jueves, 23 noviembre 2017
22:16
, última actualización

Primeros pasos para el plan de salud de los Bomberos de Sevilla

El Sindicato Andaluz de Bomberos emplaza a las administraciones y agentes sociales a apoyar una lucha en la que «está en juego la vida de los trabajadores»

24 oct 2017 / 21:25 h - Actualizado: 24 oct 2017 / 22:01 h.
  • Tres bomberos intervienen en el incendio ocurrido en la fábrica de Ybarra de Dos Hermanas en 2016. / Manuel Gómez
    Tres bomberos intervienen en el incendio ocurrido en la fábrica de Ybarra de Dos Hermanas en 2016. / Manuel Gómez

La mayoría de las capitales españolas cuentan con un plan de salud encaminado a mitigar las consecuencias de los riesgos para los bomberos. No es el caso de la ciudad de Sevilla, que está empezando ahora a dar los primeros pasos para su creación a través de una iniciativa del Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB).

La presencia de contaminantes cancerígenos y sus efectos están científicamente demostrados en los diferentes estudios sobre los trabajos que realizan los bomberos, de hecho, su esperanza de vida es de siete años menos en comparación con la media de la población española. Ante esta situación el secretario del SAB, Manuel Poo, insta a los agentes sociales que deben de intervenir y a las administraciones a crear una mesa de trabajo para que se realice un plan de salud en la ciudad de Sevilla.

Según explica el sindicato de bomberos, ya se le ha trasladado este proyecto a la unidad de riesgos laborales del Ayuntamiento de Sevilla y al concejal de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera, con los que pretenden sentarse a hablar próximamente para crear una mesa de trabajo. «Entendemos que es muy necesario crear esta mesa de trabajo que finalice con un plan ambicioso en materia de salud para los bomberos de Sevilla». Además, aclara el secretario del SAB, «podría hacerse extensible a otros servicios que lo necesiten».

Los primeros pasos a seguir pasan por reunirse con el servicio de prevención de riesgos laborales del Ayuntamiento, que según Poo, «ven con buenos ojos la iniciativa». Importante implantar zonas sucias y zonas limpias dentro de los parques de Bomberos de Sevilla y que estén delimitados por norma interna del servicio. Además de distribuir las taquillas de la ropa sucia y la ropa limpia de los trabajadores que estén acompañadas de su correspondiente ventilación. «Este paso de seguridad actualmente no se produce y los bomberos se llevan la ropa contaminada a su casa y la lavan con la de su familia», explica el sindicato. Sería importante también formar e informar a los trabajadores para que fueran conscientes de los riesgos a los que se expondrían por el mal uso del protocolo.

Tener un EPIS (equipos de protección) de reserva dentro del parque en el que se trabaje para cambiarlo si fuera necesario limpiar el utilizado después de una salida a un incendio.

Para la segunda etapa del protocolo sería necesaria la instalación de extractores de humos en el salón de vehículos, pues está demostrado que los gases de los vehículos afectan a la salud de los bomberos. Otro paso importante sería la compra de lavadoras industriales de CO2 que sean capaces de lavar el uniforme de los bomberos y que «no lo tengan que hacer en casa con la ropa de sus familiares», cuenta el SAB.

El tercer paso en el protocolo sería implantar un plan de salud que proteja al bombero de los daños evitables e implementar protocolos de seguridad y descontaminación. Este protocolo no pretende otra cosa que «cuidar y salvaguardar la salud y el bienestar de los Bomberos de Sevilla», explica el sindicato en una nota. Para que esto salga adelante es necesario, argumenta Poo, que el Ayuntamiento de Sevilla y los demás sindicatos quieran trabajar juntos para que sea una realidad.

«No se trata de hacer una inversión de golpe», manifiesta Poo, que argumenta que primero es fundamental una reunión de trabajo para sacar adelante los pasos que se van a seguir. «No hay que olvidar que en juego está la salud de los bomberos de Sevilla», recuerda.

El primer paso ya lo ha dado el sindicato de Bomberos, que espera que los demás agentes sociales y las administraciones apoyen la idea y salga próximamente adelante para «cortar de raíz» o «minimizar» los riesgos a los que están expuestos estos profesionales.

LA AMBULANCIA SE QUEDA FUERA DE SERVICIO

La ambulancia de los bomberos de Sevilla estará varios meses fuera de servicio. Esta paradoja es la consecuencia de un accidente por un fallo humano durante la salida a un servicio de emergencia que «pudo haberse evitado», explica el CSIF en una nota interna. Ante estos hechos afirman desde el sindicato que «si el camión de bomberos hubiera tenido operativa la cámara trasera que trae el vehículo» no hubiera impactado con la ambulancia que circulaba siguiendo al camión de bomberos durante la salida.

Tras estos hechos, los bomberos de Sevilla perderán un servicio que en varias ocasiones se ha catalogado como «fundamental» por parte del servicio. No obstante, el Ayuntamiento ya está trabajando en su reparación. De hecho, explica el CSIF que la reparación se cubrirá con los 97.471,55 euros que se aprobaron recientemente para las averías que se produzcan en el servicio. Además se activarán todas las cámaras traseras de los vehículos que las tengan fuera de servicio para intentar que no se repitan estos accidentes.

Por último, el Ayuntamiento de Sevilla también está trabajando en la adquisición de una segunda ambulancia para la que ya se ha aprobado el gasto en la Junta de Gobierno Local y próximamente se tendrán noticias.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016