domingo, 30 abril 2017
00:15
, última actualización

Toros y televisión: difícil binomio

Andrés Roca Rey y José Ribagorda protagonizaron ayer el XLII ‘mano a mano’ de Cajasol

22 feb 2017 / 08:51 h - Actualizado: 22 feb 2017 / 08:55 h.
  • Toros y televisión: difícil binomio
    El periodista y el joven matador lograron llenar hasta los topes el auditorio de la antigua Audiencia. / Manuel Gómez

La cola rebasaba la calle Chicarreros y alcanzaba la plaza de San Francisco. Era el mejor certificado del llenazo que iba a experimentar el amplio auditorio de la vieja Audiencia. ¿Hay ganas e interés por los toros? Sólo había que acercarse por la sede de la Fundación Cajasol para comprobarlo. El caso es que ese interés no tiene el mismo reflejo en el mundo de la televisión de hoy tal y como se encargó de corroborar uno de los rostros más conocidos de los informativos de la pequeña pantalla.

José Ribagorda era, con el joven matador peruano Roca Rey, el hilo conductor de un nuevo mano a mano que puso sobre la mesa un tema candente: la difícil relación entre el mundo de los toros y la televisión de hoy.

El propio Ribagorda, que es hijo del cuerpo además de editor y presentador de los informativos de Tele 5 se encargó de confirmar esas certezas desde dentro. «Los toros no reciben el reflejo que debieran en las televisiones generalistas», señaló el prestigioso comunicador. «Hay que reflexionar mucho sobre esto», afirmó Ribagorda reconociendo que «hay concepciones sectarias, modas y tendencias de las que no se sustraen las televisiones que han llevado a marginar los toros». No había paños calientes pero el presentador de los telediarios del fin de semana de la veterana cadena privada también se mostró autocrítico. «Es que se informa mal; sin criterio», afirmó Ribagorda, que recalcó una idea fundamental: «el toro necesita modernización desde el punto de vista mediático».

En ese sentido, añadió el presentador, no sólo se debe prestar atención al reflejo televisivo del mundo de los toros. Este radio de acción debe ser más amplio, «promoviendo acciones más coordinadas», esa ansiada política de comunicación que permanece en el debe del mundillo taurino, obsoleto en algunos de sus resortes para el mundo del hoy.

Recién llegado de su largo periplo americano –y algo más parco en palabras– Andrés Roca Rey sí apuntó algunos conceptos fundamentales que invitaban a la reflexión. «La gente se entera de lo que pasa en el fútbol, en el basket o en las demás artes», explicó el torero peruano demandando una mayor atención de los medios. «Es que te sientes excluido de la sociedad actual; es importante que salgamos en la televisión para sentirnos más vinculados al mundo de hoy». Ese escaso reflejo mediático ha sido una excepción en los informativos de Tele 5 bajo la batuta de profesionales como Pedro Piqueras o el propio Ribagorda. «Es que yo trato de ejercer mi oficio con decencia y sentido de la responsabilidad», apuntó el periodista recalcando que «una puerta grande o una Puerta del Príncipe deben figurar siempre en el sumario de un informativo». En ese sentido, añadió el invitado de anoche, se estaría hablando de «personajes a los que van a ver cientos de miles de personas cada temporada».

José Enrique Moreno, moderador habitual de estos encuentros arraigados en la agenda cultural de la ciudad, desveló el triángulo invisible que unía a Ribagorda con Andrés Roca Rey. El padre del periodista, que quiso se torero, fue su mejor consejero. «He visto a un chaval que lleva Campuzano que puede ser un torero muy importante». El antiguo novillero, buen catador de toreros, tenía razón. El buen criterio de José Ribagorda le llevó a apostar fuerte. La alternativa de Andrés Roca Rey en el impresionante Coliseo de Nimes en septiembre de 2015 tuvo cumplido reflejo en su informativo. «Ahora es fácil hablar de Roca Rey pero ¿quién se arriesgaba entonces a hacerlo?», se preguntó.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016