viernes, 23 agosto 2019
10:28
, última actualización

Unas colombinas sin Roca Rey

La ausencia forzada del diestro peruano ha modificado el argumento interior del ciclo onubense, que sí contará con la presencia de Pablo Aguado como máxima estrella

01 ago 2019 / 10:06 h - Actualizado: 01 ago 2019 / 10:10 h.
  • Unas colombinas sin Roca Rey

Hay que comenzar por el final. Roca Rey no estará en Huelva. El reciente comunicado que daba por cancelados todos sus compromisos profesionales del mes de agosto también servía para certificar su ausencia en el coso de la Vega Larga. Roca, quién lo duda, era la máxima atracción del ciclo onubense junto a la gran revelación de la temporada, que no es otro que Pablo Aguado. El diestro sevillano, máximo triunfador de la Feria de Abril, concita ahora la máxima atención del serial onubense después de conocerse la definitiva ausencia de su compañero, con el que se está prodigando poco. Una vez más, ni uno ni otro iban a coincidir en el mismo cartel haciendo buenas las voces que alertan del cortoplacismo del negocio taurino y la escasez de talento de sus ‘fontaneros’.

Dejaremos ese asunto porque las Colombinas de 2019 siguen teniendo alicientes sobrados para todos los paladares. Los de gustos más toristas se han felicitado con el retorno de la ganadería de Cuadri, 16 años después de su última comparecencia en el coso de la Merced. La vacada de Trigueros cumple este año un importante capítulo sentimental: es la retirada de Fernando Cuadri después de casi medio siglo al frente de la ganadería. El prestigioso criador va dar paso a la nueva generación. Ese cartel, que inaugurará el ciclo choquero, tiene otros argumentos como la despedida de El Cid del público onubense en el año de su adiós o la presencia de Escribano, un especialista en los llamados hierros ‘duros’ que tiene en su haber el indulto de sendos ejemplares de Victorino Martín y Miura aunque se ha prodigado poco con estos toros que pastan en la finca Comeuñas. La tercera pata del banco es el joven matador sevillano Rafa Serna, que tiene una especial vinculación con el público y la plaza de Huelva desde sus tiempos de novillero.

La segunda tarde, el viernes dos de agosto, gira en torno a la repetición de una ganadería con excelente cartel en Huelva, la de Torrealta, que el pasado año vivió el indulto del toro ‘Sereno’ a manos de Miguel Ángel Perera. La vacada de la familia Prado-Eulate, dirigida por la joven criadora Pilar Prado Benítez, ya había resultado triunfadora en la edición de 2017 con la lidia de un sobresaliente y antológico encierro que incluyó la vuelta al ruedo de uno de los ejemplares. Perera no podía faltar a este idilio con los toros de El Toñanejo en un cartel que completan El Juli y Cayetano, principal beneficiario de los contratos cancelados por Roca Rey después de resultar triunfador numérico de San Fermín.

La tercera corrida de toros también está cargada de connotaciones. La primera de ellas es la oportuna y evocadora presentación de los toros de Albarreal, la ganadería creada por el recordado empresario onubense José Luis García Palacios que ahora dirige su hijo Guillermo. La corrida será estoqueada por Morante de la Puebla, uno de los toreros que gozan de más cartel en Huelva. El diestro cigarrero abrirá plaza a dos cachorros: el primero es David de Miranda, joven valor local que ha empezado a romper el cerco de su tierra gracias a la salida a hombros en la última feria de San Isidro. Su breve historia merece ser recordada: después de interesar como novillero y tomar la alternativa en un cartel de máximo lujo en las propias Colombinas, su carrera quedó frenada después del gravísimo percance en el coso zamorano de Toro que interesó las vértebras cervicales. Miranda afrontó un durísimo proceso de rehabilitación que tuvo su fin el pasado año, al reaparecer en Colombinas pleno de forma y sitio.

Pero la guinda del pastel es la presencia de Pablo Aguado, que logró darle un vuelco a todo el toreo en su reveladora actuación en la pasada Feria de Sevilla con un toro de Jandilla. Aguado se hizo figura ese mismo día, más allá de las cuatro orejas cortadas y la Puerta del Príncipe que se le abrió de par en par. Después llegaría un nuevo despliegue en Las Ventas sin refrendar con la espada antes de convertirse en un protagonista indiscutible de la temporada.

Las Colombinas no estarían completas sin el apartado ecuestre, que este año protagonizan los rejoneadores Diego Ventura y Andrés Romero en un atractivo mano a mano que contará con las reses de Benítez Cubero. Ventura y Romero comparten un curioso hilo común. Ambos fueron los principales ausentes de la Feria de Abril en sus ediciones de 2018 y 2019.

Las combinaciones de toros y toreros son las siguientes:

Jueves, 1 de agosto: Toros de Cuadri para El Cid, Manuel Escribano y Rafael Serna

Viernes, 2 de agosto: Toros de Torrealta para El Juli, Miguel Ángel Perera y Cayetano

Sábado, 3 de agosto: Toros de Albarreal para Morante de la Puebla, David de Miranda y Pablo Aguado.

Domingo, 4 de agosto: Toros de Benítez Cubero para Diego Ventura y Andrés Romero, mano a mano.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016