sábado, 17 noviembre 2018
21:09
, última actualización
Exportaciones

Los combustibles salvan a Andalucía del déficit comercial

Balanza comercial. La comunidad registra un superávit cercano a los mil millones en el primer semestre. La alimentación lidera las exportaciones con un tercio de las ventas

24 ago 2018 / 11:51 h - Actualizado: 24 ago 2018 / 11:52 h.
  • Entre enero y junio, la comunidad andaluza exportó más de 17.225,1 millones, un 7,6 por ciento más que hace un año. / El Correo
    Entre enero y junio, la comunidad andaluza exportó más de 17.225,1 millones, un 7,6 por ciento más que hace un año. / El Correo
  • Las ventas de bienes de equipo, como aviones y piezas aeronáuticas, tienen un peso importante. / J. Barrera
    Las ventas de bienes de equipo, como aviones y piezas aeronáuticas, tienen un peso importante. / J. Barrera
  • El negocio exterior del oro verde baja un 20,1 por ciento respecto a 2017. / E.C.
    El negocio exterior del oro verde baja un 20,1 por ciento respecto a 2017. / E.C.
  • Un trabajador de Cobre las Cruces durante su jornada laboral. / El Correo
    Un trabajador de Cobre las Cruces durante su jornada laboral. / El Correo

Los negocios de Andalucía con el exterior gozan de una salud extraordinaria. Lo hacen gracias a las vitaminas aportadas por las ventas de combustible y de productos relacionados con la minería. Tampoco podía faltar en este aporte los productos agroalimentarios, ya que frutas y hortalizas siguen uno de los fuertes de los negocios internacionales. Así se extrae del análisis de la estadística de intercambios de bienes entre la comunidad y otros países, facilitados ayer por el Ministerio de Economía, en los que se destaca que al cierre de junio, los negocios andaluces con el extranjero dejaban un superávit de cerca de mil millones de euros –998,83 millones para ser exactos– en la balanza comercial (la diferencia entre lo que se vende y se compra).

Entre enero y junio, la comunidad exportó más de 17.225,1 millones, un 7,6 por ciento más que hace un año. Andalucía no sólo consolida su segundo puesto como región exportadora (por detrás de Cataluña, con 36.658,5 millones), sino que rompe su mejor marca y deja el mejor primer semestre en volumen de ventas y facturación de la historia estadística –que se remonta a 1995–. La comunidad alcanzó este nuevo récord gracias al repunte de un 30 por ciento de las exportaciones en junio, cuando se superaron los 2.935 millones colocados en el exterior.

La agroalimentación andaluza en su conjunto vuelve a liderar las ventas al exterior, al registrar más de 6.073,3 millones euros, a pesar de que el valor de varios capítulos cae. Uno de cada diez euros exportados corresponde a la fruta, que se sitúan en la parte alta de la clasificación al facturar más de 1.779,7 millones, un 6,5 por ciento más que hace un año. Distinto es el caso de las legumbres y hortalizas o las grasas de origen animal y vegetal, que experimentaron un descenso del valor exportados. El negocio de las grasas animales y vegetales fue el que más retrocedió entre enero y junio, con 1.419 millones exportados, un 17,6 por ciento menos que hace doce meses. En este capítulo hay que hacer un aparte y poner el foco en el aceite de oliva, del que se vendieron 1.284 millones; tras años de intensas subidas, el negocio exterior del oro verde baja un 20,1 por ciento respecto al primer semestre de 2017. En el caso de las hortalizas, la caída fue del 7,5 por ciento, ya que se colocaron en el exterior 1.731 millones.

La sorpresa llega de la mano de los combustibles, que en el primer semestre registra el mayor repunte, al vender un 62 por ciento más que en el primer semestre de 2017. Las exportaciones de aceites minerales alcanzaron los 2.241 millones de euros.

Los productos relacionados con la actividad minera son otros de los que experimentan un aumento. Andalucía exportó hasta junio un tercio más de lo que hizo en el primer semestre de 2017. El negocio de minerales, escorias y cenizas se situó en los 1.354 millones.

No obstante, la minería sigue estando un peldaño por debajo de la industria aeronáutica. La venta de piezas y aviones dejó un negocio de 1.410 millones, un 5,27 por ciento más que hace un año.

Aunque no es el caso, el buen ritmo de las exportaciones podría verse ensombrecido por el incremento de un 16 por ciento de las importaciones en Andalucía, que se traduce en 16.226,3 millones de euros. Al igual que los combustibles es una de las claves en el comercio exterior, también lo es en las entradas, pues lidera la tabla con más de 7.275 millones, casi la mitad de las importaciones de la comunidad. No obstante, es el repunte de los productos químicos (más de un 168 por ciento) y de los materiales aeronáuticos (un 86 por ciento más), lo que estabiliza la balanza.

La primera lectura de la analítica es positiva. Pero si se compara con el reconocimiento de hace un año, los datos reflejan cierto empeoramiento en los beneficios obtenidos por la comunidad andaluza en sus negocios con el exterior. En el primer semestre de 2017, el saldo positivo alcanzaba los 2.056 millones.

El repunte de capítulos como el combustible en la columna de las exportaciones salva a la región del déficit comercial que sí se acusa en el conjunto de la balanza española, que pierde más de 14.500 millones. De hecho, en junio, el comportamiento de las exportaciones andaluzas superó con creces el del conjunto español, ya que el repunte de la comunidad multiplica por diez el crecimiento de la media de España durante el sexto mes del año, que se estableció en un 3,1 por ciento más. Además, según los datos elaborados por Extenda (la Agencia Andaluza de Promoción Exterior), en el acumulado del año, el crecimiento de las exportaciones andaluzas es más del doble que el de la media nacional, un 7,6 por ciento frente a un 2,9 por ciento, respectivamente, dando lugar a unas ventas por valor de 17.225 millones de euros para Andalucía y de 144.916 millones para el conjunto de España.

Sevilla pierde en este primer semestre su liderazgo en la tabla de las exportaciones en favor de Huelva. La provincia onubense no sólo se coloca a la cabeza de la lista con más de 4.419 millones vendidos, sino que fue la que mayor evolución reflejó, con un tercio de ventas más que hace un año. Le seguiría la provincia hispalense con 3.700 millones exportados (un 7,1 por ciento más). El podio lo cerraría Cádiz, con 3.400 millones exportados, un 10 por ciento más, lo que supone el segundo mayor repunte del semestre.

Les siguen como provincias más exportadoras Almería, con 2.194 millones, que mes tras mes va minorando la bajada con la que inició el año y ya se acerca al equilibrio, con sólo un 0,9 por ciento menos exportado que en el primer semestre de 2017. Como quinta exportadora se sitúa Córdoba, con 1.166 millones de euros; Málaga, con 1.038 millones; Jaén, con 624 millones y Granada, con 606 millones. Todas ellas experimentaron una bajada en sus ventas.

Destinos

Alemania se ha convertido en el principal destino de los productos andaluces, al comprar un 16 por ciento más que hace un año y registrar una factura de 2.165 millones. Sin embargo, destaca el creciente interés de países como Bulgaria, cuyas adquisiciones repuntaron un 44,6 por ciento, lo que le permite situarse en el décimo destino de las ventas andaluzas, con 595 millones. El segundo en crecimiento lo registra Marruecos, con un 21,4 por ciento más exportado hasta sumar 727 millones. El cuarto país en el que más crecen las ventas de productos andaluces es China, un 12,9 por ciento, hasta alcanzar los 725 millones de euros (4,2 por ciento del total), y el quinto, Estados Unidos, con un 8,7 por ciento más y 840 millones (4,9 por ciento) en exportaciones, que lo sitúan como el primer mercado no comunitario. Con ello, Andalucía mantiene tres mercados extracomunitarios entre los cinco que más crecen, lo que contribuye a la diversificación geográfica de sus exportaciones.

Sevilla cede el liderazgo

Sevilla lideraba las ventas al exterior a nivel regional, con un valor exportado de 3.454 millones, hasta hace un año. Sin embargo, el notable crecimiento de las exportaciones de la actividad automovilística en Huelva, que pasó en un año de 618,8 millones a 5.452 y dando la vuelta a la balanza comercial de este capítulo de negativo a positivo. Este vuelco ha hecho que la provincia hispalense ceda su primer puesto, a pesar de que el comportamiento de sus negocios con el exterior es positivo. A los 3.699 millones exportados durante el primer semestre por la provincia habría que restarle la entrada de productos por valor de 2.555,8 millones, lo que deja un saldo positivo de 1.143 millones.

La venta de bienes de equipo, entre las que se encuentra la actividad aeronáutica, sigue liderando el ranking, con más de 1.643 millones. Le sigue, como no podía ser de otra forma, las exportaciones agroalimentarias que pese a algunos reveses como la imposición de aranceles de Estados Unidos a la aceituna negra, mantiene unas ventas de 1.414 millones. El tercer capítulo en el podio es para los productos semifacturados, de los que se colaron en el mercado internacional más de 359 millones.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016