domingo, 21 julio 2019
17:10
, última actualización

Pelucas que valen un tesoro y alegran la vida

La caída del cabello es un secuela muy habitual de la quimioterapia, que afecta a la autoestima

23 oct 2016 / 00:19 h - Actualizado: 21 oct 2016 / 22:10 h.
  • Pelucas que valen un tesoro y alegran la vida
  • Una joven dona pelo tras la Carrera de la Mujer. A la derecha, Carla Herrera junto a Chari de la Fe. / El Correo
    Una joven dona pelo tras la Carrera de la Mujer. A la derecha, Carla Herrera junto a Chari de la Fe. / El Correo

El cáncer sigue siendo la causa de defunción de tres hombres y dos mujeres cada diez en España. Pero, sin llegar al extremo de matar, se trata de una enfermedad con una tipología muy amplia y con un elenco de efectos secundarios ilimitado. La caída del pelo, por ejemplo, puede parecer un mal menor, algo baladí, pero sin duda se trata de una secuela devastadora por sus repercusiones para la autoestima y la identidad de la persona que la padece.

«El pelo es una seña de identidad muy poderosa y en ese sentido el tratamiento con quimioterapia es muy perverso porque las consecuencias son muy visuales cuando hay otros efectos del cáncer de los que nadie se da cuenta», explica la psicóloga Rocío de Coca, que tiene claro que la caída del cabello deja a los pacientes «marcados y estigmatizados».

«Afortunadamente existen soluciones como las pelucas o los pañuelos», afirma esta profesional. Y, por suerte también, existen iniciativas como Tu pelo vale un tesoro, un empeño solidario para dar cobertura a aquellas personas que no pueden permitirse durante el tratamiento oncológico algo tan simple como una peluca.

La idea es de la sevillana Carla Herrera, periodista y educadora social que fundó Pulseras Rosas después de que a su madre le fuera detectado un cáncer de mama. Y consiste en que cualquiera puede donar su pelo –siempre y cuando la coleta tenga un mínimo de 35 centímetros– y enviarlo a la entidad, que luego vende el cabello y con el dinero recaudado adquiere las pelucas con las que ayudar a mujeres con cáncer que cumplan los requisitos necesarios, esto es, demostrar que se padece la enfermedad y que se tienen unos ingresos mensuales netos por unidad familiar inferiores a mil euros. En un año se han beneficiado alrededor de medio centenar de mujeres. Además, el diez por ciento de los beneficios se donan a Andex para la investigación del cáncer infantil.

«Todos los días me llegan un montón de coletas de todos los puntos de España, unas tres por día de media», dice orgullosa Carla, cuya empresa despliega otras acciones solidarias: un torneo de pádel benéfico del 7 al 13 de noviembre en el Club Bernier (Simón Verde), una cena de gala que acogerá el Acuario de Sevilla el 1 de diciembre o la donación de mil euros a la Asociación Española Contra el Cáncer para investigar el neuroblastoma, «un cáncer muy duro que afecta a los niños», dice Herrera.

«SE PASA MUY MAL»

Una de las beneficiarias de Tu pelo vale un tesoro es Chari de la Fe, una joven de Lantejuela a la que le fue detectado el cáncer en mayo y tuvo que dejar su trabajo en el campo recogiendo aceitunas, melocotones o lo que se terciase. «21 días después de la primera sesión de quimio se me empezó a caer el pelo en todo el cuerpo salvo las pestañas y cejas. Aunque no me quedé calva del todo, me rapé la cabeza y fue una suerte conocer a Carla», dice.

«Yo tenía una melena negra y rizada hasta la cintura y se pasa muy mal. Menos mal que mi familia lo comprendió y me ayudó. Cuando estoy en casa no llevo peluca, sólo me la pongo para ir a la compra o salir con las amigas», admite Chari, que cree que la iniciativa es «estupenda. Tengo todo el pueblo patas arriba cortándose la coleta para donarla».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016