lunes, 19 agosto 2019
21:24
, última actualización

Pastelero, ¿se nace o se hace?

Los cursos para aprender repostería han experimentado un ‘boom’. Desde grandes escuelas a cursos de un día pasando por reputados pasteleros, ofertan talleres

16 oct 2017 / 08:09 h - Actualizado: 16 oct 2017 / 08:09 h.
  • Hay cursos tematizados según la época del año. / El Correo
    Hay cursos tematizados según la época del año. / El Correo
  • Hay cursos tematizados según la época del año. / El Correo
    Hay cursos tematizados según la época del año. / El Correo
  • Pastelero, ¿se nace o se hace?
  • Pastelero, ¿se nace o se hace?

La gastronomía está de moda y la repostería no se queda atrás. Los programas televisivos de temática culinaria, en los que a los participantes se le suelen atragantar los postres, han dado el espaldarazo final para que se produzca un verdadero boom de cursos de distinta índole para formarse en las artes de la confitería.

En la capital hispalense las opciones son variadas. Por un lado, para quienes quieren hacer de su vida el dulce, la Escuela Superior de Hostelería oferta un curso profesional de cuatro meses de duración, para 12 alumnos, que aprenderán a elaborar menús y ofertas gastronómicas de pastelería. El precio de la formación, que se imparte en la Taberna del Alabardero, es de 2.295 euros e incluye también prácticas.

El Centro de Estudios Profesionales y Oposiciones, Cedeco, oferta un curso presencial de pastelería gourmet en colaboración con el obrador Flor de la Pasión (www.flordelapasion.es) donde los alumnos realizan prácticas reales en el trabajo diario de la elaboración de alta pastelería, bajo la tutela del maestro pastelero Luis Segarra.

Hay escuelas de hostelería, como la ESAH, que propone formación online para quienes no tienen flexibilidad horaria. Su oferta, avalados por la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, Grupo Lezama y la Universidad San Jorge, contempla desde cursos hasta másteres y expertos en pastelería, repostería o panadería a nivel profesional.

Además, hay pasteleros profesionales, como Manu Jara, que han puesto en marcha talleres para compartir sus conocimientos en la materia. El responsable de la Dulcería de Triana, la Dulcería de Nervión y el puesto Bocasú del mercado de Triana, ofrece una formación en la que se trabajan técnicas de panadería, bollería, pastelería, confitería y chocolatería. Su Aula Dulce, se divide en trimestres. Así, en el primer curso –de septiembre a diciembre– se comienza con el nivel básico, perfeccionamiento de enero a marzo y hasta junio se alcanza el nivel avanzado. Cada uno de los talleres, que contempla sesiones un día a la semana de 16 a 20 horas, tiene un precio de 780 euros.

Los responsables de CookStorming, en Nervión, ofrecen igualmente formación repostera. En su curso de 44 horas de formación, tres clases teóricas y ocho prácticas, tiene un precio de 499 euros. La formación contempla desde el aprendizaje sobre las medidas y temperaturas, almíbares, masas batidas, masas de doble cocción, tipos de merengue, chocolate, mousses, soufflés o postres de restaurante. Sus cursos suelen estar completos, así que es conveniente suscribirse para estar informado sobre los plazos.

Pequeñas tiendas especializadas y pastelerías tienen cursos breves para quienes les pica la curiosidad. Por ejemplo, Mamá Cake presenta una amplia oferta de talleres de una tarde para aprender distintas técnicas pasteleras. Desde decoración de galletas, cupcakes, bizcochos, glasa, fondant, rellenos... Los precios son también más económicos y oscilan entre los 20 y los 115 euros. En último lugar están los bonos de descuento por los que es sencillo encontrar talleres especializados en bizcochos, cupcakes, cakepop o galletas decoradas por apenas 19 euros.

LO IMPORTANTE ES LA BASE

La pastelería Amaro, en la localidad de Camas, es una de las que ofrece cursos de repotería para aficionados. «El primer año la gente nos demandaba cursos de decoración de tartas con fondant, pero desde hace un par de años impartimos cursos para aprender lo realmente importante que es la base de la pastelería», explica el maestro pastelero Salvador Amaro. «Vamos a la base de la pastelería, porque a partir de ahí se pueden hacer muchas combinaciones. Lo importante es aprender a hacer bien un buen bizcocho, una crema o a trabajar bien el chocolate», añade.

Con esta premisa Amaro ofrece cursos mensuales, un sábado al mes, desde diciembre a abril. «Lo hacemos por temática, por ejemplo en diciembre dedicamos el primero a los productos navideños». Unos cursos demandados por «cocinillas y gente a la que le gusta cocinar y reunir a su familia ya sea para hacer las elaboraciones con ellos o simplemente para invitarlos».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016