sábado, 18 mayo 2019
18:26
, última actualización

Mairena del Alcor ya está andando

Camino. La hermandad alcoreña inició en la tarde de ayer su peregrinaje tras la misa de romeros celebrada en la ermita de San Sebastián

Alberto Guillén Aguillenito /
15 may 2018 / 22:16 h - Actualizado: 15 may 2018 / 22:35 h.
  • Cientos de devotos acompañaron ayer en su salida a la hermandad del Rocío de Mairena del Alcor. / A.G.
    Cientos de devotos acompañaron ayer en su salida a la hermandad del Rocío de Mairena del Alcor. / A.G.

La hermandad del Rocío de Mairena del Alcor ya ha comenzado su peregrinación hacia la aldea del Rocío. Su salida oficial tuvo lugar en la tarde de ayer, tras la tradicional misa de romeros, celebrada a las 18.00 horas en una abarrotada ermita de San Sebastián. Al centenar de peregrinos maireneros que copaban el templo, se sumaron otros tantos vecinos y curiosos amontonados a las puertas del templo.

Fue minutos después de las siete de la tarde cuando los hermanos llevaron el bellísimo Simpecado mairenero –confeccionado por el matrimonio Antonio González Domínguez y Carmen López Roldán, y diseñado por Manuel Martínez–, hasta la carroza que esperaba rodeada de gente, donde recibió las primeras ofrendas florales al alegre son de los tamborileros.

Con casi 30 años a sus espaldas –fue nombrada hermandad filial en 1991 con el número 81–, Mairena del Alcor recibió una vez más el cariño de su gente. Han pasado muchos caminos desde que peregrinara por primera vez, amadrinada por la hermandad de Alcalá de Guadaíra, y sus vecinos acuden fiel a la cita cada año para desear la mejor de las peregrinaciones. Durante todo el trayecto por las calles del pueblo se repitió la misma tónica, decenas de personas esperando a la comitiva entre aplausos y vítores: «¡Viva la Virgen del Rocío!, ¡Viva la Madre de Dios!».

Tras una primera salve, cantada por los hermanos en las mismas puertas de la ermita, y con los cohetes ya crepitando al cielo, la carreta echó a rodar buscando la calle San Fernando, por donde bajó hasta la plaza Antonio Mairena. Otra salve en la esquina con las calles Rosario y San José y enseguida, a las mismas puertas del Casino, una enorme petalada de varios minutos llovió sobre el Simpecado. A escasos metros, ya casi en la esquina del Ayuntamiento, una comitiva en representación de la hermandad del Santísimo Cristo de la Cárcel, esperaba con sus estandartes al cortejo. A las mismas puertas del Consistorio, una nutrida representación de miembros de la corporación municipal ofreció una nueva ofrenda floral a la carreta de la hermandad de Mairena.

Bien pasadas las ocho de la tarde, la comitiva romera empezó a dejar atrás la plaza del Arenal, uno de los puntos más concurridos del trayecto, y enfiló por la avenida Blas Infante camino a Gandul, donde los hermanos tuvieron la primera parada para hacer noche. Su entrada y presentación oficial ante la Virgen del Rocío y la hermandad Matriz de Almonte será el mediodía del próximo sábado.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016