sábado, 22 septiembre 2018
23:46
, última actualización
Resumen del año 2017

Luces y sombras en el patrimonio provincial

La candidatura de Itálica a Patrimonio Mundial y el hallazgo del mosaico de Cantillana son la cara de una riqueza cultural que tiene su particular cruz en este año: la desidia de las administraciones

29 dic 2017 / 21:12 h - Actualizado: 29 dic 2017 / 22:05 h.
  • Luces y sombras en el patrimonio provincial
  • Luces y sombras en el patrimonio provincial
  • Luces y sombras en el patrimonio provincial

El salto de calidad que ha pegado el patrimonio provincial durante el año que ahora acaba es innegable. La oficialidad de la candidatura de las ruinas de Itálica, en Santiponce, a Patrimonio Mundial de la Humanidad o el hallazgo del imponente mosaico romano que surgió de unas obras en el viario hace apenas un mes en Cantillana, son una muestra inequívoca de la buena forma en la que se encuentran nuestros tesoros culturales.

La primera de estas cuestiones, de hecho, promovida por la Unión Cívica del Sur de España (Civisur), ha logrado multitud de apoyos de diversas instituciones y colectivos que se han sumado a una causa cuyo primer intento, en 2014, se quedó únicamente en eso. Durante el primer semestre de 2017, la candidatura cogió peso con el seminario científico celebrado en la Fundación Cajasol, y se formalizó en un ambicioso acto de presentación el pasado 2 de junio. Si las buenas intenciones, avaladas en todo momento por un comité científico en el que se incluyen las dos universidades sevillanas, tendrán éxito, será algo que, por su complejidad, no podremos ver en el año que entra. Eso sí, las ruinas poncinas han dado la vuelta al mundo gracias al estreno, el pasado mes de abril, de la séptima temporada de Juego de Tronos, en la que el anfiteatro acaparó todos los focos en una escena que reunió a prácticamente todos los personajes importantes de la serie.

Lo que sí que se ha podido ver físicamente gracias a una jornada de puertas abiertas –iniciativa que, por el momento, no se repetirá– ha sido el yacimiento arqueológico que brotó del suelo de Cantillana a finales de noviembre. Como ya sucediera con el tesoro de Tomares en 2016, este mosaico, único entre otras cosas por contener un pozo de seis metros de profundidad, fue descubierto por un trabajador, José Miguel Reina, el Tobalo. Con su excavadora ejecutaba la sustitución de las redes de saneamiento en los alrededores de la parroquia –unas obras con cargo al Pfoea–, excavó unos centímetros más y, de repente, se topó sin saberlo con el que ha sido el descubrimiento del año en la provincia. Ahora, lo que toca es explotar su indudable valor patrimonial. La intención del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía, avalada por el arqueólogo José Antonio Valiente, es mantener el yacimiento en su ubicación, haciéndolo visitable y poniéndolo en relación con otros elementos arquitectónicos de distinta índole que permitan «articular el discurso histórico completo» de lo que fue la Naeva romana.

Junto a estos dos hitos, la puesta en valor del gran desconocido yacimiento del Cerro Macareno, en La Rinconada, que está dando pasos para ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC); la exposición al público de las valiosas termas romanas de Herrera; o la restauración que el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) va a llevar a cabo en el imponente mosaico ecijano de Los amores de Zeus, son la nota positiva de un patrimonio provincial que continúa reclamando el sitio que le corresponde.

Claro que no todo es luz en esta parcela. Porque oscuro resulta el hecho de que, después de que haya pasado más de un año desde el suceso, no se sepa todavía ni cómo ni quién arrampló con 240 kilos de paños de azulejos obra del ceramista Niculoso Pisano, los cuales decoraban el claustro de los muertos del monasterio de San Isidoro del Campo. El monumento poncino no solo no se ha recuperado tras el expolio, sino que, en este año, ha sufrido otro revés. El de la desidia de sus dueños: la Casa Álvarez de Toledo y Mencos, propietaria, y la Junta de Andalucía, que gestiona el conjunto monumental a través de un convenio de cesión que, según anunció el pasado octubre, no renovará el próximo año.

Otro BIC que espera una mejor suerte es el de los jardines de Forestier, en Castilleja de Guzmán. Su palmario deterioro en los últimos tiempos obligó al Ayuntamiento a lanzar una petición de ayuda desesperada a la Consejería de Cultura que, a día de hoy, no ha obtenido respuesta.

Y, pese a ser un proyecto de Patrimonio Mundial, no hay que olvidar que Itálica ha sufrido con creces la falta de presupuesto, obligando a reducir la apertura a los visitantes durante el año que ahora termina.

LOS OTROS HITOS DE LA PROVINCIA EN 2017

No hay quinto (Plan Supera) malo

Con cerca de 60 millones, la Diputación dio luz verde este año a la quinta edición del Plan Supera, ese programa que, desde que existe, ha permitido que los municipios sevillanos puedan ejecutar obras impensables de realizar con sus presupuestos. En esta ocasión, serán 388 actuaciones de toda índole, entre las que se incluyen reasfaltado de calles, promoción turística, ascensores y hasta contenedores soterrados. También habrá una parte importante del montante destinada a mejorar las carreteras provinciales. Más allá del Supera, la institución se ha propuesto que para el año que viene todos los ayuntamientos tengan una conexión de 100 megas para que los trámites administrativos sean más rápidos, además de instalar ascensores en edificios donde haya vecinos con movilidad reducida.

Golpe a los narcos de la Sierra Norte al Aljarafe

El más sonado fue el de Isla Mayor. No solo por tempranero –se produjo recién empezado el año 2017–, sino porque en la operación contra el narcotráfico en el Guadalquivir fueron detenidos cuatro agentes de la Guardia Civil del cuartel de Isla Mayor, todos ellos implicados en la introducción de hachís a gran escala a través del río. Pero la batalla contra los narcos en la provincia se ha extendido tanto en el tiempo como en el espacio. Otro de los casos destacados se produjo en Los Palacios y Villafranca en junio, donde una nave aparentemente inofensiva guardaba en su interior 308 kilos de cocaína procedente de Colombia, escondidos en contenedores de chatarra. Ya en octubre, se desmanteló en La Rinconada un grupo que, desde la ventana de una vivienda, suministraba marihuana y hachís a adolescentes de entre 14 y 17 años. Con 23 detenidos se saldó una operación que, el pasado noviembre, acabó con la aprehensión de 4,5 toneladas de hachís encontradas en varios domicilios del Aljarafe. Pero ha sido diciembre el mes con mayor movimiento antidroga en la provincia. En apenas 10 días, han caído redes de tráfico de marihuana en Utrera y El Ronquillo, con más de 30 detenidos entre las dos operaciones. Y el día 23 se dio a conocer el desmantelamiento de hasta ocho puntos «muy activos» de venta de heroína y cocaína en varios municipios de la comarca de la Sierra Norte.

Los malos olores tomaron Coria del Río

La alarma saltó a finales de octubre. Los vecinos de la barriada Guadalquivir de Coria del Río salían a la calle para denunciar los síntomas que muchos de ellos estaban padeciendo a raíz de la aparición de malos olores. Cefaleas, picor en los ojos y la garganta que requerían atención médica en más de un centenar de corianos. Todos estos males fueron provocados, según los estudios realizados, por unos gases que contienen gasolina y, probablemente, también gasoil. A tenor de ese informe de Emasesa, el foco en cuestión está fuera de la barriada afectada, y procede de una gasolinera cercana al colector de Aljarafesa. A mediados de este mes, no obstante, ya no había más afectados.

Cuatro alcaldías cambian de rostro

Desde los motivos personales del mandatario de El Saucejo, Antonio Barroso (IU), relevado por su joven compañera Antonia Capitán, o profesionales de la exregidora de Lebrija, María José Fernández (PSOE), que dejó su sillón a José Barroso para dedicarse en cuerpo y alma al Senado, a los vaivenes políticos propios de gobiernos en minoría. Pasó en Villanueva del Río y Minas, donde se puso fin al pacto entre Unión Minera –que ostentaba el mando–, Unidos por el Cambio y PP, acercando posturas el primero de estos partidos con el PSOE y dándole la Alcaldía al socialista Miguel Ángel Barrios. En Estepa, por su parte, el también socialista Antonio Jesús Muñoz, recuperó el bastón de la mano del PP y el PA, quienes rompieron el pacto que apeó del gobierno a los independientes estepeños.

Fuegos que truncan vidas y destrozan parajes

Sin haberse recuperado aún del peor incendio forestal del año 2016 en Andalucía, El Castillo de las Guardas volvió a ser azotado por el fuego este verano. Cierto es que en esta ocasión no se desató en su término municipal, sino en el vecino de La Granada de Riotinto (Huelva), pero eso no impidió que más de 500 vecinos tuvieran que ser desalojados de sus casas, rememorando la pesadilla que destrozó una localidad que aún lucha por salir adelante tras la catástrofe. La Sierra Norte, especialmente los municipios de Almadén de la Plata y Guadalcanal, fue demasiadas veces pasto de las llamas durante toda la época de mayor riesgo de incendios forestales, aunque la actuación del Plan Infoca logró que los daños no fueran tan contundentes como en otras ocasiones. La tragedia llegó a la provincia en forma de fuego doméstico. Ocurrió en julio, en la playa de El Palmar (Cádiz), donde una casa prefabricada salió ardiendo, provocando la muerte de cuatro personas. Tres de los fallecidos, el padre, la madre y una hija de una familia, eran residentes de La Algaba. También murió un amigo de la familia que pasaba con ellos el fin de semana en su lugar de vacaciones. El otro hijo, de tan solo nueve años, sobrevivió al fatal suceso pese a la gravedad de sus heridas. El municipio algabeño se volcó con los familiares y amigos de los fallecidos tras conocer el desenlace del incendio.

Primeros cortes de agua en la Sierra Sur

No hubo más remedio que cerrar el grifo. A principios de julio, Badolatosa, Casariche y Lora de Estepa, que no pertenecen a ninguna entidad que se encarga de la gestión del ciclo integral del agua, sufrieron los primeros cortes nocturnos tras tres años muy secos. Afortunadamente, la situación mejoró al mes siguiente. En La Roda de Andalucía, pese a ser parte del Consorcio Sierra Sur, fue necesario reducir la presión en el suministro por averías en las tuberías. Aguadulce y Pedrera se sumaron a las restricciones en octubre, y el problema, aunque se ha mitigado, no ha desaparecido. Prueba de ello es que Casariche mantiene cerrada su piscina cubierta como medida de ahorro.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016