domingo, 23 junio 2019
10:58
, última actualización

Una aventura con sello Disney

Caixafórum Sevilla acoge una exposición sobre la productora de animación norteamericana

Manuel Pérez manpercor2 /
15 nov 2017 / 16:26 h - Actualizado: 15 nov 2017 / 23:16 h.
  • Los expositores inclinados recrean las mesas de los creativos de Disney y facilitan a los niños su visualización. / Manuel Gómez
    Los expositores inclinados recrean las mesas de los creativos de Disney y facilitan a los niños su visualización. / Manuel Gómez
  • La exposición incluye proyecciones de cortos animados de Disney. / M. Gómez
    La exposición incluye proyecciones de cortos animados de Disney. / M. Gómez

Mickey Mouse, Minnie, el Pato Donald, Goofy, Aurora, Ariel, Blancanieves o Elsa. Estos nombres resultan familiares y evocan recuerdos de la infancia, porque Disney forma parte del acervo cultural de nuestra sociedad. Son muchos los que se han criado delante de una película Disney. Por ello, desde este jueves y hasta el próximo 18 de febrero, Caixafórum Sevilla acogerá en sus instalaciones una nueva exposición –la quinta desde su inauguración– dedicada a la productora de dibujos animados bajo el título El arte de contar historias.

Comisariada por la Walt Disney Animation Research Library, la exposición aterriza por vez primera en España y sumará en Sevilla una nueva oferta cultural para el periodo navideño. La muestra reúne un total de 212 piezas que incluyen dibujos, pinturas, impresiones digitales, guiones y guiones ilustrados que recogen la esencia de Disney, desde Los tres cerditos (1933) hasta Frozen. El reino de hielo (2013).

El éxito de Disney radicó y radica en acercar a la población, en un principio la norteamericana, la tradición popular y literaria en forma de dibujos animados, al tiempo que actualiza los relatos clásicos para que sean más accesibles a los públicos de cada época. Por esta razón, la exposición se ha concebido como una aventura capaz de adaptar los procesos de creación y animación a la sensibilidad de los públicos, en especial de los más de pequeños. «Esperamos que esta muestra sea un acontecimiento familiar», destacó la directora adjunta de la Fundación Bancaria la Caixa, Elisa Durán.

Según Durán, el principal atractivo de la exposición es «el juego entre mundos imaginarios y la realidad», que engloba un elemento central en lo que denominan «experiencia Caixafórum», cuyo objetivo es «crear espacios de relación entre personas». Durán señaló que desde la fundación quieren «favorecer que padres e hijos, mayores, niños, familias y especialistas compartan cultura, ocio y descubrimientos».

Si «la animación es una manera magnífica de contar historias», como explicó la directora de la Walt Disney Animation Research Library, Mary Walsh, la exposición recrea el proceso de creación de un producto Disney. Tal es así que la muestra parte de los propios estudios de animación para acercar al visitante el lugar de trabajo en el que se creaban a los personajes Disney. Una puerta nos introduce en un mundo imaginario de cabañas y bosques, escenario prototípico de multitud de fábulas y leyendas.

Posteriormente, el visitante se adentrará en el paisaje interior de Norteamérica, de donde era originario Walt Disney, en el que se presentan historias humorísticas y exageradas propias del folclore americano, los denominados tall tales. Aquí se desarrolla la prueba decisiva antes del desenlace, que tendrá lugar en el castillo, donde las historias Disney siempre terminan bien. En total, la exposición recorre hasta cinco espacios: mitos, fábulas, leyendas, tall tales y cuentos de hadas.

La distribución de la exposición tiene el objetivo de «poner de relieve el trabajo en equipo» según Durán, ya que se muestran diversas etapas del proceso creativo y artístico de los dibujos animados. Por esta razón, recoge «de forma intencionada trabajos de distintos departamentos», señaló Walsh, quien explicó que «podríamos haber hecho una exposición más grande –Disney conserva más de 69 millones de obras–, pero entonces no tendría sentimiento y no cumpliría el objetivo de contar historias». Sea como fuere, la exposición permite involucrar al visitante en los mundos de Disney, con transiciones mentales y juegos de espejos que crean efectos visuales que lo sumergen en escenarios pictóricos y coloridos.

Los más pequeños de la casa podrán poner a prueba su creatividad en el espacio dedicado a las familias, lugar en el que se da rienda suelta a la creatividad y sus sueños. Ya lo decía Walt Disney: «Si puedes soñarlo puedes hacerlo, recuerda que todo esto comenzó con un ratón».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016