miércoles, 18 julio 2018
20:26
, última actualización

¿Fue primero el huevo o la gallina?

La pregunta viene al pelo del fallido minuto de gloria que quiso gozar el señor alcalde de Pamplona declarando que contemplaba un San Fermín con encierro pero sin corridas. Hay que recordar que éstos sólo son el precedente directo de su lidia en la plaza

26 jun 2018 / 10:53 h - Actualizado: 26 jun 2018 / 14:28 h.
  • ¿Fue primero el huevo o la gallina?

TAGS:

Declaraciones absurdas y desmesuras

El titular viene al pelo de las cacareadas declaraciones del regidor pamplonica, Joseba Asirón, que han recibido más salvas de las merecidas. El alcalde de la capital navarra, ya lo saben, se descolgó diciendo que no contemplaba unos sanfermines sin encierros pero sí, sin corridas de toros. Convendría recordar algunas cosas: el encierro matinal de las reses no tiene sentido sin la lidia vespertina. Sería como una paella sin arroz, que todo se andará... La bajada de los toros, convertida por sí misma en un indudable espectáculo, sirve para encerrar los toros que se han de lidiar en la plaza, tal y como se hace en infinidad de localidades de esta vieja piel de toro que no gozan de la impresionante fama -aventada por la pluma de Hemingway- de las reina de todas las fiestas: las de San Fermín. Por ahí va el hilo del huevo y la gallina. Uno no tiene sentido sin el otro; y viceversa. Pero las pamplinas del señor alcalde -gotas de agua en el mar de insoportable verborrea de la clase política- han merecido una atención desmesurada por los sectores taurinos. Antes de entrar a analizar los comunicados conviene recordar que la fortaleza taurina de la capital navarra reside en una institución ejemplar: hablamos de la Casa de la Misericordia. Su gestión permite que el coso pamplonica -hermano pequeño de la desaparecida Monumental sevillana- goce de una extraordinaria salud que nutre las arcas de esta entidad de beneficencia que corre con todos los gastos -dentro y fuera de la plaza- sin percibir ni una peseta por la difusión universal de los encierros. A partir de ahí, es mejor no ver demonios donde no los hay. Al menos por ahora...

Misivas de los ganaderos y la Fundación

Los criadores anunciados en la Feria del Toro de este 2018 fueron los primeros en abrir fuego. Recalcaban la misma idea: sin corridas tampoco hay encierros. Los ganaderos también recordaban los 74 millones de beneficio que reportan a la ciudad unas fiestas cimentadas en el culto al toro antes de sentenciar su negativa a unirse a unos sanfermines sin lidia en la plaza. Pero hubo otra carta, firmada por el periodista Chapu Apaolaza -flamante portavoz de la Fundación del Toro y veterano corredor de los encierros pamplonicas- en la que recordaba el carácter poliédrico de una fiesta que puede ser vivida y gozada desde muchos puntos de vista. La misiva de Chapu, en definitiva, rompía una lanza por esa posibilidad de elegir: de los que se empapan de la fiesta sin ver un pitón y de aquellos que consideran al toro “un tótem y una figura fundamental”. La carta recordaba que la Tauromaquia, en todas sus formas, forma parte de la identidad de la celebración. “¿Sería posible una Pamplona sin toros?”, se preguntaba. La respuesta daba la clave del asunto, recordando que también sería posible sin otras cosas, “pero ya no sería Pamplona”.

José Tomás: la enésima reencarnación

La atención del mundo taurino gravitará en torno al coso de las Palomas el próximo viernes. El Divino ha escogido la plaza de Algeciras, tan cerca de su casa de Estepona, para escenificar esta nueva venida en carne mortal que, por ahora, no tendrá continuidad. Ni se sabe, ni siquiera se barrunta, en qué lugar llegará la siguiente. Tampoco se conoce si existirá esa “siguiente”. Los tomasistas tienen que conformarse por el momento con esta penúltima reencarnación en el día de San Pedro. Su nombre acabó con el papel en pocas horas y pulverizó las reservas hoteleras. Eso es impepinable, como también lo es que esta vuelta tiene algunos ingredientes descafeinados. Uno de ellos es la elección de los tres toros de Cuvillo que se llevará bajo el brazo para alternar con Perera, que los ha reseñado en los cerrados de Jandilla. Sin sorteo, se rebaja la tensión. Estaremos allí para contárselo con detalle


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016