domingo, 16 diciembre 2018
04:19
, última actualización

La ‘carambola’ de Espadas salva el presupuesto y desbloquea la Gavidia

El alcalde consigue sacar las cuentas hoy gracias al sí de Ciudadanos y la abstención del PP tras rubricar el acuerdo en el que se cierra la venta de la antigua comisaría y una bajada del IBI

13 feb 2018 / 20:20 h - Actualizado: 13 feb 2018 / 21:30 h.
  • El alcalde, Juan Espadas; y el portavoz del PP, Beltrán Pérez; sellan el acuerdo que posibilitará el presupuesto de este año flanqueados por el delegado de Hacienda, Joaquín Castillo; y el concejal ‘popular’ Rafael Belmonte. / Manuel Gómez
    El alcalde, Juan Espadas; y el portavoz del PP, Beltrán Pérez; sellan el acuerdo que posibilitará el presupuesto de este año flanqueados por el delegado de Hacienda, Joaquín Castillo; y el concejal ‘popular’ Rafael Belmonte. / Manuel Gómez

La cuadratura del círculo es posible y el presupuesto que se aprueba hoy es una muestra de ello. Las cuentas de gasto de este 2018 se basan en un borrador del gobierno local socialista en el que ya se recogen medidas acordadas con Ciudadanos. Además, el documento contempla 98 enmiendas (57 de Participa Sevilla y 29 de IU) presentadas por todos los partidos, salvo el PP. Y para rematar, serán los populares quienes permitan la aprobación inicial del documento gracias a su abstención en el pleno hoy. Es decir, todas y cada una de las formaciones que conforman el Ayuntamiento hispalense han estado implicadas de una u otra forma en la elaboración y/o aprobación del texto que vertebrará las inversiones que se realizarán a lo largo de este año en la capital hispalense.

Una vez resuelta la batalla del presupuesto, se abre ahora la disputa por apuntarse el tanto de ser el artífice de este pacto histórico con el consecuente rédito político ante su electorado y el ajeno.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, tras rubricar el pacto con el PP, se presentó ante los medios con todo su equipo de gobierno pues «ha sido una labor de equipo». El regidor presumió de haber hecho «todo lo posible» para conseguir sacar adelante el presupuesto. «La diferencia de haber tenido unas cuentas prorrogadas y no es de 120 millones de euros. Hemos tenido 120 millones de razones por alcanzar un acuerdo».

Además de agradecer a Ciudadanos su compromiso, «ellos sí tuvieron claro desde el principio que lo primero era la ciudad», afeó a Participa Sevilla e IU su negativa a apoyar las cuentas pues, recordó, el documento que se somete hoy a votación «es un proyecto de todos». Ellos tendrán que explicar a los colectivos a los que dijeron que iban a llevar sus enmiendas al presupuesto el por qué votan en contra».

El regidor presumió, y no le faltan razones para ello, de que el borrador es el «más plural y participado». Pues no deja de ser paradójico que el proyecto presupuestario «socialista» –pactado con Ciudadanos–, en el que mayoritariamente se recogen medidas de los partidos «más a la izquierda del PSOE», se aprueben con la abstención del PP. Pero aún hay otro asunto más que atribuirle al alcalde: el desbloqueo de la Gavidia. En la negociación que se cerró a última hora del lunes con los populares el equipo negociador socialista incluyó la venta de la antigua comisaría de Policía Nacional. Una jugada casi perfecta pues además de compensar las cuantías que se dejarán de ingresar por la rebaja fiscal (se calcula que la bajada de impuestos será de unos ocho euros y el viejo inmueble de la plaza de la Concordia saldría por 10 millones), se desbloquea uno de los «clásicos básicos» de la ciudad que están pendientes de salir adelante. Es más, Espadas aseguró que «el mandato terminará registrando soluciones en marcha, actuaciones desbloqueadas y elementos a rematar en próximos ejercicios en todos y cada uno» de los proyectos largamente enquistados como Gavidia, Altadis o Ciudad de la Justicia. «Que a nadie le queden dudas que aquí hay de todo menos parálisis».

Por su parte, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, acompañado por parte de su grupo, dejó claro que aunque su partido se abstendrá, este «no es el presupuesto del PP ni está de acuerdo con él», pues son unas cuentas que «generan estancamiento».

Pérez apuntó a la altura de miras y la responsabilidad de su formación para explicar su abstención, que está ligada al cumplimiento de los acuerdos firmados con Espadas. «Sevilla no podía quedarse sin presupuesto». Y recordó que «el PP no renuncia a su modelo de ciudad» que queda reflejado en su presupuesto alternativo, que seguirán presentando y dando a conocer a la ciudadanía.

El popular detalló el acuerdo que ha propiciado su abstención en el presupuesto y dejó un mensaje claro a la ciudadanía: «el PP ha estado donde está siempre y es el PSOE el que se suma». Así, el pacto pasa por que se proponga que una comisión técnica aborde el cronograma para el diseño y ejecución de la red de metro, con prioridad de las líneas 2 y 3, y que se realicen los trámites «de forma ininterrumpida»; así como que se remita una petición formal a la administración autonómica para que reconozca la cantidad que corresponde al Ayuntamiento respecto a la actualización de la Patrica, que, calcula el PP, se traducirá en 14 millones de euros anuales. Estos dos aspectos deberán aprobarse en un pleno extraordinario que se debe celebrar antes de la aprobación definitiva de los presupuestos.

El IBI más bajo del país

El acuerdo contempla también una rebaja fiscal que hará de Sevilla la ciudad con el IBI más bajo del país, afirmó el alcalde. La reducción en los impuestos, que se aplicará en 2019, además de un 5 por ciento menos de IBI para inmuebles residenciales (ya había acordado un 3 por ciento previamente con Ciudadanos), contempla un descenso del 1 por ciento del tipo diferenciado para bienes inmuebles urbanos, y elevar la bonificación al 90 por ciento del IBI para inmuebles relacionados con actividades de urbanización, construcción o promoción inmobiliaria. También, recoge un descenso del 3,50 al 3,25 en tipo del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO); el aumento de la bonificación de la Plusvalía mortis causa; la suspensión de la tarifa de convenios urbanísticos y el estudiar la reordenación de la tasa de basuras.

En cuanto a la Gavidia, el cuarto punto del acuerdo, se recoge iniciar durante el primer semestre de 2018 los trámites para la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) para calificar el suelo como terciario para su enajenación de acuerdo con los usos específicos que prevé el planeamiento; garantizar en los pliegos de venta la inclusión de la rehabilitación de San Hermenegildo como equipamiento cultural y vecinal y desarrollar dichos pliegos con un proyecto que permita reurbanizar la Plaza de la Concordia e incluir medidas necesarias para cumplir la declaración del espacio como lugar de memoria histórica por parte de la Junta de Andalucía.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016