jueves, 27 julio 2017
11:16
, última actualización

Todas las ayudas son pocas

Prestaciones económicas por nacimiento de hijo, reducción de jornada, excedencia, deducciones en la declaración de la renta o guarderías son algunos beneficios que se ofrecen a las madres

05 may 2017 / 13:42 h - Actualizado: 06 may 2017 / 16:29 h.
  • Una madre juega con su pequeño al que le transmite mucho amor y ternura. / Pixabay
    Una madre juega con su pequeño al que le transmite mucho amor y ternura. / Pixabay

Traer un hijo al mundo o adoptarlo es muy costoso. Solo los dos primeros años de vida de un bebé pueden suponer un desembolso de hasta 15.000 euros. Para amortiguar este gasto y para apoyar a las madres, padres y familias, el Gobierno central, las comunidades autónomas y algunos ayuntamientos ofrecen diferente tipos de ayudas. Pero siguen siendo insuficientes. A finales de 2007, el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero implantó el polémico cheque-bebé, una ayuda de 2.500 euros por nacimiento de hijo o adopción para todos los progenitores sin excepción. Sin embargo, esta medida tuvo un recorrido muy corto: solo duró tres años. A partir de ese momento el apoyo a la maternidad quedó mermado.

Sobre el papel las ayudas a la maternidad en España pueden parecer muchas, pero si se profundiza resultan escasas, ya no solo por el parco apoyo económico, sino por las pocas facilidades que se dan para la conciliación. Un ejemplo de esta situación es el permiso por maternidad que tiene una mujer trabajadora en España: es de 16 semanas –112 días– remuneradas al cien por cien, de las cuales las seis primeras son obligatorias para la madre, mientras que las otras 10 se pueden repartir entre el padre y la madre. En otros países como Noruega la madre tiene 56 semanas percibiendo el 80 por ciento de su salario o 46 semanas ganando el 100 por cien. Sin ir tan lejos, en el vecino Portugal el permiso por maternidad es de 120 días cobrando el cien por cien o de 150 recibiendo el 80 por cien del salario.

A este permiso por maternidad, en España se puede unir el de lactancia. La madres trabajadoras pueden ausentarse una hora al día por lactancia hasta que el bebé tenga nueve meses, una reducción que se puede acumular a la baja maternal, lo que supone que esta se incremente en 15 días más de permiso.

También está contemplado que una mujer trabajadora pueda solicitar una reducción de su jornada de entre un 1/8 y la mitad de la jornada laboral hasta que el niño tenga 12 años. Además, las madres pueden pedir una excedencia para cuidar a su hijo hasta que cumpla los 3 años. Con este permiso la empresa está obligada a respetar el puesto de trabajo el primer año y teniendo asegurado un puesto de la misma categoría a partir de entonces.

A estos apoyos se unen los que ofrece la Seguridad Social. Las familias que tengan unos ingresos anuales que no sobrepasen los 11.386 euros tienen derecho a una ayuda de 291 euros anuales hasta que el hijo sea mayor de edad.

Asimismo, hay respaldo para las madres que han tenido un parto múltiple. El apoyo económico varía dependiendo del número de bebés. La ayuda por dos hijos es de 2.565 euros, por tres se eleva a 5.131 y si ha tenido cuatro o más asciende a 7.697.

Otra ayuda es la de un pago único de 1.000 euros para familias numerosas y para madres que tengan una discapacidad igual o superior al 65 por ciento.

Por su parte, la agencia tributaria también hace sus guiños a las madres trabajadoras que tengan pequeños de menos de tres años. Estas pueden recibir una ayuda mensual de 100 euros al mes. Pero si se prefiere, la Agencia Tributaria da la opción de incluir una deducción en el impuesto sobre la renta anual de 1.200 euros.

Esta ayuda es compatible con otras proporcionadas por el Gobierno central y por las comunidades autónomas. No obstante, no pueden optar a ellas las madres trabajadoras que se encuentren en paro durante esos meses, porque no habrán o no estarán cotizando a la Seguridad Social.

En el caso de madres que sean autónomas, estas también podrán solicitar la ayuda siempre que sean trabajadoras activas y coticen mensualmente en el régimen general o en el de autónomos al menos 100 euros mensualmente.

El Servicio Público de Empleo (SEPE), antiguo INEM, también presta apoyo a las madres trabajadoras en paro que tengan cotizaciones por desempleo. Ofrece un subsidio de 426 euros al mes para aquellas madres con hijos a cargo que hayan agotado la prestación por desempleo. También existe un subsidio por insuficiencia de cotización. A ello se une el Plan Prepara, que es una ayuda que se puede solicitar una vez agotados el paro y los demás subsidios. Por último está el Plan de Activación para el Empleo, es una prestación del SEPE para quienes hayan agotado todas las ayudas.

Respecto a los apoyos que ofrece la comunidad andaluza, uno de ellos es las deducciones de la cuota autonómica del IRPF, que en Andalucía es de 100 euros.

Además, el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ofrece un programa de atención social dirigido a prestar acogimiento temporal a mujeres jóvenes embarazadas o con hijos, cuyas circunstancias económicas y familiares le impidan permanecer en su medio ante el posible riesgo para ellas o sus descendientes. Para el desarrollo de estos programas dirigidos a mujeres en estas circunstancias y que necesitan una actuación especial, el Instituto Andaluz de la Mujer colabora con entidades sin ánimo de lucro, como las ONG.

Para conocer todas las ayudas que se ofrecen a la maternidad se puede consultar en la web guía de ayudas sociales y servicios a las familias 2017, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016