martes, 25 junio 2019
11:33
, última actualización

«Sevilla transpirará Murillo»

Con la constitución del comité científico arranca la organización del cuarto centenario del nacimiento del pintor, que se prolongará hasta 2019 y en el que se recreará la ciudad del XVII

25 may 2016 / 14:24 h - Actualizado: 25 may 2016 / 22:19 h.
  • La comisión científica constituida hoy para la conmemoración del IV Centenario del nacimiento del pintor Bartolomé Esteban Murillo.
    La comisión científica constituida hoy para la conmemoración del IV Centenario del nacimiento del pintor Bartolomé Esteban Murillo.

Y por fin los preparativos para celebrar el cuarto centenario del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo, que vino al mundo el 31 de diciembre de 1617, echan a andar. El pistoletazo de salida lo ha dado la constitución del comité científico, una especie de consejo de sabios «en el que depositamos la base intelectual que debe constituir el programa» del evento. La frase es del alcalde, Juan Espadas, que avanzó poco (más bien nada) sobre lo que se va a hacer apelando a una «necesidad evidente de confidencialidad», pero adelantó varias ideas: que va a ser «el primer gran homenaje que hace la ciudad a Murillo en toda su historia», que lo que se haga «servirá para recrear la ciudad en esa época» y que, pese a que el toro de las fechas ha cogido a las administraciones con poco camino recorrido, «estamos absolutamente a tiempo de hacer algo muy grande». «Sevilla transpirará Murillo», avanzó a modo de colofón, una forma de decir también que la celebración se va a desarrollar por toda la ciudad, no sólo en el casco histórico.

El mensaje principal es que el proyecto que se presente va a ser «ilusionante y potente», a partir de ahí Espadas reclamaba un acto de fe y solicitaba confianza en lo que se va a hacer, una petición que recordó a la que lanzó a propósito de la programación navideña cuando el personal se puso nervioso al saber que no se iba a hacer el maping de la plaza de San Francisco. ¿Qué motivos hay para esta confianza? Básicamente, que aunque no lo parezca asegura que hay bastante camino recorrido y que el resultado final va a gustar.

Habrá exposiciones, por supuesto, pero este cuarto centenario «tiene que ser algo más, no queremos que se quede en eso». La idea es recrear la Sevilla del XVII, una ciudad poderosa que era epicentro económico, de actividad científica y artística. Habrá rutas murillescas, pero sobre todo lo que se quiere es un evento «socializado» porque, además, hablamos de un pintor «cercano al ciudadano de a pie, muy accesible al gran público». La intención es que la celebración «irradie al conjunto de la ciudad», y de ahí a los ámbitos universitario, educativo, cultural, social y más allá, porque el objetivo es extenderse por Andalucía y, ya puestos, dar el salto nacional.

Las fechas no están todavía definidas, aunque el grueso de la celebración se volcará en 2018 (a eso ayuda que el pintor naciera el 31 de diciembre de 1617) y se prolongará hasta finales de ese año o principios de 2019. Se garantiza la viabilidad económica y se subraya la importante producción científica que el evento dejará tras de sí, cuestión que en realidad suele ser la principal vara de medir de este tipo de acontecimientos.

Para garantizar el soporte económico es fundamental que el Gobierno central declare el evento como de excepcional interés público, porque eso conlleva importantes beneficios fiscales y anima a participar a los inversores, como ya hay coleccionistas privados dispuestos a estar presentes. Eso, subrayó Espadas, está garantizado y se incorporará a los presupuestos del Estado de 2017 con vigencia también para 2018. El Gobierno además está presente en esta aventura porque junto al comité científico se ha puesto en marcha la comisión de coordinación institucional, en la que están Ayuntamiento, Junta y Estado. En unas semanas, se insistió, se presentará el programa completo con su logotipo. A partir de ahí, Sevilla empezará a respirar Murillo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016