jueves, 18 julio 2019
07:07
, última actualización

Sevillanos en busca de su mejor destino

Seguimos prefiriendo la playa, pero nos adaptamos al primer vuelo ‘low cost’ que encontremos. Las agencias, mientras, mantienen el pulso cuando de lo que se trata es de ir lejos y hacerlo con seguridad

07 mar 2017 / 09:01 h - Actualizado: 07 mar 2017 / 09:04 h.
  • La bulliciosa Times Square, el famoso cruce de la Séptima con Broadway, con sus cientos de anuncios y carteles de musicales es cita obligada para los turistas sevillanos que viajan a Nueva York. / El Correo
    La bulliciosa Times Square, el famoso cruce de la Séptima con Broadway, con sus cientos de anuncios y carteles de musicales es cita obligada para los turistas sevillanos que viajan a Nueva York. / El Correo
  • Turistas en las inmediaciones del Santuario de Lourdes. / El Correo
    Turistas en las inmediaciones del Santuario de Lourdes. / El Correo
  • Las típicas góndolas venecianas en el Gran Canal, con San Jorge el Mayor al fondo. / Txetxu Rubio
    Las típicas góndolas venecianas en el Gran Canal, con San Jorge el Mayor al fondo. / Txetxu Rubio
  • Un crucero turístico recorre los fiordos noruegos. / El Correo
    Un crucero turístico recorre los fiordos noruegos. / El Correo

La globalización hace mucho que llegó al mundo de los viajes. Algo ha ayudado a ello el poder llegar a golpe de click a cualquier rincón del planeta; una realidad con la que conviven las agencias de viajes y también los propios viajeros. Sin embargo, como en todo, también hay clases a la hora de salir pitando y los andaluces en esto, no estamos en el podio. «Tenemos el sol, poseemos el mar y la montaña; tradicionalmente hemos sido vagos a la hora de marchar fuera; a lo que tampoco ha ayudado la modestia económica y el hecho de que muchos posean una segunda vivienda en la playa», explica Octavio Martín, licenciado en Turismo.

«Los andaluces son peores viajeros que los catalanes, asturianos, murcianos o los gallegos», reconoce el empresario Antonio Távora, de Viajes Triana. Si en 2012 un estudio de Sigma Dos revelaba que los jóvenes sevillanos eran los más audaces a la hora de irse para trabajar en destinos extranjeros; a la hora de disfrutar de las vacaciones nos mostramos bastante conservadores. «El turismo de playa sigue manteniendo una cuota muy importante; especialmente entre quienes no poseen una segunda vivienda», cuenta Martín. De otro lado, el auge de compañías de vuelo low cost ha suscitado un gran interés por las capitales europeas. «Si tenemos un vuelo a Eindhoven por 30 euros muchos jóvenes decidirán irse allí de fin de semana, aunque no sea una ciudad representativa de Holanda», comenta Távora, quien se muestra crítico con este tipo de vuelos baratos. «No tenemos ninguna compañía aérea de primer nivel que vuele diariamente desde Sevilla a capitales como Londres, París o Berlín; somos un destino atractivo y barato para el turista centroeuropeo pero nosotros no somos recíprocos con ellos; no enviamos turistas de manera caudalosa a estos destinos, por eso florecen los vuelos baratos a aeropuertos de segunda línea», detalla.

No obstante en lo que sí coincide el sector de las agencias de viaje en Sevilla es en que poco a poco se está notando el renacer de una cierta alegría a la hora de elegir destinos, de salir fuera. «Cada vez hay más variedad en la elección de los rumbos; y eso es un buen síntoma», reconoce Távora, quien recuerda en su amplia trayectoria haber vendido vuelos auténticamente extraños a sevillanos que solicitaron ir a Busán (Corea del Sur) o Saskatoon (Canadá); además de viajes organizados a las islas más remotas del planeta.

En 2012 echaron el cerrojo en la ciudad una decena de agencias de viaje; una cifra que siguió aumentando en los años sucesivos y que remonta muy lentamente; «aunque nunca volverá a los números de antaño», según Martín. Afirmar que el sevillano busca mayoritariamente en internet antes de decidirse por un destino o de visitar la agencia casi no es decir nada; porque este es el comportamiento global del usuario. Sin embargo, las agencias resisten y el vaticinio, felizmente, es que lo seguirán haciendo. «El billete más barato no está ni en la red ni en la agencia; está donde tú lo ves por primera vez», opina Távora. «La gente suele buscar primero en internet y luego va a la agencia; con lo que el precio en la segunda puede ser mayor. Ahí está el error; en el tiempo perdido entre una y otra búsqueda; hay que ir primero a la agencia porque tenemos herramientas profesionales que ni están ni estarán en la red; además del servicio posventa que, a menudo se olvida, y puede ser fundamental a la hora de redondear una buena experiencia de viaje», reivindica el veterano empresario.

«Los grandes viajes son los que aún se gestionan a través de agencias, porque el ciudadano que viaja al sudeste asiático o al corazón de África quiere saber que alguien vela por él en el caso de encontrarse con algún problema», asegura Octavio Martín. En ese sentido también los cruceros siguen teniendo como principal emisor de ventas a las agencias; por el coste de estos y también por la seguridad que busca el comprador a la hora de tener todos los extras que quiera confirmados. «Gustan mucho los cruceros por el Mediterráneo, ya sea Occidental u Oriental y por las capitales Bálticas. Los primeros se venden hasta bien entrado el otoño pero los otros solo están disponibles de mayo a septiembre», apostilla Elena León, que ha analizado en un reciente estudio el mercado de los cruceros tematizados.

Tampoco sorprenderá a nadie que, año tras año, el destino estrella para cualquier sevillano –y para cualquier extremeño, lisboeta, suizo o finlandés– sea Nueva York. Las posibilidades de vuelo para llegar, la oferta de la ciudad y la variedad en las categorías de alojamiento hacen que sean legión quienes sucumben al encanto de invertir sus euros en conocer (o intentarlo, dadas sus dimensiones) la Gran Manzana.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016