miércoles, 22 mayo 2019
23:50
, última actualización
Barrios

Vecinos de Pino Montano piden regular por ley las gasolineras en los barrios

Los residentes de Estrella Vega intensifican sus protestas con una nueva concentración y recogida de firmas en change.org que exige la paralización de la nueva gasolinera junto a sus viviendas

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
13 nov 2018 / 15:46 h - Actualizado: 13 nov 2018 / 17:07 h.
  • Una imagen de la concentración de vecinos afectados ante el solar en obras. Foto: El Correo.
    Una imagen de la concentración de vecinos afectados ante el solar en obras. Foto: El Correo.

Los vecinos de Estrella Vega no van a parar hasta «que quiten» la nueva gasolinera proyectada a unos 25 metros de distancia de los bloques de pisos en esta zona de nueva expansión de la barriada de Pino Montano, en el distrito Norte de Sevilla. Después de una primera concentración el pasado jueves, los residentes afectados han decidido esta semana incrementar sus movilizaciones iniciando una campaña de recogida de firmas en la plataforma digital change.org, así como convocar este martes una nueva protesta ante la polémica parcela, donde prosiguen las obras al margen del malestar vecinal. Afirman que el objetivo principal es que «paralicen las obras», aunque también reclaman al Ayuntamiento de Sevilla que se regule por ley la construcción de estos surtidores en los barrios de la ciudad.

La plataforma vecinal ha vuelto a clamar contra la nueva gasolinera diseñada para el número 16 de la calle Estrella Vega, entre «dos establecimientos de comida rápida» y a «un escaso margen» de más de 200 viviendas. «Es una bomba de relojería. Es un peligro. No puede permitirse que se haga tan próxima a los pisos, donde haya familias con niños pequeños, personas mayores y enfermos crónicos», advierten los representantes vecinales, que insisten en los efectos nocivos de contaminación y en el impacto medioambiental con la emisión de gases y olores que suponen «un riego serio» para la salud al «estar constantemente aspirando benceno y otras sustancias, que son cancerígenas según ha reconocido la Organización Mundial de la Salud». En este sentido, señalan que la comunidad de un bloque próximo ha llegado a denunciar a uno de los establecimientos de comida rápida «por emisión de gases», y que han ganado el litigio judicial por lo que la firma demandada tiene un año para subsanar sus problemas.

Los vecinos recuerdan además que en un radio de 200 metros, «ya dispone la zona de dos gasolineras grandes y una pequeña», por lo que consideran que es «totalmente innecesario» la construcción de otra más. Igualmente tampoco les convencen las explicaciones que le han llegado en los últimos días desde el Ayuntamiento sevillano. «Nos dicen que se había acordado con la empresa adjudicataria de este terreno la creación de firmas que generen empleo en la zona, pero lamentablemente no es así. En una gasolinera, de este tipo low cost, el número de puestos de trabajo se reduce a uno o ninguno». Asimismo, apuntan que en el documento inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) se destinaban estos terrenos a uso educativo mientras que «posteriormente se ha cambiado a uso terciario» para albergar empresas.

«No a menos de 100 metros»

Frente a ello, la plataforma vecinal Estrella Vega alerta de la necesidad de que haya una ley que regule este tipo de negocios en los barrios. Advierte que «en 2011 se derogó la normativa municipal que había» y que actualmente «los distintos ayuntamientos se rigen por directrices que llegan de Europa y que se interpretan de distinta manera según el gobierno y la localidad de turno». Por este motivo, solicitan al Ayuntamiento de Sevilla que promueva una ordenanza municipal de gasolineras que evite conflictos futuros en los barrios. Para ello, señalan además que hay estudios universitarios que ya han abordado el impacto que ocasiona entre los vecinos más cercanos. «La recomendación es que no se deben de construir a menos de 100 metros de una zona residencial», concluyen los vecinos afectados, que aseguran que cuentan con el apoyo de entidades incluidas dentro de la Plataforma Interdistritos, que aglutina a más de una veintena de barriadas sevillanas, en su mayoría periféricas, con problemas de seguridad, empleo y otros derivados de «la deficiencia» de servicios municipales.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016