sábado, 17 noviembre 2018
05:05
, última actualización

«Sevilla lleva estancada siete años, pero como el resto del país»

Se define como «el pegamento» que tiene que llevar las demandas –ya históricas– de los sevillanos a Madrid. Y, aunque lleva pocas semanas, defiende que con la llegada de Pedro Sánchez ha virado el viento y ahora pueden llegar las ansiadas inversiones

12 ago 2018 / 21:25 h - Actualizado: 13 ago 2018 / 10:05 h.
  • El nuevo subdelegado del Gobierno central en Sevilla, Carlos Toscano. / Fotos: Jesús Barrera
    El nuevo subdelegado del Gobierno central en Sevilla, Carlos Toscano. / Fotos: Jesús Barrera

TAGS:

Es escuchar el apellido Toscano y trasladarlo a Dos Hermanas, donde Pedro Sánchez puso su primera piedra de la escalera que le ha llevado a La Moncloa. Sin embargo, quien habla no es el alcalde nazareno, sino su hermano, Carlos Toscano, que llega a la primera línea política como subdelegado del Gobierno en Sevilla tras una dilatada trayectoria política que se inició como concejal en Morón de la Frontera y se forjó en los pasillos de la administración andaluza. Esos trienios le llevan a tener un juicio, asegura, «reposado y reflexivo ante los problemas».

—Hará falta mucha calma para atender todas las deudas históricas que tiene el Estado con Sevilla.

—Tengo una experiencia en la que conozco mucho los problemas de Sevilla. Sí, la ciudad ha estado estancada los últimos siete años, aunque no mucho más que el resto de España. Es una realidad que está ahí y es cierto que recibimos muchas demandas de los responsables políticos, pero creo que una de las funciones más apasionantes de este puesto es ser el pegamento entre las tres administraciones [Gobierno, Junta y Ayuntamiento] y a eso nos tenemos que deber.

—Empecemos por lo más inmediato, ¿Sevilla es una provincia insegura?

—En el problema de la seguridad, tenemos que tranquilizar a la sociedad. Los datos de criminalidad en Sevilla y su provincia no son para nada alarmantes. Los índices de delincuencia son bastante buenos con carácter general. Eso no significa que no ocurran cosas y que, por supuesto, haya que tomar medidas.

—No me negará que lo de Carmona genera preocupación. El comercio sigue con el miedo en el cuerpo.

—Primero, quiero trasladar las más profundas condolencias a la familia del fallecido. La Guardia Civil está trabajando de forma profesional en Carmona. Se han trasladado desde Madrid agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares, que es el más especializado de España, y esperemos que en poco tiempo puedan aportar novedades. Mientras tanto, hay que dejar que trabajen.

—Tampoco se escapa de esta sensación de inseguridad Alcalá de Guadaíra, ¿cómo se le traslada tranquilidad?

—El otro día estuvimos reunidos con la alcaldesa de Alcalá de Guadaíra a la que le trasladamos que no hay un índice de delincuencia que genere alarma, aunque sí se han producido robos puntuales en el centro, como el de la joyería, que generan preocupación, pero que se ve cómo se ha actuado con la reciente detención de uno de los presuntos autores.

—Los sindicatos calculan un déficit de 500 agentes de Policía en Sevilla que no se han cubierto en los últimos años, ¿se prepara algún tipo de compensación futura ante el reparto de efectivos?

—El problema que arrastramos es histórico. Pero no solo en materia de seguridad, sino del conjunto de la administración. Con los alcaldes me reúno todos los días y me trasladan el problema de no poder incorporar más efectivos de Policía Local, Bomberos o arquitectos. Con el PP ha habido un bloqueo absoluto del acceso de funcionarios, con la tasa de reposición cero. Los servicios públicos trabajan con menos personal del idóneo y eso es extensivo en los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Eso no se solucionará en tres meses. Pero hay signos de un cambio de tendencia. En la plantilla de Sevilla se han incorporado 60 guardias civiles y 40 policías nacionales en las últimas semanas. No son suficientes, pero ya son algunos más que antes.

A todo ello va a ayudar la gran oferta de empleo público de más de 30.000 plazas anunciada hace poco por la ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet.

—Sobre la comisaría del Distrito Sur, ¿ha consultado el informe que impedía su ubicación en el Polígono Sur?

—En vez de hablarte de un informe técnico interno, que no es prudente, sí te voy a hablar que la voluntad política de revertir el proceso y que la comisaría esté dentro de la Tres Mil como se acordó en el plan integral. No entiendo qué razón ha llevado al PP a ignorarlo.

—Ya están abiertos dos tramos más de la SE-40, ¿se estrenará pronto el tramo en obras de Dos Hermanas?

—El tramo de Alcalá y Dos Hermanas está al ritmo adecuado y se estima que, salvo un arranque de año tremendamente lluvioso, esté acabado en la primavera de 2019.

—¿Y los túneles?

—He escuchado por ahí a alguno barajando que no se va a hacer. No sé si es prudente decirlo, pero el ministro Ábalos mima Sevilla y su voluntad es avanzar en los túneles y cerrar el anillo de la SE-40. No se le escapa a nadie que los túneles son el tramo técnicamente más complejo. Yo tengo, y eso es una intuición como nazareno, que terminado el tramo de Dos Hermanas y el de Coria es el siguiente en poner en servicio.

—Su intuición necesita también 700 millones de euros.

—Efectivamente.

—¿La posible ampliación del Centenario, que sería más barata, no sería una buena excusa para aplazar los túneles? El PP lo ha insinuado.

—Una cosa no condiciona la otra. El puente del Centenario está cerca de cumplir los 30 años y tiene que someterse a operaciones de mantenimiento que se harán sin cortar el tráfico. Al ver las soluciones técnicas, existe una posibilidad de ganar un carril con el actual tablero. Nadie que tenga esa posibilidad sobre la mesa diría que no y es menos costosa que la propuesta del puente de Rande, que podría entrar en una segunda fase. Fíjese, Ábalos no ha dudado en calificar de urgente esta actuación.

—Los propietarios de Palmas Altas estarán frotándose las manos con esta ampliación.

—Hemos estado reunidos con Palmas Altas y ya hay una actuación, de siete millones, que van a asumir los promotores pero dirigida por Demarcación de Carreteras. Vamos a intentar que todo el tráfico que acceda a Palmas Altas no tenga necesariamente que pasar por las dos rotondas con problemas.

—Han anunciado que retomarán la obra de la N-IV, ¿qué llegará antes, el desdoble o el fin del peaje? ¿Son necesarias ambas actuaciones?

—Con una carretera sin peaje, es bueno que haya un desdoble. La especial circunstancia geográfica de Cádiz hace que su única salida real y natural sea hacia Sevilla. Convivirán las dos vías.

—Del Metro, mejor nos esperamos a la visita del ministro para cerrar la financiación

—Al margen de las partes que se van a costear, si son iguales o no lo son, hay que recordar que la línea 1 se consiguió con un Gobierno, una Junta de Andalucía y un Ayuntamiento socialista. Ha tenido que volver el PSOE para que haya encaje para el desarrollo de la línea 3.

Ábalos lanzó muchos anuncios, pero no dijo nada del Cercanías al aeropuerto, que tiene un presupuesto de cinco millones, ¿no está entre las prioridades?

—Hay una dotación presupuestaria para que ese Cercanías exista y, se habló como prioridad con el alcalde. Lo primero que se verá es un acuerdo para un estudio técnico que lo haga viable.

—¿Qué mano tiene el Estado para revertir la situación de emergencia social de los barrios más pobres de España como Pajaritos, Polígono Sur o Torreblanca?

—Esos barrios tienen un problema básico, que es tener el PIB más bajo del país. No es solo un problema de seguridad, de viviendas o de educación. Es global. El Ayuntamiento, con buen criterio, ha aplicado en Amate-Tres Barrios y Polígono Sur planes integrales en los que ha pedido la colaboración del Estado. En julio, los vecinos de Amate me dijeron que era el primer subdelegado que se sentaba con ellos para explicar lo que hacemos y podemos hacer. En esa reunión, me gustó oír al alcalde dar medidas para la regeneración del barrio. Solo con actuaciones integrales se levantará ese PIB.

—¿Se retomarán las reuniones a tres para el Plan Integral del Polígono Sur?

—Nos hemos comprometido con la comisionada que, a partir de septiembre, volverán las reuniones periódicas, que estaban muy paradas, para hacer balance de cómo vamos y ver las próximas actuaciones. Nuestro papel es a demanda. La primera ha sido la reubicación de la comisaría y estamos con ellos.

—Espadas quiere implantar un plan integral en Torreblanca, ¿el Estado se sumará?

—El día que exista un plan integral para Torreblanca nos sentaremos con el alcalde, analizaremos el plan y aportaremos todo lo posible.

—Parece que la coincidencia política ayuda a desbloquear, ¿también en la compra de las viviendas del Patio de Banderas? Antonio Muñoz está entusiasmado.

Más allá de los casos concretos, el presidente, Pedro Sánchez, ha dicho que antepongamos en todo el diálogo y el consenso. Con el Patio de Banderas nos sentaremos y buscaremos soluciones.

—¿Compraventa o permuta de suelos?

—En ello estamos. No me tire de la lengua.

—¿Qué noticias hay del pack de los tres museos?

—El ministro de Cultura, José Guirao, quiere reunirse con el consejero andaluz y buscar soluciones para el Arqueológico, el de Bellas Artes y el de Artes y Costumbres. Estoy convencido de que en fechas muy breves vendrá el ministro. Además, llegó a manifestar que le encantaría ser el ministro que amplíe el Bellas Artes de Sevilla.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016