viernes, 19 julio 2019
22:29
, última actualización

Cuatro planes en papel para vecindarios «con el agua al cuello»

Palmete ya dispone de borrador mientras que Polígono Norte, Torreblanca y El Vacie todavía están en una fase embrionaria

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
12 oct 2016 / 07:00 h - Actualizado: 12 oct 2016 / 08:54 h.
  • Cuatro planes en papel para vecindarios «con el agua al cuello»

En los últimos meses el Ayuntamiento ha anunciado nuevos planes integrales para resucitar barriadas castigadas por los años de crisis y la desidia municipal. Todos ellos están, de momento, en una fase embrionaria de redacción del proyecto inicial.

El primero en anunciarse fue el de Palmete. Hace ahora un año el delegado de Bienestar Social y además responsable del distrito Cerro-Amate, Juan Manuel Flores, comunicaba en una reunión con la coordinadora de asociaciones de San José de Palmete y La Doctora Este la idea de poner en marcha una actuación coordinada en esta zona de actuación preferente. Durante siete meses se han redactado con los implicados las líneas básicas en un borrador, que está pendiente de pasar su primera aprobación oficial en la junta municipal del distrito. Según avanzaron los vecinos, el documento marca como prioridad el aumento de la vigilancia en el barrio con «la mejora progresiva de la presencia policial» a través de la implantación de la figura de la «Policía de proximidad», o también llamada de barrio. El objetivo es erradicar «la venta de droga» y «el continuo vandalismo» que merman la convivencia y obstaculizan la normalización del vecindario. Otro de los aspectos incide en buscar respuesta a «la situación de exclusión social irreversible» de desempleados de larga duración y jóvenes sin futuro, el cumplimiento de las ordenanzas municipales en relación a «la ocupación de la vía pública» y el hábito de muchos residentes de colocar mesas y sillas en pleno acerado, o crear un «un parque educativo» cogestionado por los vecinos.

Menos avanzados se encuentran los planes integrales previstos para el Polígono Norte, Torreblanca o El Vacie. En el Polígono Norte la situación es «muy grave». «Estamos con el agua al cuello. Hay muchas familias jóvenes que han quedado en paro están regresando al barrio para vivir en las casa de sus padres y salir adelante con la pensión que reciben los abuelos», ha señalado Manuel Marín, presidente de la asociación de vecinos La Primera del Polígono Norte.

El crack inmobiliario de Torreblanca, cantera de albañiles y peones en los años de auge del ladrillo, ha inundado las calles de desempleados en el último lustro. Tanto que se ha convertido en la cuarta peor demarcación de las grandes zonas urbanas españolas, donde además se da la circunstancia de que la población menor de 14 años roza el 20 por ciento. Ante este escenario, el problema es el que sigue: «¿Qué expectativas van a tener esos niños que todavía tiene el barrio si sus padres ni siquiera pueden llegar a mitad de mes?», se pregunta uno de los líderes vecinales de Torreblanca, Antonio Guisado. El representante de la entidad Las Tres Calles advierte además de «la gravedad» que supone la finalización de los programas de empleo (Redes, Orienta...) sin que, por el momento, explica, «las administraciones los remuevan». «La gente ha pasado de estar desesperada a, directamente, no tener ya esperanza alguna. Hay familias enteras en desempleo. Estamos hablando de casi el 50 por ciento, más de la mitad del barrio», lamenta Guisado


Todos los vídeos de Semana Santa 2016