domingo, 28 mayo 2017
00:34
, última actualización

Morante, grande, recibió dos orejas y salió a hombros

Alternó con el alicantino José Mari Manzanares y con el mexicano Gerardo Rivera que confirmó el doctorado

12 dic 2016 / 09:34 h - Actualizado: 12 dic 2016 / 09:38 h.
  • Morante, grande, recibió dos orejas y salió a hombros
    El toreo español Morante de la Puebla celebra luego de lidiar su segundo toro de la tarde "Peregrino", de 520 kg., durante la octava corrida de la temporada grande de la Plaza de Toros México hoy, domingo 11 de diciembre 2016, en la Ciudad de México (México). EFE/Mario Guzmán

El sevillano «Morante de la Puebla» estuvo grande y realizó en el cuarto la faena que la afición quería ver, cortó dos orejas, salió a hombros por la puerta grande y fue el triunfador absoluto de la segunda corrida de la mini feria Guadalupana, octava de la temporada 2016-2017, en la Monumental Plaza México.

Alternó con su paisano el alicantino José Mari Manzanares y con el mexicano Gerardo Rivera que confirmó el doctorado, que realizaron buenas actuaciones, con salida al tercio de ambos.

Subió un poco la entrada, unas 15 mil personas, poco más de un tercio de entrada y se lidiaron seis toros del hierro de Teófilo Gómez, en carnes correctas, que dieron un magnífico juego.

Entre estos seis toros muy definidos, de clase y arte a la mexicana, con mucha fijeza, destacaron los astados corridos en segundo y cuarto lugar, el lote de Morante. El cuarto fue premiado con el arrastre lento, también fueron aplaudidos en el arrastre el primero y el segundo y resultaron buenos el quinto y el sexto, siendo el de menor calidad el tercero.

Rivera, con el astado de su confirmación, que fue pitado de salida, estuvo bien con el capote y mejor con las banderillas. El torero mexicano realizó una faena en la que le faltó uniformidad, pues sólo dio muletazos aislados de buena factura. Mató pronto y saludó en el tercio.

Con el sexto, estuvo bien con el capote, banderilleó superior y trasteó con empeño. Pero, aunque en algunos momentos parecía que crecía el trasteo, mató pronto y le tocaron las palmas. Desarrolló una labor digna.

Morante, al segundo, le recetó unas verónicas estupendas y con la muleta desarrolló una faena muy de su estilo, con destellos soberbios y también otros no demasiado buenos. Mató de dos pinchazos y estocada, para saludar en el tercio.

Con el cuarto, sí que la armó, tanto con el capote como la muleta, luciendo firme y en el inicio de su faena tuvo siete muletazos formidables. Con ese arte que reúne y que, en esta ocasión ha sido generoso, esta fue la faena mejor estructurada desarrollada en la Plaza México, con grandes destellos. Tras la estocada, recibió dos orejas, y con un público entregado, dio la vuelta al ruedo y salió a hombros.

Manzanares, siempre estuvo entregado y buscó el triunfo. El tercero ha sido el toro que menos facilidades le dio, aunque Manzanares estuvo muy por encima de su enemigo. Mató pronto para escuchar palmas.

Con el quinto realizó momentos magníficos, en un trasteo de mérito que la gente entendió. Mató de estocada baja y fue llamado a saludar en el tercio.

En una buena corrida, que ya era hora, el torero de plata Gustavo Campos, saludó en el tercio, al banderillear estupendo al cuarto


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016