sábado, 17 agosto 2019
08:47
, última actualización

Tesoros ocultos dignos de conocer

Son solo un pequeño ejemplo de las riquezas que guarda la provincia de Sevilla, muchas de ellas prácticamente desconocidas para muchos sevillanos y turistas

28 sep 2017 / 07:25 h - Actualizado: 28 sep 2017 / 09:55 h.
  • Conjunto arqueológico de Munigua, que se encuentra en el término municipal de Villanueva del Río y Minas. / El Correo
    Conjunto arqueológico de Munigua, que se encuentra en el término municipal de Villanueva del Río y Minas. / El Correo
  • Castillo de El Real de Jara. / José Manuel Cabello
    Castillo de El Real de Jara. / José Manuel Cabello
  • Molino harinero de Alcalá de Guadaíra. / Jesús Spínola
    Molino harinero de Alcalá de Guadaíra. / Jesús Spínola

La provincia de Sevilla cuenta con innumerables tesoros que son muy poco o nada conocidos por la mayoría de los sevillanos. Mucho se habla de Itálica o de San Isidoro del Campo, en Santiponce, y del rico patrimonio que poseen ciudades como Écija, Carmona, Osuna o Marchena, solo por poner unos ejemplos, pero la provincia cuenta con muchas más joyas que bien merecen estar incluidas en las guías de viajes. Estas alhajas son innumerables y es imposible hacer una referencia, por pequeña que sea, de todas ellas. Siempre se quedará alguna en el tintero. Pero estas páginas, aunque incompletas, pueden ser un punto de partida para sacar a la luz este patrimonio.

Munigua

Uno de los conjuntos arqueológicos más fascinantes es el de Munigua, en Villanueva del Río y Minas. Es un Bien de Interés Cultural (BIC), que a pesar de este título no se conoce como se merece. Es un yacimiento que contó con dos periodos de ocupación, el prerromano y el romano, y entre sus restos destacan el santuario de Mulva, el foro, la basílica, las casas, las termas y la necrópolis. Esta ciudad se puede visitar de miércoles a domingo.

Termas de Herrera

Otro BIC anónimo fuera de su Sierra Sur son las termas romanas de Herrera, que se caracterizan por sus elementos de lujo como los mármoles. También cuenta con mosaicos que datan del siglo III d.C. En ellos predominan los motivos geométricos y vegetales, aunque también hay algunos figurativos. El Ayuntamiento lo está poniendo en valor para darlo a conocer.

Juicio de Paris

Cerca de Herrera, en Casariche, se puede disfrutar del mosaico del Juicio de Paris, que fue hallado hace 32 años en la finca El Chaparral. En todo este tiempo ha estado expuesto en el Museo Arqueológico de Sevilla, pero desde el mes de julio ya se puede contemplar en la Colección Museográfica del Mosaico Romano José Herrera Rodas de Casariche. Esta obra, de 3,6 metros de alto por 3,2 de ancho, representa la famosa escena de la mitología romana donde las diosas Atenea, Hera y Afrodita se disputan, entre Paris y Hermes, la manzana de oro, símbolo de la belleza.

Cueva Antoniana

Siguiendo en la Sierra Sur, se encuentra el yacimiento de El Negrón, en Gilena, compuesto por un poblado y un cementerio, que se estima tiene unos 4.500 años de antigüedad. Es en la necrópolis donde se encuentran tres cuevas artificiales, entre ellas la Antoniana, una de las mejor conservadas de Europa. En ella se hallaron restos humanos de 30 personas y un completo ajuar que incluía puntas de flecha, cuchillos, hachas, platos, ídolos e instrumentos musicales de viento. Además, en este municipio serrano este fin de semana se ha inaugurado por todo lo alto la nueva colección museográfica de la localidad, donde se encuentra la colección antoniana, una bellota de marfil elaborada con colmillo de elefante, una colección de caballería romana y piezas de la Edad Media. Además, este museo cuenta con una colección permanente centrada en la figura del pintor local Francisco Maireles y de artistas de la escuela sevillana.

Museo de la Cal

En la misma comarca serrana se encuentra el museo de la cal de Morón de la frontera, que se ubica en la aldea de Las Caleras de la Sierra. Este núcleo está inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como BIC, con la tipología de lugar de interés etnológico. Este espacio consta de dos hornos tradicionales de elaboración de cal del siglo XIX y una casilla denominada del calero. El museo cuenta con un centro de interpretación y sala de proyecciones, en los que se muestra el proceso de la elaboración, un oficio tradicional que se mantiene como último reducto en Morón de la Frontera.

Ciudad Romana

Ya en la Vega y más en concreto en Alcolea del Río se ubica la ciudad romana de Arva, que cuenta con termas, numerosos restos monumentales y la existencia de alfarerías. Esta población, que está a las afueras del núcleo urbano de Alcolea, se dedicaba al comercio fluvial y a la alfarería. Este yacimiento, declarado de interés público en 1931, está cercado y tiene buen acceso.

Basílica Paleocristiana

En la Ruta de la Plata, en pleno centro de urbano de Gerena, se encuentra una basílica paleocristiana, que data de los siglos IV-V de después de Cristo, y que se estima que sea el primer templo cristiano de la zona. Según los expertos, este templo fue clave para la propagación del cristianismo en la zona y para la creación de las primeras comunidades cristianas. Estas ruinas fueron halladas por un agricultor en los años 80 y fueron puestas en valor hace aproximadamente 15 años con fondos de la Consejería de Cultura y del Ayuntamiento de la localidad.

Yacimiento de medusas

En la Sierra Norte, en el término municipal de Constantina, está uno de los yacimientos más sorprendentes de la provincia de Sevilla: el yacimiento de medusas. Un espacio que tiene un gran valor por la enorme cantidad y calidad de los fósiles que guarda. Según los expertos, este yacimiento es único en Europa y comparable con los dos más importantes que hay en el mundo de sus mismas características, que están localizados en China y en Estados Unidos.

Este yacimiento de Constantina consta de 90 fósiles de medusas en una superficie pétrea de 120 metros cuadrados. Alguno de los fósiles tiene hasta 88 centímetros de diámetro. Su antigüedad se remonta al Cámbrico Inferior –hace unos 550 millones de años–.

Lagar turdetano

Otros restos arqueológicos de importancia de las épocas turdetanas, romana y musulmana fueron localizados en la barriada del Monumento de San Juan de Aznalfarache, en la comarca del Aljarafe y a pocos kilómetros de Sevilla capital. Uno de los restos más importantes hallados en este lugar es el lagar turdetano para la fabricación de vinos, un espacio que los romanos transformaron en plaza pública porticada con un muro perimetral, del que se han conservado restos de la muralla. Ya en la época almohade, los árabes aprovecharon los sillares del edifico romano para construir una zona fortificada. De todos estos restos se puede disfrutar en el Centro de Interpretación del Patrimonio Arqueológico de San Juan de Aznalfarache, que como es obvio está ubicado en la barriada del Monumento. Las visitas a este espacio se deben concertar previamente y son gratuitas para los residentes en San Juan.

Molinos de Alcalá

Otro municipio que cuenta con un rico y variado patrimonio, es Alcalá de Guadaíra. Es una localidad muy relacionada con la industria panadera y de hecho es conocida como Alcalá de los panaderos. Cuenta con numerosos molinos que datan de la época islámica y entre los más importantes se encuentran el de San Juan, Benarosa, Algarrobo, La Tapada, La Aceña, San Francisco o Arrabal. Desde el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra se está haciendo un gran esfuerzo para su recuperación y se está potenciando las visitas a estas construcciones.

Castillos

Por último, no se pueden olvidar la cantidad de castillos que hay en la provincia, aunque muchos de ellos pasan prácticamente desapercibidos. Según la guía publicada por Prodetur, solo en la provincia de Sevilla hay cerca de medio centenar de castillos, torres y fortificaciones. Entre las más importantes se encuentran los castillos de Alanís; Marchenilla y Gandul, en (Alcalá de Guadaíra; Constantina; el de El Real de la Jara; y La Monclova en Fuentes de Andalucía, entre otros.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016