2011 era de 0,10 por tilde y 0,20 grafía, desde la Selectividad de 2013 esos fallos pasan a ser de 0,15 y 0,25 respectivamente

Aseguran los expertos que el nivel de los universitarios españoles ha descendido de forma contundente en los últimos 20 años, y en una de las materias que más se ha notado es la ortografía. La opinión mayoritaria de los profesores es que el nivel académico se ha degradado porque se han deteriorado aspectos relativos a las llamadas competencias básicas del alumnado: la expresión oral y escrita, y el razonamiento científico.

La mayoría de los examinadores suspenden a un estudiante que aún pudiendo saber, se expresa tan mal que plantea serias dudas. Para que éste no sea el caso, durante la Selectividad, antes de empezar a escribir, se aconseja tener clara una estructura de las respuestas. Con el uso de esquemas se previene el uso de los tachones, algo que denota falta de confianza en los conocimientos y que no es recomendable manifestar al examinador. En el caso de duda de cómo se escribe una palabra, se recomienda buscar un sinónimo o utilizar una frase explicativa.

Desde algunos colectivos de profesores se ha señalado la necesidad de realizar a nivel estatal pruebas de exigencia progresiva de ortografía (Primaria, ESO, Bachillerato, Universidad), de obligada superación.

Consejos para aprobar

Son muchos los estudiantes que sabiendo la respuesta suspenden porque con los nervios entendieron mal la pregunta. Por eso, antes de comenzar a escribir, es conveniente asegurarse de que se ha entendido perfectamente lo que se pregunta. Si piden una definición, no se responde con una explicación. Puede que no sea tan mala idea dedicar las últimas jornadas a aprender a hacer el examen, uno de esos detalles que ha diferenciado a los buenos estudiantes de los mediocres.

La buena planificación del tiempo para hacer el examen el examen es una cuestión vital. Dedicar demasiado tiempo a una pregunta y darse cuenta de que ya no queda demasiado para responder de forma adecuada a las demás es uno de los errores más comunes Para que no ocurra, durante el examen es importante dedicar un tiempo proporcional a la pregunta según su valor. No merece la pena dedicar más tiempo a una pregunta de 1 punto que a una de 2. Algo que también se recomienda es al principio del examen distribuir el tiempo que se puede dedicar a cada apartado y dejar siempre unos 5 ó 10 minutos para repasar antes de entregar el examen.

Cambiar a la mitad del examen de opción supone haber perdido tanto tiempo que seguramente no va a compensar. Lo recomendable es dedicar unos minutos al principio de la prueba a decidir en qué opción se tienen mejores posibilidades de obtener una puntuación más alta. Es obvio que no se pueden mezclar preguntas de diferentes opciones. Al salir de cualquiera de las sesiones no se recomienda comparar las respuestas con los demás compañeros, es posible que no coincidan y aumente el nerviosismo. Lo mejor es disfrutar del momento de haber terminado la prueba.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016