sábado, 19 enero 2019
22:32
, última actualización

Paco Ureña estará de vuelta en la Feria de Fallas

El diestro murciano retoma el rumbo de su profesión después de perder la visión de un ojo en el desgraciado percance de Albacete

26 dic 2018 / 11:16 h - Actualizado: 26 dic 2018 / 11:19 h.
  • Fotos Teseo-Comunicación
    Fotos Teseo-Comunicación

Ureña estará pronto en la cancha. Aún no se ha puesto delante de una becerra pero su determinación es firme. Volverá a vestirse de luces y lo hará sin alivios ni componendas asumiendo la responsabilidad del oficio en la próxima feria de Fallas. Es lo que anunció el propio torero en la reciente rueda de prensa convocada en la capital del Turia para confirmar lo que ya se sabía: el torero sigue.

El encuentro con la prensa especializada y los aficionados se celebró en el Salón Sorolla del Ateneo Mercantil de Valencia. El torero, que fue recibido con una fuerte ovación, empleó sus primeras declaraciones para agradecer a los médicos, su familia, a los profesionales del sector y a toda la afición el interés por su estado. Ureña confesó que desde el primer momento supo que no volvería a ver por ese ojo y también reconoció que su determinación era firme a pesar de todas las adversidades. “Nunca se me pasó por la cabeza que no iba a volver a torear”, a firmó el diestro lorquí. “Necesitaba este tiempo, este proceso para pensar en mi profesión, en cómo puedo ser mejor torero y aportar más a la Tauromaquia”, sentenció Ureña antes de añadir que “tenía que recuperar mi mente y estar completamente seguro de lo que tenía que hacer”.

Paco Ureña estará de vuelta en la Feria de Fallas

El escenario elegido para esta reaparición, Valencia por sus Fallas, no es fruto de la casualidad. En el coso levantino ha hilvanado algunas de las tardes de las más importantes de su carrera. “Quiero reaparecer en Valencia, una plaza de primera, con un toro de primera y en una plaza que iba a contar conmigo igualmente y en la misma posición. No quería reaparecer en una plaza en la que no ser por el percance no hubieran contado conmigo”, sentenció el matador confesando que la prueba definitiva, ponerse delante del toro, aún no ha llegado. Este tiempo sí lo ha podido aprovechar para operarse de una antigua lesión en el hombro que venía arrastrando. “Sé que no hay ningún problema y los problemas que hay estoy trabajando para suplirlos”, aclaró.

Ureña también se refirió al momento profesional y el desarrollo de la pasada campaña, que experimentó un indeseado parón cuando llegó el percance. “Mi temporada hasta Albacete era muy importante, con triunfos que me posicionaban bien. La vida me ha dado la oportunidad de seguir toreando y soy un afortunado. Si no hubiera podido hacerlo se habría acabado el hombre”, reflexionó el torero que aún tiene que afrontar una nueva intervención para mejorar la estética del globo ocular que sí conserva a pesar de haber perdido la visión. Se trata de dar volumen y rellenar el párpado.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016