viernes, 24 mayo 2019
05:13
, última actualización
Toros

Décima de abono, una mixta de circunstancias

El indisimulado veto de Pablo Hermoso de Mendoza y la negativa de Ventura a lidiar la corrida de Bohórquez forzó el montaje de este festejo que no contaba en los planes de la empresa. El Juli y Cayetano completan el cartel

08 may 2019 / 13:33 h - Actualizado: 08 may 2019 / 13:40 h.
  • Bolinche. Negro bragado. 559 kilos. 02/2015 (Los Espartales). / El Correo
    Bolinche. Negro bragado. 559 kilos. 02/2015 (Los Espartales). / El Correo
  • Cuarenta. Colorado. 545 kilos. 11/2014 (Domingo Hernández). / El Correo
    Cuarenta. Colorado. 545 kilos. 11/2014 (Domingo Hernández). / El Correo
  • Polizón. Colorado chorreado. 524 kilos. 11/2014 (Domingo Hernández). / El Correo
    Polizón. Colorado chorreado. 524 kilos. 11/2014 (Domingo Hernández). / El Correo
  • Nano. Negro. 579 kilos. 02/2015 (Los Espartales). / El Correo
    Nano. Negro. 579 kilos. 02/2015 (Los Espartales). / El Correo
  • Genovés. Negro mulato. 556 kilos. 01/2015 (Domingo Hernández). / El Correo
    Genovés. Negro mulato. 556 kilos. 01/2015 (Domingo Hernández). / El Correo
  • Talador. Castaño. 531 kilos. 11/2014 (Domingo Hernández). / El Correo
    Talador. Castaño. 531 kilos. 11/2014 (Domingo Hernández). / El Correo

Hace poco más de un año. La polémica por la ausencia de Diego Ventura después de negarse a lidiar la corrida de Fermín Bohórquez estaba calentita. Ramón Valencia, empresario de la Maestranza, salió al paso de las preguntas de algunos periodistas señalando que Pagés “no contemplaba la organización de corridas mixtas” para favorecer el encaje del jinete cigarrero, que montó su propio pronunciamiento en la plaza de Espartinas el mismo día que se lidió en Sevilla un festejo ecuestre para salir del paso. Un año después, en un acto idéntico, el gerente de Pagés venía a anunciar la corrida mixta de la que no era partidario forzado por las circunstancias. El rejoneador de La Puebla del Río no había tenido cabida en la fiestecilla familiar que había organizado Pablo Hermoso de Mendoza para darle la alternativa a su hijo Guillermo, al que quiere dejar de heredero de sus plazas. Para testificar la ceremonia se había escogido el perejil de todas las salsas: la amazona francesa Lea Vicens, oficiando el papel de telonera de la saga navarra.

La corrida de Bohórquez no quiso unirse a ese guateque, dejando en agua de borrajas un acontecimiento que no podía ser tal. Faltaba la única competencia natural de Hermoso de Mendoza. Hablamos de Diego Ventura, mudado a esta mixta de difícil argumento en la que competirá consigo mismo. Ventura lo ha conseguido casi todo en el rejoneo. Es el verdadero y auténtico número uno de una especialidad que, paradójicamente, vive una preocupante decadencia. El abismo profesional que se abre entre las cumbres que marcan Diego y Pablo y el resto de la tropa de caballería es impresionante. Pablo, al que no se puede negar su papel precursor en el auge del toreo ecuestre es también responsable –paradójicamente- del actual empobrecimiento del espectáculo. Es así...

Pero hay que hablar del resto de un cartel en el que chirría en parte el nombre de El Juli, que abrió la Puerta del Príncipe –con ayudita presidencial- después de cuajar de cabo a rabo al quinto de Garcigrande en su segundo pase en el abono. Su condición de primer gran triunfador del ciclo no casa bien en la yema de una mixta. Este tipo de carteles es el que escogían hace algunas décadas ciertos artistas en decadencia. Al madrileño le va la competencia y le espolean los jóvenes. Sigue resultando chocante que se haya decantado por este tipo de combinación en el que no hay pique posible: ni a caballo ni con Cayetano Rivera Ordóñez, que ya trazó su propio camino en el toreo. El nieto del maestro de Ronda e hijo del inolvidable Paquirri saca la casta de los suyos en los momentos de mayor presión. En Ronda es donde mejor le han visto. Tiene una oportunidad de reinvindicarse en Sevilla.

En el apartado ganadero hay que destacar que la ganadería de Domingo Hernández –segundo hierro de la casa Garcigrande- dobla en el abono sevillano para contentar los gustos de don Julián. El pasado año, ya lo contamos hace unos días, lidiaron el célebre toro ‘Orgullito’ indultado por el madrileño. En esta edición no se han alcanzado las mismas cotas. La corrida del pasado dos de mayo no pasó de desigual aunque incluyó ese notable quinto que, eso sí, resultó bravucón en el caballo. La vuelta al ruedo que le regaló el palco sobró. Para los rejones se han escogidos dos ejemplares de Los Espartales que, ojo al dato, tienen sangre Murube procedente de la vacada del Niño de la Capea.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016