miércoles, 17 octubre 2018
13:03
, última actualización

Fernández Cabrero: «No nos ha temblado el pulso en organizar algo relacionado con el toro»

El hermano mayor de la Macarena refuerza los lazos históricos de la corporación penitencial y la fiesta de los toros. La hermandad prepara un ambicioso programa de actos para el centenario de la muerte de Joselito y descarta la salida extraordinaria de la Virgen de la Esperanza para el 425 aniversario de su cofradía

09 oct 2018 / 17:03 h - Actualizado: 09 oct 2018 / 17:16 h.
  • Fernández Cabrero: «No nos ha temblado el pulso en organizar algo relacionado con el toro»

“El que no asista el día 12 se va a perder algo único, no fácil de reproducirse y posiblemente histórico por cómo se está confeccionando. Creía que el día 12 íbamos a hacer algo bueno, serio... pero no que íbamos a alcanzar estas cotas” ha señalado José Antonio Fernández Cabrero, hermano mayor de la Macarena, en la rueda de prensa convocada hoy en la sede de la corporación para desvelar los últimos detalles organizativos del festival del próximo viernes que incluyen el pasacalles de la Centuria Macarena, el despeje de la banda de Tejera y el rescate de modelos históricos en la decoración de la plaza

“A la Macarena nunca le tembló el pulso en organizar algo relacionado con el toro. Parece que está en nuestra genética, en nuestro ADN. No nos da miedo, nunca hemos pensado en movimientos antitaurinos o lo que podía suponer” ha declarado José Antonio Fernández Cabrero, hermano mayor de la popular cofradía sevillana.

“Nosotros pensábamos que si hacíamos algo por el mundo de los toros podíamos estar aportando a la Fiesta a la vez de lo mucho que vamos a recibir. En ese sentido nunca nos preocupó el tema” ha insistido Cabrero que ha contado con la estrecha colaboración de Eduardo Dávila Miura, miembro destacado de su junta de gobierno, en la organización de este evento.

El cartel, que ha despertado una gran expectación, reúne a los matadores de toros Pepe Luis Vázquez, Francisco Rivera Ordóñez, Eduardo Dávila Miura, Morante de la Puebla, José María Manzanares y Andrés Roca Rey además de la presentación del novillero Manolo Vázquez después de su debut con picadores el pasado sábado en Osuna.

Dávila Miura, que ha participado en el mismo acto junto al empresario Ramón Valencia y Luis Manuel Halcón, diputado de plaza de la Real Maestranza, ha rechazado la idea de que este festival pueda tomar vocación de continuidad en manos de la cofradía. “Tenemos que ser conscientes de que las cosas tienen su momento” ha precisado el matador sevillano desbrozando otros caminos para llenar de contenido taurino la devaluada fecha del 12 de octubre.

“A lo mejor estamos abriendo una vía para que otras entidades con la misma necesidad de atender gente como tiene la Macarena puedan hacerlo” ha puntualizado el torero. Cabrero, en tono distendido, ha corroborado las palabras de su consiliario aludiendo a los muchos compromisos que podría tener la empresa Pagés. “Eso sí, si no viene nadie avíseme usted”, ha bromeado.

EL CENTENARIO DE LA MUERTE DE GALLITO

Pero el compromiso taurino de la hermandad de la Macarena ha vuelto a hacerse patente al recordar el centenario de la muerte de Joselito el Gallo en Talavera de la Reina. La efemérides se cumple el 16 de mayo de 2020 y el hermano mayor ha reforzado los vínculos que unen a la corporación macarena con el histórico torero de Gelves.

“No debiera decir nada pero sí me pregunto si en Sevilla hay alguna estatua erigida como monumento a Joselito...” ha esbozado Fernández Cabrero desvelando que la hermandad ya contempla una gran exposición conmemorativa de esa relación que alumbró, entre otras cosas, tres de las piezas maestras del atavío de la Virgen de la Esperanza: la corona de Reyes, la pluma de Pabón, y las mariquillas de cristal verde.

“Hay muchísimas cosas en los archivos y esta hermandad no puede vivir el centenario de la muerte de Joselito al margen” ha insistido Cabrero señalando que “desde el punto de vista cultural, histórico y antropológico de la hermandad, José estará muy presente y en 2020 no haremos un poco, haremos mucho con José”. El hermano mayor tampoco tuvo empacho en recordar esa propuesta informal que empieza a circular por Sevilla. Se trata de vestir a la Virgen de la Esperanza de luto tal y como se hizo en mayo de 1920 a la muerte del coloso de Gelves pero descartó cualquier acción en ese sentido. “La seriedad con la que debes llevar las cosas no debe llevar aparejados movimientos extraños”, advirtió Cabrero concluyendo con que su junta no tiene pensado “nada raro”.

¿SALDRÁ LA VIRGEN EN 2020?

Una cosa llevó a la otra. En 2020 también se cumple el 425 aniversario de la fundación de la Hermandad. “La gente me pregunta que por qué no sacamos a la Virgen” admitió Fernández Cabrero antes de argumentar que “hay muchas cosas que hacer y mostrar a la sociedad cultural y religiosamente”. “Los cultos pueden ser internos; no hace falta ir con la Virgen por ahí a ningún sitio”, continuó el hermano mayor antes de seguir reflexionando en voz alta.

“Hay tanto que hacer... Sólo hace falta tener un poco de imaginación. Lo fácil es coger la Virgen y llevarla a la calle pero estará siempre dejando el problema en manos de la Virgen y la Virgen nos coge a nosotros para decirnos: haz eso tú y haz algo diferente; di por qué las hermandades pueden aportar otras cosas a la sociedad, enseña más si puedes...”, concluyó Cabrero.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016