martes, 20 agosto 2019
16:04
, última actualización

La ITV no es para el verano

Tanto la empresa como los trabajadores de Veiasa (empresa pública) admiten el colapso en las ITV en verano, pero ni se hacen contrataciones a tiempo ni se mejora el servicio

31 jul 2017 / 22:41 h - Actualizado: 01 ago 2017 / 15:29 h.
  • Número, sin cita previa, para pasar la inspección técnica de vehículos en la estación de Gelves. / Jesús Barrera
    Número, sin cita previa, para pasar la inspección técnica de vehículos en la estación de Gelves. / Jesús Barrera
  • Un técnico revisa un vehículo en la ITV de Gelves. / Jesús Barrera
    Un técnico revisa un vehículo en la ITV de Gelves. / Jesús Barrera
  • Un conductor espera su turno ante la estación de la ITV de Gelves, en la provincia de Sevilla. / Jesús Barrera
    Un conductor espera su turno ante la estación de la ITV de Gelves, en la provincia de Sevilla. / Jesús Barrera
  • Conductores, ayer, en una oficina de la ITV. / Jesús Barrera
    Conductores, ayer, en una oficina de la ITV. / Jesús Barrera

Si quiere irse de vacaciones y no ha pasado la ITV (la Inspección Técnica de Vehículos), tendrá que esperar un mes para conseguir la pegatina que acredita que pasó el examen. La cita previa por internet así lo indica. Un plazo que evidencia el colapso, un año más, en este servicio clave para garantizar la seguridad de los conductores. Y esto se produce cuando la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una campaña para detectar los vehículos que circulan sin la ITV en vigor. En sólo una semana 140 personas fueron denunciadas y multadas (con entre 200 y 500 euros) en Sevilla por este motivo.

Todos los años, la demanda se dispara en el periodo estival, hasta en un 25 por ciento según fuentes sindicales consultadas, y los trabajadores y los usuarios sufren sus consecuencias. Al igual que el pasado año, muchos de los empleados de Veiasa –Verificaciones Industriales de Andalucía S.A.– padecen insultos e incluso agresiones de conductores que, sin cita, se presentan en las oficinas de la ITV para pasar la inspección cuando se produce una cancelación.

Es una posibilidad que ofrece la empresa que, aunque permite adelantar la revisión en caso de extrema necesidad, también provoca que algunas personas pasen una jornada entera esperando sin fruto alguno porque no se da ninguna anulación. Eso, evidentemente, «genera situaciones de estrés que paga el trabajador», aseguran fuentes sindicales.

Y mientras los representantes de los trabajadores alertan de la situación y piden medidas urgentes, la empresa defiende que el colapso estival «no es nuevo». «Hay una alta demanda de inspecciones antes del verano y a principios de éste porque las personas se quieren ir de vacaciones con la ITV pasada, pero a mediados de agosto se regulariza la situación, se normaliza», aseguran.

Desde la empresa admiten que hay muchas personas que van a las estaciones de las ITV sin cita y que esto crea «mucha presión» sobre los trabajadores. «Por eso recomendamos que pidan cita previa con antelación».


Aviso por carta

Fuentes de Veiasa insisten en que los conductores deben pedir cita previa cuando reciben la carta que avisa de que su ITV le caduca. «Suelen llegar a los hogares con un mes o mes y medio de antelación, es decir, con tiempo suficiente para que se saque una cita previa sin ningún problema», advierten tras añadir que lo que no es de recibo es que se espere hasta el verano para revisar el vehículo.

Con todo, la empresa explica que ha puesto en marcha algunas medidas para paliar el colapso. Una de ellas es que las máquinas ya no podrán dar números sin cita previa sin limitación, «serán un número determinado de citas» para evitar que haya personas que se tengan que volver a casa sin pasar la ITV.

Además, desde la empresa recuerdan que abrieron un proceso de selección de personal, una bolsa de trabajo.

Sin embargo, el responsables de CCOO en el comité de empresa de Veiasa, Hugo Palmar, asegura que la empresa prevé contratar en agosto a 150 personas para toda Andalucía a través de una empresa de empleo temporal. «Esto no es suficiente y desde CCOO reclamamos que estas incorporaciones no sean temporales. Hacen falta más de 200 trabajadores en la plantilla», sostiene.

¿Y por qué no contrata la empresa? No puede contratar a personal indefinido porque el Real Decreto-ley de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria de 2012 se lo impide, explican.

Lo que sí reconoce Veiasa es que en años anteriores han tenido que contratar eventuales para reforzar el servicio de mayo a septiembre ante el aumento de la demanda de citas para pasar la ITV. «En estaciones de municipios pequeños hay menos demanda, pero en los grandes sí se nota un ascenso de las solicitudes por esta época, pero ocurre así todos los años», añaden fuentes de Veiasa.

«Somos una empresa pública de la Administración andaluza y estamos sujetos a la normativa estatal y autonómica», aseguran. Sin embargo, los sindicatos discrepan y consideran que Veiasa no debería estar sometida a los «recortes» porque registra beneficios.

Los sindicatos insisten año tras año en que una empresa pública como Veiasa, «con unos beneficios que casi llegan a los 30 millones de euros y una facturación en 2016 de unos cien millones de euros, no puede dar un servicio de mala calidad y no paliar una situación que afecta a los trabajadores», apunta Hugo Palmar, quien comenta que en todas las provincias andaluzas la situación es similar.


Y con campaña de Tráfico

A la saturación de las estaciones de las ITV andaluzas se añade la campaña que ha puesto en marcha la Dirección General de Tráfico con el objetivo de comprobar que los vehículos circulen en adecuadas condiciones de puesta a punto, prestando especial atención a los elementos de seguridad de los automóviles: neumáticos, alumbrado o ITV.

Entre los días 17 y 23 de julio en la provincia de Sevilla, 596 vehículos fueron denunciados por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil por circular con su vehículo en inadecuadas condiciones de mantenimiento. Se controlaron 7.470 vehículos de todo tipo (turismos, motos, furgonetas, camiones, autobuses?) y se cursaron 627 denuncias.

Entre las deficiencias más importantes que los agentes encontraron en carretera se encuentra la de circular con la ITV caducada, desfavorable o negativa habiendo expedido 140 denuncias. El 40 por ciento de las motocicletas y el 36 por ciento de las furgonetas denunciadas lo fueron por circular sin dicha inspección en regla.

¿Y cuál es la multa? Circular con la ITV caducada o desfavorable es una sanción grave cuyo importe es de 200 euros (con pago reducido a 100 euros si se abona dentro del plazo considerado de pronto pago) mientras que si la ITV ha sido negativa el importe asciende a 500 euros. Lo incongruente de esta norma es que, si realmente la ITV es quien garantiza que el vehículo está en condiciones de poder circular, lo lógico sería que un vehículo sin la oportuna revisión técnica al día no pudiera circular. Sin embargo, la Dirección General de Tráfico no sólo no inmoviliza el vehículo que detecten circulando sin la ITV en vigor, sino que incluso puede sancionarlo sin detenerlo para emitir la denuncia.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016