miércoles, 22 febrero 2017
09:31
, última actualización

Daniel Luque encara la recta final de su recuperación

El diestro de Gerena apura los plazos de la rehabilitación de la cornada sufrida en Lima el pasado 13 de noviembre

29 dic 2016 / 08:42 h - Actualizado: 29 dic 2016 / 08:44 h.
  • Daniel Luque encara la recta final de su recuperación
    Daniel Luque en un momento de la rehabilitación. / El Correo
  • Daniel Luque encara la recta final de su recuperación
    Daniel Luque en un momento de la rehabilitación. / El Correo

Daniel Luque ha puesto en manos de los fisios los últimos toques del complejo proceso de recuperación de la cornada y la fractura de peroné que sufrió en Lima el pasado 13 de noviembre. El propio matador, a través de su gabinete de prensa, ha reconocido en las redes sociales “una mejoría notable” de estas lesiones además de confesar que se encuentra “en la recta final” de una rehabilitación que está a punto de superar el plazo de mes y medio desde la fecha de la cogida.

El torero recibió una cornada en la corva y se fracturó el peroné cuando muleteaba al segundo toro de su lote en uno de los festejos de la feria del Señor de los Milagros. El parte médico detallaba que Daniel Luque había sufrido “una herida por asta de toro en la región del tercio superior en la pierna derecha”. Después de ser explorado en la enfermería de la plaza se detectó “fractura no desplazada del peroné”. Esas lesiones obligaron a intervenirlo en dos ocasiones. La primera, en la propia enfermería del coso de Acho, se realizó bajo anestesia general y supuso explorar, limpiar y suturar la cornada, en la que se colocó un drenaje.

Luque volvió a ser intervenido un día después para realizar una limpieza quirúrgica de la herida. En esa intervención se pudo desechar la afección del nervio ciático –sólo se encontraba contusionado- presumiendo que esa circunstancia podía acelerar el proceso de recuperación del torero. Con esos condicionantes, el matador y su entorno decidieron volver a España para seguir con una rehabilitación que en un principio se estimó en un mes y se ha alargado más de lo previsto.

“El pitón me llegó a la cabeza del peroné y me lo sacó”, explicó el propio matador después de la cogida. “Cuando me anestesiaron en la misma plaza me hicieron una cura rápida y me metieron el hueso para adentro. En el hospital ya me lo han limpiado bien, me han abierto más la herida y me han puesto drenajes porque el pitón estaba sucio y astillado y habían destrozos musculares”, precisó.

Daniel Luque, que se encuentra sin apoderado después de romper con Juan Ruiz Palomares, se encuentra así en la recta final de su recuperación antes de volver a la cara del toro. El diestro de Gerena ya tiene la vista puesta en la próxima temporada española, que afrontará con nuevo mentor.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016