jueves, 22 agosto 2019
23:04
, última actualización

La televisión resiste el pulso que le echa internet

Acceso. Los andaluces continúan siendo fieles a la pequeña pantalla, frente a la que pasan una media de tres horas diarias tanto para informarse como para entretenerse, según el Barómetro Audiovisual de Andalucía

06 nov 2017 / 22:26 h - Actualizado: 07 nov 2017 / 07:36 h.
  • Las familias, sea cual sea la edad de sus componentes, siguen siendo fieles a la televisión, aunque su versión ‘online’ está también ganando cada vez más adeptos. / El Correo
    Las familias, sea cual sea la edad de sus componentes, siguen siendo fieles a la televisión, aunque su versión ‘online’ está también ganando cada vez más adeptos. / El Correo

Aunque internet le pisa cada vez más los talones, la televisión continúa siendo el medio audiovisual preferido por los andaluces tanto para informarse como para entretenerse. Concretamente, el 53 por ciento de la población de Andalucía elige la pequeña pantalla para estar conectado con el mundo, mientras que el 62 por ciento le es fiel para distraerse, según los datos del Barómetro Audiovisual de Andalucía 2016.

Pese al pulso que, inevitablemente, le echan las nuevas tecnologías, en la actualidad, los telespectadores asiduos suponen un 98 por ciento de la ciudadanía mayor de 15 años, mientras que los internautas frecuentes son un 74 por ciento. Esta última cifra, no obstante, continúa in crescendo, pues en tan solo tres años el uso de internet ha aumentado 11 puntos –en 2014, la penetración de internet entre los usuarios andaluces alcanzaba ya un 63 por ciento–.

Aunque la fidelidad a la televisión es clara en esta región y resulta complicado dividir sociodemográficamente a sus usuarios, el tiempo que se pasa ante ella sí que varía en función de la edad. El visionado medio en el total de los mayores de 15 años se sitúa en dos horas y 55 minutos, pero sin duda las personas con más de 65 años son las que más horas del día le dedican, superando las cuatro diarias. Por contra, los menores de 45 años, atendiendo a su ocupación –tener más o menos tiempo libre y de estancia en el hogar–, así como a su nivel de ingresos familiares –si están o no en situación de desempleo–, dedican más o menos tiempo a ver la televisión. En este caso, los estudiantes o empleados provenientes de hogares con ingresos medios o altos, apenas pasan una hora y 58 minutos ante la pequeña pantalla.

En el acceso a internet sí que se produce un abismo entre las distintas generaciones. Mientras que solo el 30 por ciento de los andaluces mayores de 65 años acceden de forma habitual a internet, los jóvenes entre los 16 y 24 años hacen casi pleno a la hora de navegar por la red –son el 98,7 por ciento–. Estas tendencias generales, en cualquier caso, varían también según el nivel formativo, los ingresos familiares y el sexo, de manera que los segmentos sociales con más riesgo de sufrir las consecuencias de la llamada brecha digital son mujeres de más de 54 años, con estudios primarios o más bajos y procedentes de hogares con rentas mensuales totales inferiores a 1.000 euros.

Con un papel de menos peso, aunque con una incidencia importante, está la radio: los radioyentes diarios suponen un 65 por ciento de la población andaluza encuestada para el Barómetro Audiovisual de Andalucía. Este estudio señala que su tendencia a la baja en los últimos años coincide con el crecimiento de internautas habituales, pero no necesariamente están interrelacionados. Es más, la radio realmente encuentra más apoyo que competencia en internet, gracias a la conexión online desde dispositivos móviles. Su perfil de oyentes, además, no es tan homogéno como puede ser el de la televisión. Cuanto mayor es el nivel de estudios, más se tiende a sintonizar, siendo los universitarios el 76 por ciento de los radioyentes frente al 65 por ciento del total poblacional. Su segmento de audiencia más baja se encuentra, al igual que el de internet, entre mujeres con niveles de estudios bajos o muy bajos –32 por ciento–. El tiempo medio diario de atención que se dedica a la radio se sitúa en dos horas y 14 minutos.

Volviendo al uso que los andaluces le dan a los medios audiovisuales, internet mantiene la segunda posición con respecto a su elección para informarse y entretenerse. En ambos casos, es escogido por el 25 por ciento de la población. El entretenimiento radiofónico apenas alcanza el 14 por ciento de preferencia y tan solo un 7 por ciento la utiliza como medio de cabecera para informarse.


Televisión ‘online’

De nuevo es la población joven la que impulsa lo que el barómetro tilda de «cambios emergentes» en el consumo audiovisual. El uso de internet ha convertido en un hábito cada vez más frecuente el visionado de la televisión online continuo u ocasional, alcanzando al 45 por ciento de los internautas. Entre ellos, las proporciones más elevadas se dan en la franja de edad de menores de 35 años, cayendo drásticamente a partir de los 44 años.

Pese a todo, su penetración en los hogares andaluces está siendo muy rápida, incrementándose la proporción de usuarios internautas en 30 puntos porcentuales desde el estudio del año 2014. El dispositivo más utilizado para ver televisión online sigue siendo el ordenador –usado por el 52 por ciento de los internautas–, si bien las tablets, con un 39 por ciento de uso, y los televisores conectados a internet o smart TV, con un 15 por ciento, le están robando parte de su cuota.

El aumento de las velocidades de conexión a internet, el avance de la tecnología, la disminución en gastos de conexión y poder contar con una amplia oferta de canales de pago como televisión a la carta han hecho que la televisión online haya irrumpido de forma notoria en las vidas de la población andaluza.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016