domingo, 23 septiembre 2018
10:22
, última actualización
Turismo

El Parque de María Luisa: el romántico pulmón de Sevilla

Un magnífico espacio verde que le recomiendo encarecidamente incluir en su visita a nuestra ciudad; ya sea por su exuberante vegetación, su rica historia, o por sus monumentales Plaza de España y Plaza de América, cuya importancia merece capítulos aparte

08 mar 2018 / 22:48 h - Actualizado: 12 mar 2018 / 10:53 h.
  • El Parque de María Luisa: el romántico pulmón de Sevilla

TAGS:

Uno de los lugares de Sevilla que siempre me ha fascinado es el Parque de María Luisa. Un magnífico espacio verde que le recomiendo encarecidamente incluir en su visita a nuestra ciudad; ya sea por su exuberante vegetación, su rica historia, o por sus monumentales Plaza de España y Plaza de América, cuya importancia merece capítulos aparte. Y todavía lo hace más atractivo la enorme variedad de visitantes que recibe, ya sean viajeros, familias sevillanas, o deportistas que acuden a este lugar a correr mientras respiran aire puro.

Para conocer el origen del parque, nos tenemos que remontar al siglo XIX, cuando los duques de Montpensier, Antonio de Orleáns y María Luisa de Borbón, la hermana de la reina de España Isabel II, tuvieron que huir de Francia al estallar la revolución francesa en 1848. Esta pareja aristocrática eligió Sevilla como destino, adquiriendo como residencia el opulento Palacio de San Telmo, la antigua Universidad de Mareantes (marinos) y hoy en día sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Y, además, compraron las diversas fincas y huertas ajardinadas que ocupaban el espacio donde hoy en día se encuentra el Parque.

En 1893, la ya viuda duquesa de Montpensier decidió regalar una buena parte de los jardines a la ciudad, por lo que hoy en día y en su honor reciben el nombre de Parque de María Luisa. En los años posteriores, el primitivo parque sufrió un breve período de cierto abandono, hasta que el arquitecto paisajista francés Nicolas Forestier se encargó de convertirlo en unos elegantes jardines, aunque respetando diversas zonas del parque que ya existían, como por ejemplo el Estanque de los Lotos, donde precisamente se encuentra una estatua dedicada a María Luisa.

Le otorgó una nueva estructura y un nuevo aire romántico, mediante la proyección de avenidas, la construcción de glorietas, y la importación de especies vegetales desde distintos continentes. Además, mezcló armoniosamente estilos diversos como el jardín inglés, con grandes praderas y árboles dispersos, el jardín francés, de estructura geométrica y vegetación perfectamente recortada, y el estilo arábigo-andaluz, inspirándose en los jardines de la Alhambra de Granada o de los Reales Alcázares de Sevilla.


apie Experiencias Turísticas Guiadas
Visitas guiadas por Sevilla / Seville walking tours

Dentro de este último estilo destaca el Jardín de los Leones, cuya musa es claramente el Patio de los Leones de la Alhambra. Es un espacio soberbio, ya sea por el relajante rumor del agua, el colorido de sus rosales y buganvillas, o por la fragancia que despiden los aromáticos setos de mirto. Todavía lo hace aún más llamativo la presencia del monte Gurugú, una pequeña colina de la que cae una cascada de agua que hace las delicias de los visitantes, sobre todo en los meses de estío.

Por otro lado, casi todas las glorietas presentes en el Parque están dedicadas a personajes sevillanos célebres. Una de las más conocidas, la que honra la memoria del insigne poeta Gustavo Adolfo Bécquer. Rodeando un majestuoso ciprés de los pantanos, plantado hace 150 años, se encuentra un bello conjunto escultórico cuya simbología nos recuerda lo pasajero que es el amor. Le recomiendo sentarse un rato en uno de sus bancos para así contemplar este bello conjunto escultórico y, por qué no, leer alguno de los bellos poemas compuestos por el artista (se pueden descargar en un panel informativo usando el lector de códigos QR, tanto en español como en inglés).

También es muy bonita la glorieta dedicada a los prolíficos autores teatrales hermanos Álvarez Quintero, con diseño en esta ocasión del legendario Aníbal González, autor de la Plaza de España. Es un rincón con algo especial, por lo que es elegido frecuentemente por estudiantes y jóvenes actores para practicar sus papeles. La cerámica que recubre sus bancos es excepcional, pudiéndose leer sobre los mismos algunas de las numerosas obras escritas por estos hermanos.

Otro de sus atractivos es su diversificada flora, contando el Parque con alrededor de 150 especies diferentes. Son notables, por su porte y elegancia, los árboles de las lianas, una especie de Ficus cuyo nombre viene de las raíces aéreas que cuelgan de sus ramas; o los magnolios que adornan con sus enormes y blancas flores la avenida que desemboca en la parte central de la Plaza de España. También es notable la gran cantidad de palmeras plantadas por todo el parque, pertenecientes a diferentes especies; por ejemplo, las altas y delgadas washingtonias, las gruesas y frondosas palmeras canarias, o las peludas palmeras de la fortuna.

Así que, querido lector, confíe en mí y haga un alto en el camino en este magnífico parque. A buen seguro, su aire puro cargado de historia y romanticismo le llenará los pulmones y le dará fuerzas para continuar en su fascinante viaje por Sevilla.

The María Luisa Park: the romantic lung of Seville

One of the places in Seville that has always amazed me is the María Luisa Park. A magnificent green space that I highly recommend to include in your visit to our city; either for its lush vegetation, its rich history, or for its monumental Plaza de España and Plaza de America, whose importance deserves separate chapters. And still it makes it more attractive the enormous variety of visitors it receives, whether they are travelers, local families, or athletes who come to this place to run while breathing fresh air.

To get to know the origin of the park, we have to go back to the 19th century, when the dukes of Montpensier, Antonio de Orleáns and María Luisa de Borbón, the sister of the Queen Isabel II of Spain, had to flee France when the French Revolution broke out in 1848. This aristocratic couple chose Seville as their destination, choosing as residence the opulent Palacio de San Telmo, the former University of Sailors and nowadays the Presidency of the Junta de Andalucía headquarters. And, in addition, they bought the different lands and gardens that occupied the space where the Park is today.

In 1893, the newly widow Duchess of Montpensier decided to give away a good part of the gardens to the city, so today and in her honour they are called Maria Luisa Park. In the later years, the primitive park suffered a brief period of certain abandonment, until the French landscape architect Nicolas Forestier was commissioned to turn it into elegant gardens, although respecting some areas of the old park, such as the Estanque de los Lotos, where precisely is placed a statue dedicated to María Luisa.

He gave it a new structure and a romantic air, through the projection of avenues, the construction of roundabouts, and the importation of plant species from different continents. In addition, he mixed harmoniously different styles such as the English garden, with large meadows and scattered trees, the French garden, with a geometric structure and perfectly trimmed vegetation, and the Andalusian-Arabic style, inspired by the gardens in the Alhambra of Granada or in the Reales Alcazares of Seville. Within this last style stands out the Jardín de los Leones, whose muse is clearly the Patio de los Leones of la Alhambra. It’s a stunning space, whether due to the relaxing murmur of the water, the colour of its roses and bougainvilleas, or the fragrance coming from the aromatic myrtle hedges. Still more striking is the presence of Monte Gugugú, a small hill from which top falls a waterfall that delights visitors, especially in the summer months.

On the other hand, almost all the roundabouts present in the Park are dedicated to famous Sevillian characters. One of the best known honors the memory of the famous poet Gustavo Adolfo Bécquer. Surrounding a majestic swamp cypress, planted 150 years ago, we can admire a beautiful sculptural set whose symbolism reminds us that the love is temporary. I recommend you to sit a while in one of its benches, in order to contemplate this beautiful sculptural set and, why not, read some of the beautiful poems composed by the artist (they can be downloaded in an information panel using the QR code reader, both in Spanish as in English).

It’s also very gorgeous the roundabout dedicated to the prolific theater authors Álvarez Quintero brothers, designed on this occasion by the legendary Aníbal González, author of the Plaza de España. It’s a corner with something special, so it’s often chosen by students and young actors to practice their roles. The ceramic that covers its banks is exceptional, being able to read on them some of the numerous works written by these brothers.

Another of its attractions is its diversified flora, counting the Park with around 150 different species. The banyan trees are striking because of their size and elegance, a specie of Ficus with aerial roots hanging from its branches; or the magnolias that adorn with their enormous and white flowers the avenue that ends at the central part of the Plaza de España. Also noteworthy is the large number of palm trees planted throughout the park, belonging to different species; for example, the tall and thin Washingtonias, the thick and leafy Canary palms, or the hairy palm trees of the fortune.

So, dear reader, trust me and stop along the way in this magnificent park. Surely, its pure air full of history and romance will fill your lungs, giving you the strength to continue on your fascinating journey through Seville.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016