miércoles, 14 noviembre 2018
00:32
, última actualización
Toros

Observatorio Taurino: De las Cinco Llagas a Algeciras...

La atención informativa de la semana que se fue estuvo en las orillas del Estrecho. La nueva reencarnación de José Tomás culminó con éxito pero, sin deshacer las maletas, nos encontramos con un alambicado y encubierto intento abolicionista en Andalucía

03 jul 2018 / 12:43 h - Actualizado: 03 jul 2018 / 12:55 h.
  • Imagen de un festejo de promoción, imposible con la propuesta de Podemos. / El Correo
    Imagen de un festejo de promoción, imposible con la propuesta de Podemos. / El Correo

¿Prohibición ‘a la balear’ en Andalucía?

Es lo que, de un modo u otro, persigue Podemos, camuflando una buena baraja de zancadillas antitaurinas y subterfugios abolicionistas en la ley de protección animal que se debatirá mañana mismo en el parlamento de las Cinco Llagas. El buenismo animalista, que cuela en todas partes, no deja de ser un intento encubierto de acabar de facto con las bases de la Tauromaquia. La lectura detenida del proyecto firmado por Teresa Rodríguez revela el disparate: se habla, con farragoso lenguaje jurídico, de suprimir tientas y becerradas o la formación taurina de menores de 18 años cortando, por axfisia, cualquier supervivencia del espectáculo. En la exposición de motivos de esta proposición de ley de protección de animales en Andalucía -que fue registrada por la formación morada el pasado 6 de abril- ya se señala que “las instituciones siguen siendo avalistas y patrocinadores importantes de espectáculos donde animales, algunos muy jóvenes, son maltratados como parte de ritos, tradiciones y fiestas donde la crueldad sustituye a la empatía, y en la que no faltan personas que ostentan cargos públicos y que respaldan estas acciones”. Cuidado, que podrían venir curvas. Hablando claro: esta ley sólo es una puerta abierta a la prohibición de los toros en Andalucía. Dejando para los juristas la invasión de competencias estatales que no les corresponden, la intentona podemita supone un ataque a la línea de flotación de uno de los patrimonios socioculturales, ecológicos y económicos más reconocibles de nuestra región. Ojo.

De los nuevos parámetros de la temporada

Nos referimos a la programación baratillera, que fue comentada ampliamente hace una semana justa en la presentación de las novilladas de promoción. Ramón Valencia, que calificó la próxima feria de... mayo de “atípica” aseguró que el esquema ferial no sufrirá modificaciones el próximo año. La corrida dominical de Miura, por ahora, seguirá siendo echando el cierre al ciclo sevillano que el año que viene obligará a desplazar una semana la celebración de la Feria del Caballo de Jerez y a retrasar algunos días la de San Isidro. En el caso de Madrid manda la tele. ¿Y qué pasará el 12 de octubre? El gerente de la empresa Pagés habló de una hipotética “despedida”. Ya veremos...

Algún rescoldo del ‘meeting’ tomasista

La última reencarnación del Divino de Galapagar salió como se había planeado: a la perfección. El torero respondió a las expectativas levantadas aunque los tres ‘cuvillos’ escogidos sin opción a sorteo -una mácula inexplicable e innecesaria- no terminaron de sumarse a la fiesta. Fueron mucho mejores dos de los tres ‘jandillas’ que se había traído Perera que, posiblemente, firmó una de las mejores faenas de su vida con un gran ejemplar de los Domecq Noguera al que, todo hay que decirlo, le vino un pelín ancho el indulto. Hay que entenderlo en el clima triunfalista que acompañó un gran acontecimiento –lo de histórico lo dejaremos para el día que decida comparecer en Sevilla, Bilbao o Madrid- que, por ahora, se queda en las aguas del estrecho. No sabemos si Tomás cavila una nueva bajada a la tierra esta temporada. Ya lo hemos escrito muchas veces: algún día llegará la última sin anuncio previo ni posterior... Llegados a este punto, hay que darle la enhorabuena a José María Garzón, empresario riguroso, aficionado y de estatus emergente que se ha llevado la que, hasta ahora, es la única bola premiada. Pero también hay que dar algún tirón de orejas... No se puede entender que Morante, El Juli y Roca Rey aceptaran despachar en la víspera una corrida podrida de Zalduendo -la misma que hizo pegar la espantada al diestro cigarrero hace casi un año- a plaza llena, con la prensa más encopetada pendiente del ciclo algecireño y la expectación disparada que había prestado la fulgurante reaparición de Tomás. Misterios del toreo y una oportunidad perdida de sumarse a la gran fiesta del pasado fin de semana.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016