jueves, 20 junio 2019
17:51
, última actualización

La rotunda vocación social de la cultura

Eventos en Sevilla. Banco de Alimentos y Nuevo Futuro son algunas de las entidades volcadas en lo artístico

20 dic 2017 / 07:17 h - Actualizado: 20 dic 2017 / 07:17 h.
  • La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, durante el concierto a beneficio del Banco de Alimentos que ofreció en el año 2016 en el Teatro de la Maestranza. / Manuel Gómez
    La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, durante el concierto a beneficio del Banco de Alimentos que ofreció en el año 2016 en el Teatro de la Maestranza. / Manuel Gómez
  • Imagen de archivo del Rastrillo Solidario en el Hotel Alfonso XIII. / Miguel Mesa
    Imagen de archivo del Rastrillo Solidario en el Hotel Alfonso XIII. / Miguel Mesa

Desde siempre en la historia, el mundo de la cultura ha mantenido una intensa relación con la solidaridad, como si la propia existencia de toda manifestación artística no pudiera desvincularse del servicio a la sociedad, si quiera ocasionalmente. Solidaridad entendida de múltiples maneras, desde la más extendida, la recaudación de fondos para causas nobles, hasta el propio sostenimiento del entramado cultural mediante la concesión de becas a quienes puedan necesitarla (como hace la Asociación de Amigos de la Orquesta Barroca sosteniendo la formación de jóvenes instrumentistas). En este sentido, el mundo cultural de Sevilla no ha hecho sino adherirse en todo momento a este vínculo, siendo especialmente notable en los últimos años en los que la crisis ha arreciado de una forma singularmente intensa.

Puntualmente, el calendario se salpica de citas en las que la asistencia implica, además del disfrute de una actividad artística, la cesión de la taquilla a alguna causa solidaria. Una de las entidades más veteranas en lo aquí expuesto es Nuevo Futuro, que el pasado mes de febrero realizó en el Hotel Meliá Lebreros su tradicional Rastrillo Solidario con un único fin: el de recaudar la mayor cantidad posible de fondos para ayudar a los hogares de acogida. La de 2018 será la 31 edición del evento. Más de tres décadas en las que la organización ha logrado movilizar a las personalidades culturales y sociales más sobresalientes de Sevilla y, lo más importante, erigiendo en tradición una cita netamente caritativa.

Con más de 300 voluntarios implicados en cada edición, Pilar Recasens, una de las voluntarias más veteranas en el rastrillo, cuenta que la idea de hacerlo en Sevilla surgió cuando un grupo de «señoras valientes copiaron la actividad que se venía realizando en Madrid y que, desde entonces, no ha parado de crecer». Muchos de los artículos que se vende son donaciones. El importe de estos productos son en su totalidad para la asociación. Los artículos llevados por empresarios de la ciudad reciben el 20 por ciento del total de la venta.

Siete años consecutivos lleva el Teatro de la Maestranza y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla colaborando con la Fundación Banco de Alimentos de Sevilla; una organización sin ánimo de lucro basada en el voluntariado, que, desde 1995, gestiona la recogida, control de calidad, almacenaje y distribución de excedentes alimenticios con el objetivo de hacerlos llegar a través de centros asistenciales, a las personas que lo necesitan. Sin dejar el ámbito musical, otro de los programas sociales que la Sinfónica –de la mano de La Caixa– desarrolla anualmente es su presencia en emplazamientos carcelarios. De esta forma, durante la pasada primavera la música de Stravinski pudo oírse en las prisiones Sevilla-II de Morón de la Frontera, y Sevilla-I, ubicada en la zona de Torreblanca.

Volviendo al Banco de Alimentos, hace solo unas semanas este presentó la segunda edición de la exposición Artistas contra el hambre, una muestra solidaria que se celebró en el Espacio Turina. El comisario de la exposición, Juan Fernández Lacomba, informó de que las obras en venta fueron donaciones en un 90%, dato que pone de manifiesto el respaldo obtenido. El también pintor felicitó a los artistas participantes por su generosidad, indicando que la exposición es una oportunidad, no sólo para el disfrute de los sevillanos, sino también para los coleccionistas.

La Fundación Prodean, de ayuda a los desfavorecidos, es otra institución que habitúa a tener presencia en la agenda cultural, como las funciones llevadas a cabo de La Pasión según Andalucía, de Cantores de Híspalis en el Teatro Lope de Vega.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016