jueves, 21 marzo 2019
13:40
, última actualización

Sevilla recupera su vocación universal con el I Foro Global de Gobiernos Locales

El objetivo de la cumbre es buscar soluciones desde las ciudades a los grandes retos del planeta

23 nov 2017 / 13:27 h - Actualizado: 23 nov 2017 / 21:08 h.
  • Sevilla acoge el I Foro Global de Gobiernos Locales. / EP
    Sevilla acoge el I Foro Global de Gobiernos Locales. / EP

Reivindicar el papel de las ciudades como solución y no como generadores de los problemas fue una de las claves que más se repitió ayer en la que fue la segunda jornada del I Foro Global de Gobiernos Locales. Un encuentro en el que se dan cita desde el miércoles 70 municipios de cuatro de los cinco continentes, una quincena de idiomas distintos y la asistencia de unos 150 delegados de gobiernos locales. Una combinación que irremediablemente recuerda, más en su 25 aniversario, a la Expo 92 –aunque en un contexto bien distinto– y que llevó al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, a recordar el papel de la capital hispalense «como ciudad milenaria, puerta de América con una vocación universal que se retoma con esta cita» de la que, avanzó, saldrán «respuestas y acciones concretas desde las instituciones locales para dar soluciones a los grandes retos del planeta».

El alcalde no dejó pasar la oportunidad para reclamar un acuerdo de Estado y un «mejor reparto de los recursos» en el que se priorice la distribución «desde abajo hacia arriba». «Pues en lo local es donde de verdad se atajan los problemas».

Y es que el objetivo del foro, «el inicio de la andadura de un sueño», que nace con espíritu de continuidad y cuenta con el apoyo de la ONU, es lograr acuerdos entre gobiernos locales con los que seguir avanzando en los compromisos de desarrollo sostenible recogidos en la nueva agenda urbana 2030 y en el cumplimiento de los acuerdos de París.

«Este foro es una oportunidad para cambiar el pesimismo por el inconformismo», dijo Espadas, que apostó por convertir Sevilla en «un gran laboratorio urbano», tras anunciar la firma durante el encuentro de 27 acuerdos con ciudades de todo el mundo. «Queremos ciudades fuertes, proactivas y compactas en un viaje en el que debemos actuar conjuntamente». En este sentido el alcalde puso el acento en la necesidad de «crear una red, una estructura, una metodología de trabajo común» en la que los gobiernos locales tienen un papel crucial. «En este barco, llamado Tierra, estamos todos. Siempre parecen malos tiempos para abordar la sostenibilidad, con la aparición de la crisis, con el terrorismo o con líderes que priman la autoridad sobre el consenso, pero los gobiernos locales tenemos la oportunidad de paliarlo y asumir compromisos. Tenemos que asociarnos para desarrollar acciones concretas sobre el territorio y pensar desde lo público legal, social y políticamente».

En cualquier caso, el alcalde quiso recordar que el camino no comienza desde cero, y ya hay «síntomas de esperanza» en cuanto a la actitud para afrontar el cambio climático, por ejemplo. «Ya no estamos en el debate, en las ideas, hemos pasado a la implantación de medidas», explicó Espadas quien defendió que las ciudades «no deben verse como generadores de problemas sino también como las soluciones a ellos».

«Contaminar la economía de ecología» fue otra de las máximas que señaló Espadas, quien aseguró que nos encontramos ante la cuarta revolución industrial y recordó el papel de las smart cities para poner la tecnología al servicio del ciudadano y «acabar con la brecha digital». Además, llamó a «repensar la gobernanza urbana». «Es necesario que las ciudades se planeen bajo criterios ambientales adaptándose a la escala humana». El regidor hispalense finalizó su intervención con la esperanza de que estos días se desarrolle «un proyecto común que dará sus frutos y que hará que en el futuro digamos nosotros estuvimos ahí, nosotros lo hicimos posible».

El acto de inauguración contó además con la presencia del consejero andaluz de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano; la directora de la oficina ONU-Habitat en España, Carmen Sánchez-Miranda; el alcalde de Soria y vicepresidente de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) y del Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE), Carlos Martínez, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García.

Ramírez de Arellano aprovechó su intervención para poner en valor el papel de los gobiernos locales para luchar contra la pobreza extrema, la desigualdad y el cambio climático para lo que consideró clave la cooperación.

Por su parte, Sánchez-Miranda destacó la «oportunidad estratégica» de este foro, ya que «estamos convencidos de que la batalla por la sostenibilidad global se llevará a cabo en las ciudades». Apostó por un cambio de paradigma «a todos los niveles» para hacer ciudades más sostenibles y seguras. «Debemos tener una respuesta compartida» a problemas comunes. Desde la ONU también su secretario general, Joan Clos, abogó en un vídeo por un «cambio conceptual radical y apostar por los ayuntamientos que son la línea más directa de respuesta a los retos que afectan a la población».

El rol de los gobernantes locales como «protagonistas básicos del cambio y para resolver los problemas de una sociedad global» es la idea que quiso defender el vicepresidente de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos. «Tenemos que reconocer nuestro papel. La sociedad reclama cambios de rumbo, decisiones, hechos, amplitud de miras, coherencia y equilibrio ante el grandísimo reto que hay por delante», señaló Martínez, quien exigió compromisos europeos, directrices nacionales y estrategias a todos los niveles.

Finalmente, Fernando García fue el encargado de mostrar el apoyo estatal a esta iniciativa, tras apuntar a Sevilla como «lugar de encuentro entre culturas a lo largo de su historia», y anunció el desarrollo del quinto plan director de cooperación española, en trámite parlamentario, y que mantendrá su apuesta por el derecho a una vivienda en condiciones dignas, la gobernabilidad urbana inclusiva y la recuperación del patrimonio. García apostó por trabajar para que el desarrollo de smart cities vaya acompañado también por el de las safe cities, «con espacios verdes y transportes seguros».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016