viernes, 22 febrero 2019
12:06
, última actualización
Toros

El encaje de Cuvillo desatasca la espina dorsal de la Feria de Abril

La codiciada ganadería de Vejer de la Frontera lidiará dos encierros en el ciclo taurino sevillano. Uno de ellos, sin televisar, abre la puerta al acuerdo definitivo con Morante de la Puebla

24 ene 2019 / 11:26 h - Actualizado: 24 ene 2019 / 11:29 h.
  • Morante toreando un ejemplar de Núñez del Cuvillo. / EFE
    Morante toreando un ejemplar de Núñez del Cuvillo. / EFE

TAGS:

Los toros de la familia Núñez del Cuvillo estarán en la Feria de Abril. En los corrillos taurinos de la ciudad de la Giralda se venían rumoreando desde hace días las dificultades del encaje de la codiciada divisa, derivadas de su altísima cotización. Algunas versiones, incluso, habían llegado a dar por rotas las negociaciones. Pero no será así. Y en vez de una corrida serán dos las que lidie la ganadería que ahora representa el joven ganadero Álvaro de la Campa, nieto de su propietario y creador, Joaquín Núñez del Cuvillo.

Así lo ha adelantado este miércoles la edición digital de la revista Aplausos desvelando otra clave fundamental para entender el primer encaje de la Feria de Abril por parte de la empresa Pagés: una de las corridas entrará en la oferta televisiva de Canal Toros y la otra no. Ahí entrarían en liza los intereses de Morante de la Puebla, uno de los primeros matadores en elegir fechas y ganado para esbozar la estructura del ciclo.

El diestro cigarrero, que siente predilección por los toros de Cuvillo, ya ha dicho en público y en privado que no quiere ser televisado. Eso sí: el torero expresaba su intención de estar en Sevilla hasta cuatro tardes en una reciente entrevista concedida a ABC: una en Resurrección; dos en el ciclo continuado y una cuarta en la feria otoñal de San Miguel. Pero en el foco de la negociación –que seguramente sigue abierta- coleaba la aversión a las cámaras.

Fue una de las premisas de la peculiar temporada 2018, que comenzó en la Feria de Jerez después de haber cortado por lo sano el año anterior tras una tarde aciaga en El Puerto. Morante, en todo caso, aceptaría la presencia de las cámaras modificando sustancialmente el estilo de locución.

En cualquier caso, esa corrida de Núñez del Cuvillo que quedaría fuera de la parrilla televisiva abriría la puerta al acuerdo definitivo con el diestro de La Puebla. Algunas fuentes apuntan a que se lidiaría el Domingo de Resurrección aunque en la entrevista citada, el propio Morante había llegado a apuntar otras fecha para evitar la tele como la del domingo de intermedio entre la corrida Pascual y el ciclo continuado de festejos, que este año retrasa su comienzo hasta el 1 de mayo. La liturgia manda; también el nuevo acuerdo municipal para dejar pasar siempre dos semanas entre la Semana Santa y el encendido de los farolillos.

El demorado acuerdo con los Núñez del Cuvillo también consagraría el nuevo método de trabajo en el seno de la empresa Pagés a la hora de negociar con los primeros espadas. En los despachos de la calle Adriano siempre se había reseñado el elenco ganadero –la lista de hierros reseñados se usaba para felicitar la Navidad a la prensa y los abonados- como paso previo a negociar con los apoderados. En los últimos tiempos ya no es así.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016