viernes, 24 noviembre 2017
18:42
, última actualización

La amenaza de malas cosechas aparece: el verdeo ya se ha torcido

Las organizaciones agrarias auguran un otoño difícil pese a las compensaciones por la falta de lluvia

14 oct 2017 / 07:57 h - Actualizado: 14 oct 2017 / 07:57 h.

La falta de precipitaciones, explica el secretario general de Asaja Sevilla, Eduardo Martín, no se limita al septiembre más seco desde 1970, ni al octavo año hidrológico más seco desde 1981. «Es una sequía arrastrada, que ha encadenado cuatro años secos seguidos en los que no se ha alcanzado la media».

Además, «este mes, en pleno octubre, vivimos una combinación maléfica: altas temperaturas y falta de humedad, sin las temperaturas bajas que favorecen las rociadas o blandas que ayudan mucho, aunque no llueva, por las mañanas».

«No me gusta hablar de previsiones, de lo que va a llover dentro de 15 días. El agua que no ves en 48 horas no es pronosticable, la atmósfera cambia mucho.

Pero es que de aquí a 15 días ni siquiera se ven nubes que luego se disipen en el pronóstico del día siguiente, y la Aemet habla de un octubre muy seco también, aunque luego cambie su pronóstico para noviembre», explica el secretario general de esta asociación de agricultores.

El primer castigo fuerte se lo han llevado, explica, los cereales. Y ahora le toca el turno al olivar, con una cosecha de verdeo que se ha terminado inusualmente pronto y en la que los frutos han sido «pocos, pequeños y arrugados». La cosecha de la naranja es la próxima que puede verse afectada, porque el regadío «no palia la humedad que le entra a los naranjos por las hojas. Y luego el árbol, aunque llueva, no se recupera para la siguiente campaña».

Para toda Andalucía la organización agraria UPA estimó en 1.050 millones de euros las pérdidas por la sequía, como señaló el miércoles su secretario general, Lorenzo Ramos. El sector más afectado, el olivar, con 865 millones de euros.

En noviembre, si las anunciadas lluvias de la Aemet no se producen, no se podrá efectuar la siembra. «No necesitamos el agua de un día, sino continua», lamenta el dirigente de Asaja.

Y fuera de los cultivos, este año la ganadería ha perdido la otoñada: el pasto natural será sustituido por pienso y el agua del campo por la factura del grifo para que beban los animales.

En Andalucía, según los datos de su organización, hay 245.000 explotaciones agrarias. La sequía afectará a millones de peonadas. «Ya se han reducido mucho los jornales del verdeo».

RECURSOS ECONÓMICOS

Los agricultores ya han obtenido que, para paliar la situación de sequía, Bruselas les anticipe el 70 por ciento de las subvenciones de la Política Agraria Común (PAC), unos fondos que llegarán este mes.

A partir de ahí, Asaja reclama rebajas de impuestos y exenciones fiscales, líneas de créditos blandos «para dar oxígeno al agricultor» y apoyo a los seguros agrarios. La Junta de Andalucía, recuerda Martín, dedicaba a este capítulo 14 millones de euros en 2011 y ahora cinco.

Otra organización agraria, COAG, reclamó esta semana asimismo créditos blandos y medidas similares a las de ASAJA ante un «verano cargado de récords» de temperatura en Andalucía.

Asimismo, el sindicato UGT pidió la condonación de jornales e inversiones hidrográficas ante la previsible «prolongación de la sequía».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016