miércoles, 26 julio 2017
15:29
, última actualización
Inmigración

Protesta en San Pablo por la «deportación» de un senegalés

La caravana Abriendo Fronteras se manifiesta ante Iberia y Vueling por la acción contra este hombre en un vuelo Barcelona-Dakar

16 jul 2017 / 18:01 h - Actualizado: 17 jul 2017 / 20:42 h.
  • Protesta de Abriendo Fronteras en el aeropuerto de Sevilla. / El Correo
    Protesta de Abriendo Fronteras en el aeropuerto de Sevilla. / El Correo
  • Protesta de Abriendo Fronteras en el aeropuerto de Sevilla. / El Correo
    Protesta de Abriendo Fronteras en el aeropuerto de Sevilla. / El Correo

La caravana Abriendo Fronteras ha llevado a cabo este domingo una «acción reivindicativa y de protesta» en el aeropuerto de Sevilla «contra la deportación» de un migrante senegalés este sábado en un vuelo Barcelona-Dakar, y por «detenciones» enmarcadas en ese caso.

Según han informado desde la propia caravana en un comunicado, en el marco de esta acción de protesta se han dirigido «contra las empresas Iberia y Vueling, presentando hojas de reclamaciones y coreando consignas».

Desde la caravana Abriendo Fronteras –que este sábado llegaba a Sevilla en el marco de una marcha iniciada horas antes en Madrid con destino a Melilla para denunciar las vulneraciones de derechos humanos en la Frontera Sur–, aseguran que este sábado «once personas fueron detenidas y denunciadas en el aeropuerto de El Prat de Barcelona por denunciar la deportación de un migrante senegalés en el vuelo a Dakar de la compañía Vueling», así como que «tanto Vueling como Iberia han sancionado a los viajeros que se habían solidarizado con él tratando de impedir el despegue con amenazas de prohibición de volar en sus compañías».

Desde la caravana han querido también con esta acción «denunciar el negocio que suponen las deportaciones». Así, apuntan que «12 millones de euros es lo que nos cuesta al año el llamado servicio de deportaciones del Estado español a empresas como Barceló, Air Nostrum, Iberia, Air Europa y Swiftai», y «la mayoría de las deportaciones son exprés, en menos de 72 horas, sin posibilidad de defenderse».

Según Abriendo Fronteras, «las deportaciones en el año 2016 superaron las 10.000, una cifra superior a la de la llegada de migrantes», y «la mayoría de los vuelos de deportación se hacen en macrovuelos en los que sólo se deporta a migrantes para evitar la resistencia y la solidaridad de la ciudadanía», unos vuelos que «suelen estar compuestos por una mayoría de personal de las fuerzas de seguridad del Estado, lo que genera un escenario de mayor indefensión frente a los abusos policiales, sin testimonios ciudadanos».

Tras apuntar que las «deportaciones» constituyen «una amenaza constante e intencionada a la población migrante, un arma para infundir el miedo e impedir que se organice, defienda sus derechos y denuncie los atropellos y abusos», desde la Caravana Abriendo Fronteras avisan de que «no nos pararán» y «seguiremos denunciando».

En este sentido, condenan «la próxima deportación masiva del próximo 24 de julio a Guinea Conakry», y se solidarizan «con la huelga de hambre que protagonizaron más de 50 personas en el CIE de Barcelona para denunciar esta situación».

VUELO BARCELONA-DAKAR

Un avión que tenía que volar del Aeropuerto de Barcelona-El Prat al Aeropuerto de Dakar-Yoff (Senegal) tuvo que ser desalojado este sábado 16 de julio por la tarde después de que un grupo de pasajeros descubriera que se estaba deportando en el trayecto a un inmigrante y se negara a ello.

Según ha informado Vueling a Europa Press, se trataba de una aeronave que llevaba a 172 personas que tenían que volar de Barcelona a la capital senegalesa y que lo tuvo que hacer con varias horas de retraso tras el incidente.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016