lunes, 21 agosto 2017
23:30
, última actualización
Toros

La empresa Pagés remata los últimos detalles de una notable Feria de Abril

Ramón Valencia completa un atractivo serial con muy pocas fisuras que tendrá como toreros base a Morante de la Puebla y Manzanares

16 feb 2017 / 19:59 h - Actualizado: 16 feb 2017 / 21:19 h.
  • Morante vuelve a ser el diestro base del abono sevillano. / Efe
    Morante vuelve a ser el diestro base del abono sevillano. / Efe

La Feria de Abril está a punto de entrar en el horno. El desacostumbrado sigilo que ha acompañado su gestación se había desatado en los dos últimos días y los portales especializados terminaron de amarrar este juevesr el esqueleto del abono abrileño sin haber otorgado concesiones al clásico goteo de filtraciones y desmentidos que ha acompañado la elaboración de la feria en los últimos lustros.

Mejor así. Se confirman algunas constantes. Morante y Manzanares –que han firmado cuatro tardes cada uno en el abono– se erigen como diestros base de la temporada sevillana. El diestro de La Puebla habría recortado un festejo de los apalabrados inicialmente aunque su presencia en Resurrección, la preferia y los farolillos le convierten en el definitivo hilo conductor de una campaña en la que también destaca la presencia del joven paladín peruano Roca Rey que sumaría tres contratos si incluimos un tercer ajuste que –previsiblemente– cumpliría en San Miguel.

Avance del cartel (Pulsar para ampliar)

El siguiente estrato lo conforman los matadores que doblan su presencia en el abono. Son El Juli, Alejandro Talavante y Alberto López Simón. Pero también se incluyen en este apartado los nombres de Juan José Padilla –premiado por la Puerta del Príncipe que le convirtió en triunfador estadístico en 2016– o Manuel Escribano, que no renunciará a estoquear la corrida de Victorino Martín –el recuerdo de Cobradiezmos permanece indeleble– pero sí se ha despojado del duro bocado de los miuras. Dos sumará también, si finalmente se ajusta en San Miguel, el maestro valenciano Enrique Ponce y dos, con toda seguridad, son las que habría firmado Castella después de reconciliarse con la plaza y consigo mismo en el último otoño.

El resto de la tropa ha rubricado un único contrato. Despierta una especial ilusión el cartel de marcado acento juvenil –Garrido, Marín y Lorenzo– que se enfrentará a la corrida de Torrestrella. Ferrera, que vuelve a pisar el ruedo de la plaza que mejor le ha visto, era imprescindible en la corrida de Victorino con Paco Ureña, que el pasado año desorejó a uno de los cárdenos cacereños por partida doble.

Hay otros casos y circunstancias que llaman la atención, como el encaje del diestro sevillano Pepe Moral en la corrida de Miura o la inclusión de Francisco Rivera como cabeza de cartel junto a Morante y su hermano Cayetano, que retorna a la plaza de la Maestranza. Dentro de los aspectos positivos también hay que celebrar la reivindicación de Javier Jiménez en un cartel de campanillas. La oportunidad es de oro y debe aprovecharla.

La ausencia más llamativa –por la calidad de su última temporada– es la del diestro linarense Curro Díaz. Habría caído de pie en cualquiera de los carteles y siempre es visto con agrado por el aficionado. Sí se ha premiado con generosidad al madrileño David Mora. El Cid, relegado al entrante dominical, acusa el cambio de apoderamiento y el propio desgaste de su carrera. También ha entrado de puntillas Urdiales y han quedado fuera algunos jóvenes diestros sevillanos que tienen las cosas cuesta arriba.

Aún podría haber algunas variaciones en estas combinaciones que carecen de la definitiva confirmación de la empresa. La presentación oficial podría verificarse el próximo viernes, antes de que la ceniza nos adentre en otro tiempo distinto. ¿Habrá novedades de última hora? Ya se las contaremos.


SAN MIGUEL. DOS ALTERNATIVAS OTOÑALES

Se había barajado la posibilidad de una alternativa abrileña. Era la de Pablo Aguado que, según todos los indicios, podría trasladarse a la feria de San Miguel. En el ciclo otoñal ya se daba por seguro el doctorado de Rafa Serna. Sus padrinos podrían ser Manzanares y Ponce. También se da por hecha la presencia de Roca Rey en el ciclo septembrino que sumará una corrida a las dos habituales. Eso sí, aunque se había aventurado una quinta tarde para Morante en el abono parece confirmado que no comparecerá en San Miguel. Aún le quedaría libre el 12 de octubre...


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016