jueves, 15 noviembre 2018
02:40
, última actualización
Medio ambiente

Protesta en Plaza Nueva contra las talas de árboles

Colectivos ciudadanos se concentran ante el Ayuntamiento para pedir que se frenen los apeos y se replanteen las actuaciones sobre el arbolado en la ciudad. El gobierno local asegura que los ejemplares son reevaluados antes de actuar y recuerda que es una cuestión de «seguridad»

12 jul 2018 / 09:51 h - Actualizado: 12 jul 2018 / 17:16 h.
  • Concentración este jueves en el Ayuntamiento. / Manuel Gómez
    Concentración este jueves en el Ayuntamiento. / Manuel Gómez
  • Protestas este jueves en el Ayuntamiento. / Manuel Gómez
    Protestas este jueves en el Ayuntamiento. / Manuel Gómez
  • Protestas este jueves en el Ayuntamiento. / Manuel Gómez
    Protestas este jueves en el Ayuntamiento. / Manuel Gómez

Varios colectivos ciudadanos se han concentrado esta mañana frente a las puertas del Ayuntamiento para pedir al gobierno local que se frenen las talas de los árboles previstas para estos días y que pretende acabar con los ejemplares en mal estado, que el Consistorio calcula en 2.500.

Un pequeño grupo de representantes de la Red Sevilla por el Clima, la plataforma Nervión Verde, Equo, IU, Participa Sevilla y ciudadanos de a pie se plantaron para reclamar que se paralice el plan municipal «que elimina un centenar de ejemplares al día, sin tener en cuenta si el estado del árbol requiere de esa tala o si se podrían aplicar medidas alternativas», como aseguran expertos consultados por estos colectivos, al considerarla «masiva e innecesaria», por lo que solicitaron incluso la dimisión del responsable.

Igualmente, IU ha presentado un recurso para que se paralicen los últimos cuatro contratos realizados por el Ayuntamiento de Sevilla para acometer estas labores en el arbolado, por valor de 90.000 euros, al entender que se hacen en base a una urgencia que se justifica en infórmenes de 2015. Por ello, su portavoz, Daniel González Rojas, ha solicitado que se resuelvan dichos contratos.

Por su parte, el director de Parques y Jardines, Adolfo Fernández Palomares, descartó que las actuaciones que se están acometiendo, por motivos de seguridad, se deban a un informe de 2015 pues cada uno de estos ejemplares es reevaluado antes de actuar sobre ellos. Además, defendió que el apeo de los árboles no se decide por parte de la empresa que realiza la tala sino que son funcionarios del Ayuntamiento los que valoran y firman estas actuaciones y realizan un informe específico de cada uno de ellos. Fernández Palomares, aseguró que «tomar una decisión así es difícil pero el gobierno local tiene una responsabilidad» y «estas decisiones hay que tomarlas por seguridad». Igualmente, el responsable de Parques y Jardines insistió que los apeos se hacen de los árboles de manera específica, con una identificación propia de cada caso, y que al ser labores de emergencia, por el estado de los ejemplares, se publican las actuaciones de manera posterior, tal y como permite la ley y la ordenanza municipal. Fernández Palomares insistió en que los árboles históricos de la ciudad están protegidos y admitió que «quizá haya faltado algo más de pedagogía» con la población para explicar el motivo de estos trabajos en el arbolado. Finalmente, recordó que en estos años se han replantado 3.000 árboles y que están previstos otros 5.000, por lo que serán 8.000 ejemplares más cuando acabe el mandato.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016