viernes, 23 agosto 2019
23:04
, última actualización

El Acuario de Sevilla con el modelo de gestión del Oceanogràfic

Los nuevos gestores adelantan que seguirán la línea marcada en el recinto valenciano, muy diferente al sevillano: con más actividades (entre las que se incluyen cine 4D o la posibilidad de bucear con tiburones)

21 jul 2017 / 08:56 h - Actualizado: 21 jul 2017 / 09:08 h.
  • Oceanogràfic de Valencia. / El Correo
    Oceanogràfic de Valencia. / El Correo
  • El pianista Lang Lang entre tiburones en el Oceanogràfic de Valencia. / Manuel Bruque (Efe)
    El pianista Lang Lang entre tiburones en el Oceanogràfic de Valencia. / Manuel Bruque (Efe)

A la espera de que el Puerto de Sevilla dé luz verde al cambio de accionariado en el Acuario de Sevilla, los nuevos gestores –la empresa Global Omnium– ya adelantan que implantarán en el recinto hispalense su modelo de gestión, el del Oceanogràfic de Valencia. Así, aunque sólo comentaron que apuestan por contribuir al crecimiento de Acuario de Sevilla y por darle un nuevo impulso «con nuevos contenidos y propuestas», fuentes consultadas aseguraron que éstas novedades seguirán la línea marcada en el recinto valenciano, muy diferente al sevillano: con más actividades (entre las que se incluyen cine 4D o la posibilidad de bucear con tiburones), una instalación mucho más grande y con precios que casi duplican a los sevillanos.

El Acuario de Sevilla es uno de los centros de este tipo con mayor biodiversidad de Europa, con unos 7.000 ejemplares de unas 400 especies acuáticas diferentes repartidas en 36 tanques expositivos, si bien es de tamaño medio. Dividido en cinco zonas temáticas (Guadalquivir, Atlántico, Amazonia, Pacífico e Indo-Pacífico) recrea el viaje que realizó Magallanes en 1519 alrededor del mundo y en el que los visitantes pueden sumergirse en los diversos fondos marinos del planeta.

Uno de sus mayores atractivos es albergar el tanque de tiburones más profundo de la Península Ibérica, con nueve metros de profundidad y dos millones de litros de agua. Un tanque llamado Oceanario en el que habitan los animales más grandes del acuario, dos ejemplares de tiburón toro (Carcharias taurus), Margarida y Xoana, junto a la pareja de tortugas Caretta caretta, y otras especies representativas del Océano Atlántico. La tarifa general es de 15 euros para los adultos y de 10 para los menores de entre cuatro y 14 años. Si bien en verano hay una oferta por la que dos adultos y dos niños entran en las instalaciones por un precio de 30 euros (sólo venta online). Además, hay tarifas reducidas para grupos, familias numerosas, mayores o personas con alguna discapacidad.

En cambio, el macrocomplejo del Oceanogràfic de Valencia tiene su entrada a 29,10 euros para los adultos y de 21,81 euros para los niños de entre 4 y 12 años, así como también tiene tarifas específicas para otros colectivos. Eso sí, este enorme recinto (con 1,3 millones de visitantes al año) no sólo cuenta con especies acuáticas: hay desde mariposario hasta cocodrilario.

Centro educativo y de investigación

El objetivo del grupo Aquagestión era que el Acuario de Sevilla, en el Muelle de las Delicias, fuera mucho más que una gran pecera. En concreto, pretendieron que fuese un centro educativo, de investigación y conservación del medio marino.

Eran los pilares de esta compañía, que firmó un convenio con la Universidad de Sevilla para que el equipo del catedrático de Biología Marina José Carlos García Gómez desarrolle proyectos para descubrir cómo viven algunas de las especies más delicadas de nuestras costas, como el coral naranja, la lapa ferruginea o cómo evolucionan los ambientes rocosos y de estuario o los bosques de fanerógamas. Incluso estudian como afecta la turbidez del agua a los alevines.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016