martes, 21 mayo 2019
15:29
, última actualización

Observatorio taurino: Cambiando de horizones

Con el cambio de año se reactivan las componendas para encontrar apoderados. López Simón ha sorprendido al mundillo con la elección del reconocido taurino sanluqueño Diego Robles que ha quedado libre después de la recentísima retirada de Juan José Padilla

07 ene 2019 / 13:47 h - Actualizado: 07 ene 2019 / 13:52 h.
  • El torero López Simón en la Plaza de Toros de La Malagueta. EFE/Daniel Pérez
    El torero López Simón en la Plaza de Toros de La Malagueta. EFE/Daniel Pérez

REVUELO DE DESPACHOS

Cambia el año; también se renuevan las estrategias, se sellan nuevas alianzas y se beben nuevos vientos buscando consolidar, relanzar o afianzar carreras en estos tiempos convulsos en los que la pela es tan corta. Ahí está el caso de López Simón, que aprovechó la Nochevieja para dejar a Curro Vázquez –con palmas en la espalda y brindis fraternal por medio- antes de poner sus asuntos profesionales en manos de Diego Robles. El fundamental taurino sanluqueño, antiguo mozo de espadas de Paco Ojeda en sus años mozos y hombre de confianza de la casa Matilla, se había ocupado en los últimos tiempos de acompañar a Juan José Padilla. Antes había sido el responsable de la forja de un puñado de matadores que acudían a su West Point de la desembocadura del Guadalquivir para cargar las pilas y el espíritu antes de ponerse delante del toro. Robles, abanderado de una filosofía espartana e inculcador de un especial sentido del sacrificio, supo sacar lo mejor de ciertos coletudos en trances delicados. Están en la mente de todos. Aquella academia pasó y Robles, gravitando en la órbita de la casa Matilla, pasó a ocuparse de los asuntos de Juan José Padilla, al que acompañaba a todas las plazas. Con la retirada del Ciclón de Jerez, su nombre no dejaba de ser barajado en la órbita de ciertos matadores, dando por hechas cosas que, por ahora, no se han confirmado. Quizá no lo hagan ya. La sorpresa ha llegado al hacerse cargo del apoderamiento del nombrado matador de Barajas, un torero de particular psicología que ha pasado de las ferias a las orillas del sistema después de abandonar a Julián Guerra y ponerse en manos de Curro Vázquez. Diego es un sabio del toreo, y sabrá perfectamente lo que se trae entre manos. Quién sabe: los mejores años del torero madrileño podrían estar por llegar. Pero en esta nueva relación profesional rumoreada en las Pascuas y confirmada en Reyes hay que anotar otro matiz que tiene más calado del que parece: Diego Robles se haría cargo de López Simón por sí mismo y en solitario; desvinculado de la casa Matilla a la que ha pertenecido durante más de tres lustros. Así lo confirma el comunicado emitido este mismo lunes. Se les desea suerte a ambos.

OTROS MATADORES EN BUSCA DE RUMBO

Pero hay más toreros a la espera de mentor. Uno de ellos es el sevillano Manuel Escribano, que aún no ha desvelado sus definitivos planes para la temporada 2019 después de romper con El Tato. Lo hizo reconociendo que en la independencia –como en la calle- hace demasiado frío. El valeroso torero de Gerena quiere afrontar los últimos tramos de su carrera de la mano de una casa grande que le asegure cierta seguridad en sus campañas sin jugarse todo a las cartas de Sevilla y Madrid. Aún le queda mecha para rato. Pero hay más nombres en esta lista, como el de Antonio Ferrera, otro matador veterano reconvertido en estilista que aún no ha desvelado la identidad de su próximo mentor después de partir peras con Santi Ellauri y Manolo Tornay en la yema de la campaña anterior. El extremeño está o ha estado por tierras americanas y se ha convertido en una atractiva cabecera de cartel. Eso sí: enamora más su palo clásico que el último manierismo. En cualquier caso, se le espera siempre con interés.

Y VAMOS BAJANDO EL BATISCAFO

Empezamos a plegar velas, no sin antes hacer eco de las progresivas maniobras de aproximación entre Curro Romero y Morante de la Puebla. Hubo un tiempo en el que su relación personal podría dejarse en... mejorable. No entraremos en más honduras. Eso sí: la presencia del matador cigarrero en el recordado ‘mano a mano’ que dirimió el camero con el comunicador Carlos Herrera ya dejó entrever nuevos horizontes. Hace unos días se retrataron juntos y con amigos comunes en un almuerzo celebrado en el restaurante Río Grande. Pues eso, que todo tiene arreglo. Y hablando de Morante: el diestro de La Puebla acaba de presentar la quinta edición del encierro y la novillada sin picadores que acompañan las fiestas de San Sebastián de su pueblo. La fiesta se ha consolidado plenamente y supone una reivindicación de la raíz popular del toreo sin abandonar la promoción de la cantera. Es Morante en estado puro, rey de taifas en su paraíso cigarrero. Pero hay más noticias que contar más allá de los límites del mundillo taurino sevillano, como la prórroga de la casa Chopera al frente del trascendental coso bilbaíno después de la hibernación de su concurso de adjudicación, que podría haberse convertido en una pura y dura subasta que habría socavado aún más los cimientos de un recinto y una afición que vive las horas más bajas de su historia. Y ahora sí: nos vamos, deseando una pronta mejoría al diestro linarense José Fuentes, que se recupera en Sevilla del ictus que marcó su entrada de año. También enviamos otro abrazo –cargado de cariño y amistad- a Alfonso Ordóñez Araújo. El gran maestro de plata está saliendo de una fuerte voltereta que no ha logrado doblegarle. El quinto hijo torero del Niño de la Palma tiene casta para dar y regalar. Y por cierto, feliz año taurino a todos los pacientes lectores de estas líneas semanales. Con la marcha de los Magos de Oriente se reactivará la actualidad informativa de este singular planeta. Pronto comenzarán las componendas y quinielas de los carteles de una Feria de Abril que comenzará en mayo. Se lo contaremos. Punto por punto.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016