domingo, 16 diciembre 2018
15:06
, última actualización

Ryanair estrena trece rutas desde octubre, entre ellas Venecia y Bristol

La aerolínea irlandesa de bajo coste se convierte en líder por volumen de pasajeros en San Pablo en 2017, con casi 1,8 millones, desplazando a Vueling

13 feb 2018 / 18:21 h - Actualizado: 13 feb 2018 / 21:40 h.
  • Prácticamente la mitad de las nuevas rutas para el invierno de 2018 tienen a San Pablo como protagonista. / Efe
    Prácticamente la mitad de las nuevas rutas para el invierno de 2018 tienen a San Pablo como protagonista. / Efe

La apuesta que Ryanair mantiene por el aeropuerto de San Pablo está surtiendo el efecto esperado. El refuerzo de nuevas rutas anunciado el año pasado le ha servido para colocarse como la aerolínea líder en volumen de pasajeros transportados al cierre de 2017 arrebatándole así el podio a la española Vueling, que lo ocupó en 2016.

Así, según los datos de Aena, Ryanair transportó a 1.791.596 viajeros el año pasado, frente a los 1.614.563 que utilizaron las plataformas de Vueling. Entre las dos compañías aéreas aportaron el 67 por ciento del total de personas que pasaron por San Pablo, y que ascendieron en el conjunto del ejercicio hasta los 5.091.205 pasajeros. En enero la tendencia de récord se mantuvo, con un incremento del 33 por ciento en viajeros, un ritmo que previsiblemente se mantendrá gracias a los nuevos enlaces que estrenará San Pablo el próximo invierno.

Sevilla estará conectada con trece nuevas rutas de Ryanair según la programación de invierno, que se extiende desde finales de octubre hasta finales de marzo. Tal y como viene haciendo, la aerolínea centra sus esfuerzos en ampliar los destinos internacionales desde el aeródromo hispalense, con once enlaces de estreno frente a dos nacionales: Fuerteventura, que contará con dos frecuencias semanales y Alicante, con la que conectará San Pablo tres veces por semana.

Los nuevos destinos desde los que se podrá volar desde Sevilla desde finales de octubre son Venecia Treviso, que contará con tres frecuencias semanales; Oporto, con tres conexiones a la semana; Bristol, con dos enlaces semanales; Tánger y Rabat, con dos frecuencias a la semana; Edimburgo, con dos conexiones semanales, las mismas que tendrá Nantes, Luxemburgo, Malta, Catania y Cagliari.

Ryanair presentó ayer su calendario de invierno para el conjunto del país, donde anunció el estreno de 29 rutas, prácticamente la mitad de ellas tienen como protagonista al aeropuerto hispalense, y el aumento de frecuencias en 35 rutas que ya opera. La aerolínea señaló en un comunicado que para la temporada de invierno de 2018 contará con más de 500 rutas y una previsión de transporte de más de 41,5 millones de pasajeros en 26 aeropuertos españoles, lo que representa un incremento de las operaciones en España del nueve por ciento.

A partir del mes que viene los clientes en España podrán hacer sus reservas anticipadas para viajar hasta marzo de 2019. Como suele hacer habitualmente, la aerolínea lanza una oferta de asientos a partir de 19,99 euros para viajar entre marzo y mayo. Estos billetes ya están disponibles para su reserva hasta este viernes, 16 de febrero, a través de www.ryanair.com.

Ya en la temporada pasada la aerolínea irlandesa de bajo coste lanzó un paquete de dieciséis nuevos enlaces, fundamentalmente a destinos fuera de nuestras fronteras, una estrategia que está dando sus frutos en volumen de viajeros.

Fuentes de Ryanair reseñaron que Sevilla y Valencia, donde se estrenarán seis nuevos enlaces, son por este orden, las prioridades para la compañía, que apuesta así por la desestacionalización, en una temporada que no es la alta, y por destinos que habitualmente no están tan bien conectados.

Alicante y Palma tendrán tres conexiones nuevas respectivamente, mientras que Barcelona, Tenerife Sur, Gran Canaria y Santander completan la nómina de aeropuertos que estrenarán ruta.

Rebaja de precios del 30% en Barcelona para llenar los aviones

La compañía, que emplea a 800 pilotos en España, asegura que seguirá creando empleo y turismo en España, al tiempo que reconoce que la situación en Cataluña es delicada y que les ha obligado «a reducir precios en un 30 por ciento en Barcelona para mantener la demanda». Este decrecimiento se inició a finales de verano y se sigue manteniendo en la actualidad. La aerolínea mantendrá las tarifas con un descuento adicional mientras se mantenga la tensión. «Hemos tenido que bajar las tarifas de forma muy significativa para seguir llenando los aviones», justificó el responsable comercial de la aerolínea, David O’Brien.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016