lunes, 16 septiembre 2019
17:09
, última actualización

«Con Android 5.000 millones de personas tendrán móvil»

Entrevista a Andrés Leonardo Martínez Ortiz. Este murciano de 45 años dirige la relación de los desarrolladores con Google, en España, Portugal «y un puñado de países». Hoy interviene para hablar de Android en la Andalucía Digital Week

11 mar 2018 / 16:12 h - Actualizado: 12 mar 2018 / 11:42 h.
  • Andrés Lorenzo Martínez Ortiz. / El Correo
    Andrés Lorenzo Martínez Ortiz. / El Correo

—¿Qué explica en su conferencia ‘Los desarrollos sustentados en la tecnología Android’, a las 17.15 horas de hoy en la ‘Andalucia Digital Week’ ?

—Cómo promovemos desde Google el uso de tecnologías abiertas. Android es un sistema operativo abierto que podrá enfrentarse en 2020 al reto de que el 70 por ciento de la población mundial, 5.000 millones de personas, contará con un smartphone. Planteamientos de acceso a la tecnología sin royalties como el de Android tienen un impacto en la economía mundial.

—¿Andalucía está en la cola del león o en la cabeza del ratón en ese mundo digital?

—Aquí hay trabajos y ejemplos estupendos, como el de Bernardo Quintero, de Málaga, con Virus Total, adquirida por Google; o Bitnami, con sede en San Francisco pero con origen en Sevilla. También la Universidad de Granada está entre las cuatro que más publicaciones producen

—Usted cuenta que Android permite más accesibilidad para todos los públicos... ¿No es más bien el precio de los teléfonos lo que los hace accesibles a más personas?

—Un sistema operativo libre, accesible sin siquiera pedir permisos, permite precisamente que el precio medio de un terminal Android sea de 300 dólares [269 euros] frente a los 700 [627 euros] de otros sistemas cerrados. Y hay dispositivos con Android desde 50 dólares [46 euros], que permiten que cualquiera en los países emergentes de Asia tenga acceso a las capacidades de un smartphone, que son mayores que las de los computadores de hace 10 años. También la arquitectura que facilita Android influye en que cada vez sea más seguro, con un riesgo insignificante en aplicaciones adquiridas en Google Play.

—¿Cuántas personas acceden a internet a través del móvil frente al ordenador?

—Las cifras son apabullantes a nivel global. La magnitud de la escala de la economía del móvil es de tres billones de dólares [2,69 billones de euros]. No solo en contenidos: fabricación de dispositivos, desarrollos... En enero de 2017 calculamos que Android ha facilitado 1,20 millones de empleos en Europa.

—¿Qué tipo de empleos? Porque en Europa no se fabrican teléfonos móviles.

—Diversos. Primero, el móvil, de la noche a la mañana, se ha convertido en un medio de entretenimiento donde los usuarios consumen contenidos. Candy Crush, otros videojuegos, películas canciones... los ejemplos son innumerables de contenidos que se han hecho en Europa. En segundo lugar, pasamos mucho tiempo con nuestro móvil cerca y muchas empresas lo usan como canal de comunicación con los usuarios. Estas empresas contratan a desarrolladores para que adapten sus contenidos digitales clásicos al móvil.

—¿Y dónde paga impuestos Android?

—Básicamente a nivel mundial. Los puestos de trabajo que se generan en Europa pagan impuestos y alimentan el consumo local. Y la industria digital está definida por normas de la UE que cumplimos y seguiremos cumpliendo si estas cambian.

—¿Android presenta todavía novedades o lo mismo con un lacito más grande?

—La asistencia de voz de Google ya está en castellano, y la versión Beta de la versión P del sistema operativo. Llega también Android Thing, solución para facilitar el internet de las cosas desde su integración en el móvil.

—¿Tantos datos circulando, no pueden ser la puerta a un control orwelliano?

—Esa temática cae fuera de mi experiencia y especialidad, pero hasta donde yo sé Google trabaja con los estándares más altos de seguridad para que la información permanezca personal y privada. Además damos opciones para que cada usuario decida qué quiere compartir y qué información proporciona. Como compañía Google facilita al usuario qué información de él comparte y la puede modificar e incluso borrar.

—A nivel práctico ¿Qué tengo que hacer para que Android no sea el chivato de mis jefes?

—No instalar aplicaciones que no vengan de fuentes acreditadas, como Google Play, donde han pasado por un número de pruebas y revisiones de ingenieros.

—¿Qué han hecho los medios de comunicación para que la publicidad esté hoy más en Google que en ellos?

—Por mi perfil técnico no puedo responder, pero sí decir que trabajamos activamente con los medios para que se beneficien de las innovaciones y las puedan aprovechar.

—¿Cómo es trabajar en Google? ¿Es verdead que para un español resulta chocante?

—Comencé a trabajar en el software libre hace mucho tiempo y mi transición a Google fue natural. Sobre cómo se trabaja en Google invito a que vean el vídeo de nuestro vicepresidente de Recursos Humanos. Por mí puedo decir Google contrata a gente a la que le gusta mucho lo que hace y le pone todo tipo de recursos por delante para que se desarrolle, cuando en España es común pensar que el trabajo te oprime. Trabajar en Google requiere de una mente abierta y trabajar muy rápido y siempre teniendo en cuenta al usuario. Pero en el mundo de internet se han sucedido muchas compañías y nosotros seguimos produciendo resultados muy valorados.

—¿Por qué Android, que es el sistema operativo más utilizado, no ha conseguido crear un sentimiento de pertenencia a una élite tecnológica como cierta competencia?

—No creo que eso sea cierto. El número de aplicaciones de Android es apabullante, sorprendente el número de sistemas que se basan en Android y nosotros creemos en sistemas abiertos y en desarrollar la competencia. Y la comunidad de usuarios es realmente agradecida. Realmente, por eso podemos tener precios cuatro veces más bajos, que llegan a gente con capacidad de compra más humilde.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016