jueves, 15 noviembre 2018
19:32
, última actualización
Sevilla moderniza la vigilancia

‘Cops’ en Castilleja

Los nuevos coches de Policía Local incorporan cámaras a sus habitáculos y abren la posibilidad para que los agentes lleven otras adosadas a sus uniformes

11 may 2018 / 08:08 h - Actualizado: 11 may 2018 / 08:11 h.
  • Cámara adosada a los uniformes en Sant Adriá de Besòs. / El Correo
    Cámara adosada a los uniformes en Sant Adriá de Besòs. / El Correo

No. No habrá reality televisivo con policías de por medio en el corazón del Aljarafe. Pero sí tendrán cámaras para controlar a los cacos detenidos dentro del habitáculo y, en un futuro, hasta tener imágenes de las actuaciones que realicen los agentes locales. La Policía Local de Castilleja de la Cuesta incorporará a su flota dos nuevos vehículos equipados con un dispositivo de grabación de imágenes tanto en el interior del coche como de los agentes, que tendrán la opción tecnológica de activar cámaras que tendrían adosadas a sus uniformes.

Estas medidas se incluyen dentro del nuevo contrato de renting de dos vehículos para la Policía Local, que se sumarán a la flota por un periodo de cuatro años. Además de los dispositivos de seguridad propio de este tipo de vehículos, se incorpora un kit de vídeo grabación tanto interna como externa –aunque, de momento, solo se usará para el habitáculo interior–, compuesto por cuatro cámaras, que cuenta con los sistemas incorporados para velar por la ley de protección de datos y, a su vez, respetar la cadena de custodia de imágenes a través de un software homologado.

Pero, además de los dispositivos dentro del vehículo, el contrato recoge también que se puedan incorporar cámaras que los agentes lleven en el cuerpo y que incorporarán también micrófonos. La activación se podrá hacer manual o automáticamente sin hilos y dispondrá de una lente angular de 130 grados. Además, está diseñado para que grabe los 60 segundos previos a la activación por parte de los agentes.

El uso de este sistema permitirá proteger a los ciudadanos durante las actuaciones policiales así como a los propios policias, que tendrán con estas imágenes garantía de su actuación ante un juez. Al respecto, ese método evita denuncias infundadas y el uso de imágenes manipuladas que se puedan tomar con móviles.

El uso de cámaras es una opción aceptada por la ley de protección de la seguridad ciudadana (LO 4/2015). En el artículo 22, permite a la autoridad gubernativa –incluidas las fuerzas y cuerpos de seguridad– a «proceder a la grabación de personas, lugares u objetos mediante cámaras de videovigilancia fijas o móviles legalmente autorizadas». De hecho, Castilleja de la Cuesta no es pionero en estas prácticas, que son habituales en Estados Unidos.

En España, uno de los primeros fue el Ayuntamiento de San Adriá de Besòs, que lo incorporó para evitar confusiones y denuncias infundadas. El Ayuntamiento adquirió dos dispositivos unipersonales que se activaron en la primavera de 2017 y, desde su puesta en marcha, hace un año, ha causado un efecto disuasorio. Los agentes policiales solo tuvieron que activar las cámaras adosadas a sus uniformes en dos ocasiones el año pasado y en ninguna de ellas hizo falta finalmente recurrir a su visionado.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016