lunes, 16 septiembre 2019
16:36
, última actualización

Un SOS por el Arqueológico

Un grupo de sevillanos lanza una plataforma para exigir una solución para el edificio de Aníbal González y frenar el deterioro del museo con una de las colecciones más importantes del país

24 may 2017 / 06:33 h - Actualizado: 24 may 2017 / 17:48 h.
  • El antiguo Pabellón de Bellas Artes de la Plaza de América fue cedido al Estado hace 75 años para albergar el Museo Arqueológico. / José Luis Montero
    El antiguo Pabellón de Bellas Artes de la Plaza de América fue cedido al Estado hace 75 años para albergar el Museo Arqueológico. / José Luis Montero
  • La web ReforMASE que exige una solución para el Arqueológico. / El Correo
    La web ReforMASE que exige una solución para el Arqueológico. / El Correo

El Museo Arqueológico acumula años de promesas incumplidas. Intacto desde la década de los 70, el proyecto de remodelación de Vázquez Consuegra lleva guardado en un cajón desde que se anunció en el año 2009. Ante esta eterna espera, un grupo de sevillanos ha decidido alzar la voz para sacar de esta larga pausa al que fue Pabellón de Bellas Artes en la Exposición Iberoamericana de 1929 y a una de las colecciones más completas e importantes del país. Fue el jueves pasado, el Día Internacional de los Museos, el momento elegido para dar a conocer la plataforma desde la que se exige ese cambio de rumbo que se hace esperar desde hace demasiado tiempo.

La web ReforMASE (reformase.wordpress.com) –cuyo nombre surge de la fusión de Reforma y Museo Arqueológico de Sevilla– pone en valor no solo la historia y la colección del Arqueológico, sino también el proyecto de rehabilitación del inmueble de Aníbal González que proyectó Vázquez Consuegra, y que duerme en el sueño de los justos desde hace ocho años, «de manera que cualquiera puede ver qué es lo que está pendiente de hacer», explica Sergio Harillo, un historiador del Arte enamorado del Arqueológico que decidió hace un año que la ciudadanía tenía que tomar cartas en el asunto tras una visita de blogueros al centro con su directora, Ana Navarro. «El Arqueológico no puede esperar más y las instituciones no invierten en la reforma. Es un problema que se alarga en el tiempo sin que se le ponga una solución». Para Harillo la esperanza reside en la ciudadanía. «Los sevillanos pueden tomar la palabra y reclamar con su movilización un compromiso en firme a las administraciones para salir de este bloqueo», apunta.

Un ejemplo de que la exigencia ciudadana sirve y al que recurre Harillo es el Museo de Málaga. «Los ciudadanos salieron a la calle, se manifestaron para exigir ese centro además en el Palacio de la Aduana, ubicación en la que se ha terminado abriendo. Ese logro es de los malagueños». Con este mismo espíritu es con el que comienza el germen de la idea de Harillo para recuperar el Arqueológico. El primer paso se dio el pasado mes de diciembre cuando se cumplieron 75 años de la cesión del antiguo Pabellón de Bellas Artes de la Exposición Iberoamericana al Estado español para su uso como sede del museo, algo que terminaría pasando en mayo de 1946, cuando abrió por primera vez sus puertas en el edificio de la Plaza de América tras pasar por los Reales Alcázares y el convento de la Merced.

Entonces, Harillo publicó en su blog Cultura de Sevilla (culturadesevilla.blogspot.com.es/), una información donde se explicaba la historia del edificio, su estado y desde la que instaba a la ciudadanía a iniciar su particular revolución para reactivar el proyecto de reforma del museo pues los sevillanos «tienen mucho, pero mucho que decir en el futuro de nuestra ciudad». «Algo había que hacer. El proyecto de reforma se planteó para que estuviera culminado en 2015. Estamos en 2017 y no sólo no han empezado las obras, sino que no hay presupuesto para que empiecen, así que pueden pasar otros diez años hasta que veamos el museo reformado».

En estos meses, Harillo ha puesto en marcha una web de la mano de Irene Villén, Santiago Prado y Fran Domínguez que han trabajado de manera totalmente altruista en su desarrollo. «Queremos que sirva de plataforma para quienes estén interesados en sumarse a esta movilización por el Arqueológico». En la web de ReforMASE hay un poco de historia, el proyecto de reforma, e incluso una agenda con las actividades del museo, «algo que no existe en el sitio oficial del centro», apunta Harillo, quien insiste en que es una muestra más de que «con pocos recursos se pueden hacer muchas cosas, es solo cuestión de voluntad». «Nuestra idea es que la web sea colaborativa y vaya creciendo en función de los apoyos desinteresados de la gente», recalca este historiador del Arte, que tiene ya varias ideas en la cabeza para ir trabajando en la web.

Para empezar, pedirán a quienes visiten el museo que compartan cuál es su pieza favorita. «Es una propuesta sencilla pero por una lado pone en valor los fondos con los que cuenta el centro y por otro hace que la gente se implique», relata. Además, a corto y medio plazo activarán una petición en la web de firmas change.org para recabar apoyos y despertar conciencias sobre la necesidad de reforma del Arqueológico. «Es algo simbólico pero suele surtir efecto entre las administraciones».

En cualquier caso, Harillo insiste en el carácter participativo que hay detrás de ReforMASE y hace un llamamiento a todo aquel que tenga alguna idea, «la que sea, ponla en común para conseguir entre todos que el Museo Arqueológico de Sevilla sea reformado».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016