viernes, 24 noviembre 2017
15:19
, última actualización
EPOC, la dolencia sin diagnosticar

El aditamento de la rehabilitación

Los pacientes con EPOC de moderados a muy graves se pueden beneficiar de este tratamiento para mejorar su capacidad respiratoria, con muy buenos resultados

14 nov 2017 / 21:29 h - Actualizado: 15 nov 2017 / 16:20 h.
  • Dos pacientes se ejercitan sobre cicloergómetros en la sala de rehabilitación respiratoria del Hospital Universitario Virgen Macarena. / El Correo
    Dos pacientes se ejercitan sobre cicloergómetros en la sala de rehabilitación respiratoria del Hospital Universitario Virgen Macarena. / El Correo
  • Los doctores Virginia Almadana y Agustín Valido. / El Correo
    Los doctores Virginia Almadana y Agustín Valido. / El Correo

Una de las claves para la mejora de la calidad de vida de los enfermos con EPOC es el aprovechamiento que le puedan sacar a su mermada función pulmonar, y ahí resulta muy valiosa la rehabilitación respiratoria, que tiene excelentes resultados en pacientes de moderados a muy graves que se mantienen sintomáticos a pesar de tener un tratamiento adecuado. Este aditamento a las terapias convencionales (básicamente los fármacos y el oxígeno) no está disponible en muchos centros sanitarios; de hecho en Andalucía sólo se oferta en dos hospitales sevillanos, el Virgen del Rocío y el Virgen Macarena.

Agustín Valido, jefe de Neumología de este último centro, explica que la rehabilitación es «lo que aportamos de plus al tratamiento farmacológico, logrando una mejora del pronóstico, de la disnea y de la tolerancia al ejercicio». En otras palabras, se trata de «entrenar al paciente. La función pulmonar es la misma, pero le saca más partido para su día a día».

La unidad de rehabilitación respiratoria del Virgen Macarena se puso en marcha hace ya más de ocho años como un proyecto compartido entre la UGC de Neumología y la UGC de Rehabilitación. Sus instalaciones se ubican en el semisótano del hospital y constan de una consulta de neumología y una consulta de rehabilitación con sus facultativos responsables (Virginia Almadana y Yolanda López, respectivamente), además de una fisioterapeuta (Ana Miriam Muñiz) y un gimnasio ampliamente equipado con dos bancos de trabajo, siete cicloergómetros, una cinta y pesas.

Casi 500 pacientes

Desde el inicio de este proyecto en 2009, se ha ofrecido tratamiento a casi 500 pacientes que acuden al gimnasio tres veces por semana durante un total de 32 sesiones (tres meses), existiendo la posibilidad para pacientes más graves o con dificultad para acudir al centro, de realizar el entrenamiento dos días por semana.

El tipo de programa que se realiza combina la fuerza y la resistencia, realizando ejercicios de pesas para implementar la fuerza muscular y de bicicleta o cinta para mejorar la resistencia. Durante el desarrollo del programa se realizan también ejercicios de calentamiento y fisioterapia respiratoria, siempre monitorizados por la fisioterapeuta, así como charlas educacionales –normalmente una al trimestre–, en las que se tratan aspectos básicos de la enfermedad así como del manejo de los inhaladores, consejos nutricionales y automanejo de la enfermedad y de las exacerbaciones o brotes agudos.

Los resultados que viene arrojando este programa de rehabilitación respiratoria en pacientes con EPOC son los referidos, con un notable impacto en la calidad de vida, mejora de síntomas como la disnea y de la tolerancia al ejercicio. Unos resultados que han sido presentados ya en diferentes congresos de la especialidad de Neumología.

Virginia Almadana, neumóloga del Virgen Macarena, señala los principales beneficios que experimentan las personas que acuden a la unidad: «Fundamentalmente se ha visto que la actividad física está muy relacionada con la disminución de la mortalidad y este tratamiento mejora la calidad de vida del paciente», explica antes de agregar que «da muy buenos resultados porque el paciente está bien vigilado y tiene una adherencia mejor que si estuviera en su domicilio, ya que está supervisado por varios profesionales».

Se ignora aún si la rehabilitación incide en la mortalidad, pues «los datos son más controvertidos ya que no hay muchos estudios, pero lo que sí está demostrado es que disminuyen los ingresos hospitalarios», dice Almadana, que recuerda que «también se invita a los familiares para que conozcan el tratamiento y puedan asistir al enfermo en casa».

Un proyecto en marcha y otro en ciernes

Desde esta unidad se promueve la investigación continuada, contando con diferentes proyectos asociados y habiendo generado un elevado número de comunicaciones a congresos y alguna publicación. En la actualidad destaca la beca Neumosur concedida para el proyecto Evaluación de un programa intensivo de rehabilitación respiratoria previo a cirugía en pacientes con cáncer de pulmón y el impacto de la actividad física en el número y la gravedad de las complicaciones postquirúrgicas, así como dos proyectos pendientes de iniciarse: Relación de la gravedad de las bronquiectasias y la capacidad del ejercicio en un programa piloto de rehabilitación respiratoria domiciliaria en el Hospital Universitario Virgen Macarena e Impacto de un programa de rehabilitación respiratoria domiciliaria en la capacidad de esfuerzo y actividad física en pacientes con fibrosis quística.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016