miércoles, 22 mayo 2019
12:59
, última actualización

Resignados al ‘Black Friday’

Parte del pequeño comercio de la ciudad se suma a esta moda comercial importada desde Estados Unidos más por inercia que por convicción. Las grandes tiendas lideran esta corriente

23 nov 2016 / 22:25 h - Actualizado: 24 nov 2016 / 07:00 h.
  • Carteles de Black Friday en una calle de Sevilla. / Jesús Barrera
    Carteles de Black Friday en una calle de Sevilla. / Jesús Barrera
  • El ‘viernes negro’ también ha invadido los comercios sevillanos. / Jesús Barrera
    El ‘viernes negro’ también ha invadido los comercios sevillanos. / Jesús Barrera

TAGS:

Muchos sevillanos no saben ni sabrán nunca quién era Marshall McLuhan, pero este filósofo canadiense ya auguraba en 1962 con su teoría sobre la aldea global una interconexión a escala global que generarían los continuos avances en los medios electrónicos de comunicación. Gracias a estas teorías, explicadas en su libro The Gutenberg Galaxy: The Making of Typographic Man, se puede entender por qué en España, por ejemplo, hemos asumido como algo ya habitual la estrategia comercial denominada Black Friday.

Esta estrategia, importada directamente desde Estados Unidos hace unos años, consiste simplemente en ofrecer importantes descuentos el último viernes de noviembre, para así dar por inaugurada de forma oficiosa la temporada de compras de cara a la Navidad, algo que aquí en España suele arrancar durante el puente de la Constitución e Inmaculada. Y como todo lo que trae el sello norteamericano suele implantares en el país, el Black Friday va ganado poco a poco más adeptos en el comercio sevillano. Lógicamente, las grandes marcas multinacionales no dudan un sólo segundo en ofertar importantes descuentos, y no sólo durante el viernes sino a lo largo de toda la semanas. Pensarán que ya que se hace, se hace a lo grande ¿no?

Ocurre que esta estrategia por parte de los establecimientos más grandes modifica el hábito de los consumidores, que esperan hasta estas fechas para hacer las compras que tienen previstas y dañan –sin intención alguna– al sufrido pequeño comercio de la ciudad. Éste, con un margen más pequeño en cada producto debido al menos volumen de compras, se ve ahora contra la espada y la pared de unirse en la medida de lo posible al Black Friday, o quedarse fuera del mercado.

Así lo explica Pilar Murillo, propietaria de la zapatería De la Rosa, en la calle Puente y Pellón, que justo la mañana de este miércoles estaba ultimando la publicidad que colocará en sus escaparates de cara a este viernes negro, aunque con algo de resignación. «No nos queda otro remedio, pero la temporada de otoño-invierno está siendo muy mala y a ver si al menos ahora se remonta algo, que está la cosa muy mal», lamentó esta joven empresaria que confía en que ahora de cara a la campaña de Navidad mejores la situación. «El frío ha llegado este año bastante tarde y hasta que no llega la gente no se anima a comprar el calzado para el invierno», recordó. De forma contraria piensa Antonio Algarín, cuarta generación del comercio J.A.Algarín, especializado en ropa de hogar desde 1880. «Es el más antiguo de Sevilla», asegura su propietario al tiempo que descarta por completo sumarse a la moda comercial del Black Friday. «Nosotros no nos apuntamos a esta moda, ¿para qué», se pregunta el comerciante que explica dónde cree que está el secreto para sobrevivir sin la necesidad de caer en estas modas comerciales importadas de Estados Unidos. «A lo mejor lo que hay que hacer es poner ese descuento a la hora del primer etiquetado. Es decir, bajar un poco los precios desde el principio y así podrás ser más competitivo desde el principio. Nosotros lo hacemos así. ¿Black Friday? ¿Para qué?», ironizó el comerciante.

Lo que sí queda claro es que esta estrategia comercial, que tiene su significado en que las ventas podrán en números negros las cuentas del negocio, ha calado hondo en la ciudad y sí hay comercios que apuestan decididamente por ella. Y cuántos más días de ofertas, mucho mejor. Las perfumerías Aromas, por ejemplo, amplían los descuentos del viernes a toda esta última semana completa del mes de noviembre, y así lo anuncian con un gran despliegue de cartelería que anuncia grandes ofertas desde el pasado lunes 21 hasta el próximo domingo 27. Mañana viernes, el consumidor tendrá la última palabra, pero parece que el Black Friday también ha llegado para quedarse.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016