lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización

Diego Ventura lanza un órdago a la empresa Pagés

El jinete cigarrero se encerrará en solitario en Espartinas el mismo día y a la misma hora del festejo de rejones de la Feria de Abril

19 feb 2018 / 13:56 h - Actualizado: 19 feb 2018 / 14:06 h.
  • Diego Ventura, durante la rueda de prensa. / Manuel Gómez
    Diego Ventura, durante la rueda de prensa. / Manuel Gómez

TAGS:

Diego Ventura se encerrará en solitario con seis toros de distintas ganaderías a beneficio de ANEF. Lo hará en la plaza de Espartinas en una fecha, el 15 de abril, que coincide en día y hora con el festejo de rejones programado en la plaza de la Real Maestranza dentro de su ciclo ferial.

El gesto, o la apuesta del jinete de la Puebla del Río, se produce el mismo año en el que ha quedado ausente del coso sevillano por desacuerdo con la empresa Pagés en torno al ganado a lidiar. Ramón Valencia, empresario del coso sevillano, justificó esa ausencia en las “formas” del rejoneador afeándole que hubiera empleado “la alcachofa” para pedir un cambio en la ganadería a lidiar en el ciclo sevillano.

Estas y otras cuestiones se han abordado en la rueda de prensa convocada esta mañana en un céntrico hotel sevillano por el propio rejoneador. La excusa era la presentación del programa de actos previsto para festejar el vigésimo aniversario de la alternativa del jinete cigarrero pero en el trasfondo de la convocatoria latían las circunstancias que han rodeado esta ausencia de la feria de Sevilla, la más polémica del ciclo.

Ventura estuvo acompañado de su apoderado, Pablo Lozano, que expuso los pormenores de las conversaciones mantenidas con el empresario Ramón Valencia recalcando una idea: “no llegó a haber negociaciones”. Lozano explicó que las conversaciones se limitaron a una llamada para pedirle el teléfono de su hermano Luis Manuel, apoderado de El Juli.

En una toma de contacto posterior en Madrid para abordar la contratación de El Juli se volvió a sacar el tema del ajuste de Ventura pero Valencia adujo que “no tocaba”. El empresario ya había advertido que no contemplaba organizar un segundo festejo de rejones ni una corrida mixta aunque mostró cierta disponibilidad a retomar los contactos.

Según Pablo Lozano, no se llegaron a reanudar. “Nuestra apreciación es que no ha habido intención de contratarle; no hubo más conversaciones y todo quedó en el aire”, señaló Lozano que volvió a rebatir la versión de Valencia recalcando que la petición de cambiar la ganadería habitual –la de Fermín Bohórquez- se llevaba realizando “en los últimos dos o tres años”. “En Sevilla necesitamos toros con movilidad”, precisó.

“Cualquier figura mata lo que cree conveniente para su triunfo” remachó Ventura, que recordó las diez Puerta del Príncipe y las catorce salidas a hombros de Madrid. “Son cosas que tengo que buscar por el bien mío pero sobre todo por el espectador; necesito un toro que galope, que se mueva y es lo único que he pedido después de tres años” insistió Ventura que no descarta seguir lidiando lo de Bohórquez en otros ruedos.

Ventura también se refirió a la ausencia de competencia con la otra figura de la especialidad, el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza con el que apenas coincide en los ruedos. “Hay muchas empresas que han querido juntarnos y por mi parte no ha sido; la competencia es buena para todos, sobre todo en los momentos difíciles que atraviesa la Fiesta; es hora de que se le pregunte a la otra parte”, remachó.

“Una cosa es cortar las orejas y otra es salir satisfecho de la plaza después de haber dado todo. Cuando no te salen las cosas como las has entrenado todo el año te queda la espinita clavada de no haberte visto como realmente eres” añadió el rejoneador que también lamentó su incomparecencia de plazas como Castellón y Valencia en las que “ni siquiera han llamado para consultar si queríamos matar lo de Bohórquez”.

“Llevo sin ir a Jerez, cuatro o cinco años; yo no he debutado en Pamplona o Logroño... Estamos hablando de cosas que me preocupan como aficionado” continuó Ventura preguntándose qué tenía que hacer para entrar en plazas como Pamplona: “¿Tengo que cortar un rabo en Sevilla y otro en Madrid para debutar en San Fermín?”, señaló.

En esa línea continuó denunciando el trato de determinadas empresas y empresarios: “Yo corté siete orejas y un rabo en dos tardes en Nimes y no nos han vuelto a llamar. En Zaragoza corté un rabo y no he vuelto a ir.... Bilbao lo mismo, Jerez... Como aficionado te preguntas muchas veces cuanto le queda al toreo porque a este paso le queda muy poco”, reflexionó el jinete.

Pablo Lozano, su apoderado, concluyó la rueda de prensa abriendo una puerta a la presencia de Ventura en la plaza de Las Ventas para protagonizar otra encerrona en solitario para la que aún no se han producido conversaciones.

“Lo de los seis toros en Madrid sería importante para la afición y la propia empresa. Estamos hablando del espectáculo total que un torero como Diego Ventura puede ofrecer en estos momentos. Llegar a veinte años en figura es muy complicado; no todo el mundo se puede atrever con seis toros y en Madrid” concluyó Lozano que espera iniciar las conversaciones con Simón Casas, gestor de Las Ventas, en breve.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016