domingo, 21 abril 2019
22:25
, última actualización

La Feria larga se perpetúa a falta del festivo

Fiestas. El Gobierno amplía a 2018 el formato de sábado a sábado por su éxito económico y llama a la oposición a incluir el festivo en la Feria a costa del patrón

27 jul 2017 / 06:09 h - Actualizado: 27 jul 2017 / 18:37 h.
  • Un grupo de flamencas pasean por el recinto ferial de Los Remedios. / Diego Arenas
    Un grupo de flamencas pasean por el recinto ferial de Los Remedios. / Diego Arenas
  • El montaje de las casetas se adelantará como en la edición de 2017. / Jesús Barrera
    El montaje de las casetas se adelantará como en la edición de 2017. / Jesús Barrera

La Feria de Abril de 2018 se abonará al nuevo formato de sábado a sábado. El Gobierno local de Juan Espadas se ha agarrado a los buenos números económicos y de afluencia de visitantes que lleva exhibiendo desde los fuegos artificiales para anunciar que la prueba piloto de siete días y dos fines de semana continuará, al menos, un año más.

La elección se anuncia en un momento en el que el Gobierno socialista de Juan Espadas necesita apoyos para cuadrar el nuevo formato. El éxito del modelo de sábado a sábado residía, en parte, por la colocación de un día festivo justo en el ecuador de la semana de farolillos. Para el año 2017, esa opción era más que factible, a la vista de que la Feria se celebraba, en parte, en mayo, lo que permitía contar con el 1 de mayo, Día del Trabajador, como festivo. La fecha de 2018 no cuenta con esa ventaja y, por tanto, había que optar por mover alguna de las festividades locales. En ese caso, el Gobierno municipal presentó el pasado pleno de junio la opción de trasladar el festivo que tradicionalmente va destinado a San Fernando al miércoles de Feria. Pero la negativa del PP y la ausencia de concejales socialistas, unido a la no intromisión del resto (Cs, Participa e IU se abstuvieron) hizo que no se garantizara día de fiesta en Feria de Abril.

A la vista de ese escenario, que generaba ciertas dudas, el Ayuntamiento se ha reunido con los grupos de la oposición y les ha dicho a las claras que elegirán el formato y que necesitan ese día de fiesta para los sevillanos. La propuesta se justifica, una vez más «previa evaluación del impacto económico y tras consultar distintos estudios realizados por servicios municipales» o por otras instituciones, de mantener en 2018 el modelo de siete días que «arrancará un domingo, contará con un festivo el miércoles y se cerrará un sábado por la noche, lo que favorecerá la conciliación laboral y familiar de los sevillanos».

Así, este viernes se reedita la votación, donde el Gobierno local propone como días festivos locales de 2018 el Corpus Christi (31 de mayo), y el miércoles de Feria (18 de abril). La decisión, además, se ve reforzada por un calendario, que sitúa el día de San Fernando y el Corpus Christi en la misma semana (miércoles y jueves).

La insistencia del Gobierno ya da sus primeros frutos. A diferencia de la votación de junio, en esta Ciudadanos votará a favor. El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Javier Millán, afirmó ayer que «nos parece bien un calendario en el que la Feria vaya de sábado a sábado», algo que su grupo político apoyaría «tras consultar con los distintos sectores que resultan especialmente implicados». Así, la apuesta por incluir el festivo por parte de la formación naranja viene justificada en que «prime el interés general, que pasa por que las familias puedan disfrutar de esta fiesta conciliándola con su vida laboral y por aprovechar la inyección económica que este festivo supone para la ciudad». Este cambio de posicionamiento –Ciudadanos se mostró férreo con Espadas e incluso pidió un pleno monográfico para debatir el formato– allana el camino, pero no lo garantiza del todo. Y es que todavía se puede dar la carambola de que el PP, que ya votó en contra, e IU y Participa Sevilla, socios naturales de Espadas pero más alejados en los últimos tiempos, rechacen la elección de los festivos. Una ecuación, en todo caso, algo complicada.

De todos modos, el Ayuntamiento, además de los números económicos, insiste en que la consulta ciudadana no solo validó el nuevo formato, sino también el de la colocación del festivo local, que obtuvo un apoyo más abrumador, ya que contó con el respaldo del 81,07 por ciento de los cerca de 50.000 sevillanos que participaron.

Desde 2015, la Feria ha contado todos los años con día festivo. De hecho, en esa ocasión, el Gobierno local –del PP– decidió trasladar el festivo de San Fernando. Pero la salvedad estaba en que el día del patrón cayó aquel año en sábado y, por lo tanto, no había problemas en cambiarlo. Un año después, para la Feria de 2016, el PP sí votó en contra, aunque el traslado fue apoyado por el resto de grupos políticos.

División en el Barómetro

¿Y qué opinan los sevillanos de esta decisión? No hay respuesta a esta pregunta, pero el Barómetro Socioeconómico de julio de la Fundación Cámara de Sevilla y el Centro Andaluz de Prospectiva refleja que más de la mitad de los sevillanos valoran positivamente el nuevo calendario de la Feria de Sevilla, de sábado a sábado, pero tienen dudas sobre si repetir en 2018 es lo más adecuado. Ante la pregunta de si mantendría este formato para el próximo año o bien volvería al de ferias anteriores, la división de opiniones se hace más evidente porque hay un alto porcentaje de sevillanos que tiene dudas.

Después de 440 entrevistas telefónicas realizadas en Sevilla entre el 19 y el 26 de junio de 2017, esta encuesta indica que el 54,2 por ciento de los sevillanos entrevistados valora positivamente la Feria de Abril de sábado a sábado, mientras que el 27,5 por ciento lo rechaza. La nota media de los encuestados, del 0 al 10, es un 5,69.

No obstante, ante la opción de mantener para el próximo año este nuevo calendario o bien la de volver al de años anteriores (con la noche del Pescaíto el lunes), el 44,2 por ciento de los consultados opta por repetir, un 34,6 por ciento quiere volver al calendario anterior y un 21,1 por ciento, no sabe. Hay un alto porcentaje de indecisos.

Ante estos datos, el jefe del Área de Investigación del Centro Andaluz de Prospectiva, Juan Manuel Muñoz Pichardo explicó la semana pasada que no hay una mayoría aplastante y que existe «cierta división de opiniones», si bien los sevillanos se muestran ligeramente favorable al nuevo formato de la Feria.

Por distritos, evidentemente los vecinos de Los Remedios son los que, en mayor medida, optan por volver al calendario anterior (67,8 por ciento). Mientras que los sevillanos de la Macarena (con un 6,8 sobre 10) son los que mejor valoran que la Feria sea de sábado a sábado. En los Remedios, donde más se sufren sus efectos perniciosos, esta puntuación sólo alcanza el 3,79. Un suspenso.

Por edades, los encuestados entre 18 y 34 años son los que, principalmente, apoyan el nuevo formato de la Feria (54,7 por ciento), frente al colectivo de 55 años o más, donde un 38,8 por ciento está a favor y un 34 por ciento volvería al calendario anterior. Entre los entrevistados de entre 35 y 54 años, las opiniones están muy igualadas: un 37,9 por ciento quiere la Feria corta y un 39,4 por ciento la larga.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016