domingo, 17 septiembre 2017
23:42
, última actualización
Novilladas de promoción en la Maestranza

Llega la hora de los noveles

18 aspirantes y cuatro ganaderías vertebran los carteles del XXXIII ciclo de promoción de nuevos valores que llenarán los jueves de julio

05 jul 2017 / 10:08 h - Actualizado: 05 jul 2017 / 11:21 h.
  • El novillero pacense Antonio Medina fue el ganador de la final del pasado año. / Toromedia
    El novillero pacense Antonio Medina fue el ganador de la final del pasado año. / Toromedia
  • Las puertas de la plaza volverán a abrirse a un nuevo ciclo. / Rafael Avilés
    Las puertas de la plaza volverán a abrirse a un nuevo ciclo. / Rafael Avilés
  • Paseíllo correspondiente a unas de las novilladas clasificatorias de 2016. / Toromedia
    Paseíllo correspondiente a unas de las novilladas clasificatorias de 2016. / Toromedia
  • Llega la hora de los noveles

La primera cita es el jueves en la plaza de la Real Maestranza, que reabre sus puertas para un nuevo ciclo taurino orientado a la cantera. Será el primer festejo clasificatorio de tres, que antecederán a la gran final del 27 de agosto. Por delante esperan cuatro noches de julio llenas de ilusión y afición. Pero hay algunas novedades: el ciclo de promoción de nuevos valores de la torería, que este año alcanza su XXXIII edición, adelanta ligeramente la hora de comienzo de los festejos que ha quedado fijada a las 21.30 horas siguiendo el modelo marcado por las novilladas picadas celebradas durante el mes de junio.

En total se anuncian 18 aspirantes de toda la geografía taurina, escogidos entre las 33 solicitudes recibidas en tiempo y forma por la empresa Pagés. En los carteles figuran quince novilleros españoles, incluyendo cinco sevillanos. Hay que sumar dos noveles mexicanos y uno francés. También es interesante destacar que catorce de los partipantes se presentan en representación de sus respectivas escuelas taurinas y tan sólo cuatro se anuncian por libre. La Escuela de Tauromaquia de Sevilla presenta dos alumnos y las de Sevilla-Amate y Camas, uno por centro.

El ciclo recupera el formato de seis aspirantes para seis novillos en los tres festejos clasificatorios lo que otorga una visión más ancha del actual escalafón de novilleros sin picadores y amplía las oportunidades a un mayor número de pretendientes. O lo que es lo mismo: los noveles tendrán un único cartucho para clasificarse pero, sobre todo, para convencer al jurado formado por los asesores artísticos de la presidencia de los festejos que escogerá una única terna para disputar la final.

Está en juego el vestido de torear, el capote de paseo y el capote de brega que regala la Real Maestranza de Caballería al ganador y los finalistas de este serial que cuenta con un público festivo, familiar y juvenil que puebla de neveras y viandas los tendidos maestrantes, que suelen registrar magníficas entradas año tras año. Aunque en éste hay otra novedad al respecto: los abonados –que en las últimas ediciones podían acceder al festejo con su tarjeta acreditativa– tendrán que pasar por taquilla como cualquier espectador.

En el apartado ganadero la empresa ha optado por tres divisas habituales en los festejos menores que se celebran en la plaza de la Maestranza. Son las ganaderías de La Quinta, Villamarta y Cayetano Muñoz que suponen, de paso, un muestrario de encastes diferenciados. La novedad llega en la vacada escogida para la final, una ganadería de la Asociación de Ganaderos -la federación mayoritaria es la Unión de Criadores- que pertenece al diestro Antonio Ferrera, al que apoderan Manuel Tornay y Santiago Ellauri, veedores de campo de la empresa Pagés. El melón, ésa es la verdad, está por calar.

Finalizado el ciclo, la plaza cerrará sus puertas hasta finales de septiembre. Será el turno de los dos últimos festejos de abono que forman la feria de San Miguel. Se anuncian las alternativas de Pablo Aguado y Rafael Serna en sendos carteles de campanillas de los que ya habrá tiempo de entrar. Ése será, previsiblemente, el final de la temporada sevillana. Ramón Valencia ha descartado cualquier plan para la tradicional fecha de clausura –el 12 de octubre– si no se ajusta a un acontecimiento especial. En algunos corrillos se empieza a hablar de cierta despedida. Veremos.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016