lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización

Una hora, una salida, una historia y tu ingenio

Los escape room son locales de ocio alternativo en los que un equipo tiene que resolver enigmas y juegos para poder salir de la sala en una hora

07 ago 2017 / 16:22 h - Actualizado: 08 ago 2017 / 16:03 h.
  • Una sesión de team building que se organizó en El Secreto. / El Correo
    Una sesión de team building que se organizó en El Secreto. / El Correo
  • Parte de la decoración de la sala ‘La Joya de Takum’ de La Búsqueda Escape Room. / El Correo
    Parte de la decoración de la sala ‘La Joya de Takum’ de La Búsqueda Escape Room. / El Correo
  • Escapistas en la puerta de El Secreto Escape Room para participar en su juego, ‘El Manicomio’. / El Correo
    Escapistas en la puerta de El Secreto Escape Room para participar en su juego, ‘El Manicomio’. / El Correo
  • Una hora, una salida, una historia y tu ingenio

Sevilla es una ciudad que cuenta con una gran oferta cultural y de ocio. Las salidas nocturnas, los cines de verano y las visitas guiadas son una apuesta segura en los meses de verano, pero para las personas que quieren ir más allá y probar nuevas actividades y tener nuevas experiencias encuentran en los escape room una posibilidad que rompe con lo tradicional y que despierta mucho interés entre los más curiosos.

El escape room o sala de escape en español, es una actividad que se desarrolla en una o varias salas de un local caracterizadas de diferente manera según la temática del juego y de la que hay que conseguir salir o encontrar la respuesta a un enigma. Un coordinador está en contacto con el grupo mediante un walkie–talkie y cámaras de vigilancia para ayudarlos en caso de que los jugadores se queden atascados.

Estas salas están llenas de enigmas, acertijos y objetos que tendrás que usar o resolver para cumplir la misión que se encarga en un tiempo limitado. Por lo general, este tiempo es de una hora, en la que tendrás que escapar de la habitación o responder a través de diferentes acertijos y pistas al enigma principal de la historia.

Para ganar en este tipo de juegos es necesario trabajar en equipo y tener mucha curiosidad e ingenio, hace falta desconfiar de todo lo que se encuentre durante la partida. Los equipos suelen ser de dos a seis personas, dependiendo del local y de la historia. «Colaborar entre los jugadores es esencial. De hecho, las empresas se han empezado a interesar en este tipo de actividades, es un tipo de coaching entre compañeros de oficina», comenta Nacho Álvarez, uno de los dueños de El Secreto Escape Room situado cerca del Prado de San Sebastián.

Este juego llegó a España hace pocos años, y en la actualidad, la provincia de Sevilla cuenta con más de 10 establecimientos de este tipo. Cada uno tiene sus diferencias y particularidades, de tal forma que al probar uno de ellos no conozcas el mecanismo de los otros. «Nosotros abrimos hace dos meses y estamos teniendo muy buena acogida. Además, hay una competitividad sana entre los que nos dedicamos a esto, es decir, nos recomendamos unos a otros para que los clientes puedan probar todos los juegos», explica Nacho Álvarez.

El público que acude en busca de este tipo de actividades es muy diverso, desde grupo de gente joven hasta familias con niños. «Nosotros hemos recibido más de una vez alguna pareja en la que la novia no quería jugar y una vez dentro no dejaba a su pareja hacer nada porque todo lo quería hacer ella», cuenta Álvarez.

El Secreto se diferencia del resto de salas de escapismo en el estilo del juego que tiene disponible, El Manicomio, que está ambientado en una temática de «terror». «La gente cree que nuestro juego puede dar miedo, pero no es así. Es solo una historia más, una decoración que busca transportar a los jugadores. Nunca asustar», apunta Álvarez tras confesar que, junto a su hermano, creó este escape inspirándose en la película Shutter Island.

«No sabía qué iba a encontrarme ni si pasaría miedo, pero la experiencia me ha encantado y pienso repetir», comenta Mar Aguilar, una joven que fue hace unos días a probar en El Secreto, por primera vez, este tipo de ocio. «Fui con un grupo de novatos, ninguno habíamos estado ante en esta clase de juegos, y aunque era difícil conseguimos salir en un tiempo decente», comenta animada tras vivir la experiencia.

Después de la buena recepción que está encontrando esta sala de escapismo, abrirá en el mes de septiembre un segundo juego ambientada en la ciencia ficción de los años ochenta que llevará por nombre La Tapadera.

La principal ventaja que tiene este tipo de negocio es que ningún escape es igual a otro, por lo que jugar en un establecimiento, o participar en una historia concreta de un local no te impide probar otros. Esto favorece el compañerismo entra los distintos locales. «Tenemos un buen trato con los compañeros que se dedican a esto. A mí solo me puede hacer daño una persona que no se esfuerce en su escape room y dé mala imagen a todos», explica Abraham Sola, que junto a su mujer, son los dueños de La Búsqueda Escape Room.

La Búsqueda es un escape situado en el céntrico barrio sevillano de Los Remedios. Este local cuenta con dos historias muy distintas y logradas que está teniendo mucho éxito entre el público sevillano. «No llevamos ni cinco meses abiertos y ya contamos con dos salas. Próximamente abriremos la tercera sala que estará inspirada en la famosa película Poltergeist», cuenta el equipo de La Búsqueda.

Éste es un escape de última generación ya que en sus salas cuenta con automatismos y demás estilos de mecanismos.

«Fui con mis amigas a probar la última sala que ha abierto en La Búsqueda, La Joya de Takum y nos quedamos asombradas al ver la decoración que estaba muy lograda. Me sentía como Indiana Jones en una de sus películas», señala Isabel Cansino, una estudiante con poca experiencia en este tipo de juegos y que salió encantada tras su experiencia en La Búsqueda. «No sabría decir cuál es mi sala favorita de las dos que tiene», responde Cansino.

Además de esta historia de ambientada en los templos del sudeste asiático, La Búsqueda cuenta con otra historia más actual y comercial, La Vacuna del Dr. Painokovic. Si la cura a un holocausto zombie dependiera de ti, ¿serías capaz de salvar a la humanidad en solo una hora?

«Esta actividad está hecha para que todos los públicos puedan disfrutar. Hemos tenido familia con niños de ocho años que eran mejores resolviendo enigmas que sus padres», explica Sola.

Este modelo de ocio que lleva en Sevilla pocos años y que ahora está viviendo un auge, ofrece la posibilidad de que tú seas el protagonista de la historia.

La Línea del Tiempo es otra empresa de escape room que se define como una sala de escapismo de «última generación». Una alternativa al ocio al que se está acostumbrado hoy día y supone una mezcla de rol que hace más creíble la inmersión de los jugadores en la película que están protagonizando e interactuando con la ambientación de los escenarios y personajes reales que aparecen en momentos usuales del juego. «Nuestro punto más fuerte es que tenemos un formato de aventura, es decir, a medida que los jugadores vayan avanzando la trama irá cambiando según las decisiones que tomen en cada momento. También tiene varias posibilidades de escape con final alternativo, donde no se sabrá si escaparan todos, algunos o ninguno», apunta el equipo de La Línea del Tiempo.

Actualmente, el juego que se puede encontrar en esta sala es de temática de prisión, llamado El Corredor de la Muerte. Los clientes pueden elegir dos modos diferentes del juego: modo misterio o modo miedo para los más atrevidos.

Crimen a la carta

Las cenas con asesinato son otra posibilidad de ocio. En ellas, los jugadores tendrán que adivinar quién ha cometido el crimen. Cluedo Sevilla es un grupo que se encarga de organizar cenas ambientadas en distintas épocas y lugares en sus locales o a domicilio. La empresa avisa con tiempo para que los asistentes puedan prepararse sus personajes y los disfraces. En la cena, un narrador será el encargado de guiar el juego. «Es una experiencia muy divertida. La gente se mete muchísimo en su papel y hace que todo sea más real. Lo mejor del juego es que no sabemos quién es el asesino, ni el mismo», explica Sonia Morales, una chica que ha asistido a más de dos cenas. «Siempre he ido acompañada de una persona, pero cuando llegas a la cena ves que ya conoces a algunos de los comensales», apunta Morales. Esta actividad está logrando más adeptos que, por lo general, suelen repetir. Es una oportunidad para hacer despedidas de soltero atípicas o hacer las cenas de empresa más interesantes. Estas cenas son para todos los públicos.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016