sábado, 15 diciembre 2018
13:02
, última actualización

Pastora se ciñó a la partitura

Tuvo momentos sublimes en algunos de los palos que bailó, como la estupenda soleá alfarera que le cantó el palaciego, los tangos o las alegrías

19 sep 2018 / 20:43 h - Actualizado: 20 sep 2018 / 08:49 h.
  • Pastora bailó todos los palos con el mismo vestido negro, que destacaba poco sobre el fondo negro y la escasa luz. / Fotos: Jesús Barrera
    Pastora bailó todos los palos con el mismo vestido negro, que destacaba poco sobre el fondo negro y la escasa luz. / Fotos: Jesús Barrera
  • Pastora se ciñó a la partitura
  • Pastora se ciñó a la partitura

No es muy frecuente que un bailaor y coreógrafo le haga un espectáculo a otro. O sea, que Mario Maya le creara una obra a Manolete, o viceversa. Sí es frecuente que se hagan coreografías, pero no obras enteras, aunque haya algunos casos. Israel Galván creó La edad de oro para él hace casi veinte años, quizás cansado de tantas aventuras innovadoras. Y creó una maravilla a su medida, con su sello, que es un sello único. Anoche fue su hermana Pastora la que interpretó la obra y, sinceramente, me resultó un poco aburrida, sobre todo mecánica. Me gusta más cuando es ella misma, cuando improvisa y baila de memoria, cuando, en definitiva, es Pastora Galván y no su hermano. Su feminidad no cabe en una partitura, aunque anoche se esforzó. El problema es que se le notó demasiado que resultaba casi todo ensayado. Evidentemente, como es una gran bailaora y, además, estuvo escoltada por dos fenómenos, el guitarrista malagueño Juan Requena y el cantaor sevillano Miguel Ortega, tuvo momentos sublimes en algunos de los palos que bailó, como la estupenda soleá alfarera que le cantó el palaciego, los tangos o las alegrías. Admirable su estampa tan flamenca. Y admirable también el gran guitarrista, tanto en solitario como llevando como la seda a la bailaora. Tanto él como Miguel Ortega le dieron una altura flamenca a la noche y eso ayudó a que Pastora fuera capaz de bailar hasta un fandango sin ritmo del moguereño Pepe Rebollo. Pero todo, todo, demasiado ajustado a la partitura, sin esa soltura y libertad que es tan esencial en el baile jondo sevillano y en el flamenco en general. Si se trataba de ver a otra Pastora Galván, se consiguió el objetivo.

La ficha

La Edad de Oro ***

Teatro Lope de Vega. 19 de septiembre. Obra: La Edad de Oro. Dirección artística: Pedro G. Romero (Máquima PH). Dirección y Coreografía: Israel Galván. Asistente dirección: Balbi Parra. Material coreográfico: Israel Galván, Marco de Ana. Dirección de ensayos/repetidor: Marco de Ana. Baile: Pastora Galván. Cante: Miguel Ortega. Guitarra: Juan Requena.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016