sábado, 23 octubre 2021
12:58
, última actualización

«Art Decó en La Habana. Arte, cultura, sociedad»

Acaba de presentarse en Roma una obra monumental sobre la arquitectura de la capital cubana. Su autora, Alessandra Anselmi, ha dedicado parte de su carrera al estudio de las relaciones entre España e Italia durante el Barroco

01 oct 2021 / 21:30 h - Actualizado: 06 oct 2021 / 07:09 h.
"Libros","Libros - Aladar"
  • «Art Decó en La Habana. Arte, cultura, sociedad»
  • «Art Decó en La Habana. Arte, cultura, sociedad»
  • «Art Decó en La Habana. Arte, cultura, sociedad»

Escribe Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad de La Habana, en su presentación, que este es uno de los más significativos homenajes a la ciudad que ha pasado por sus manos en los años recientes, y que bastaría con el capítulo dedicado al Edificio Bacardí, joya del patrimonio habanero, para conservarlo como obra de síntesis, rigor académico y aprovechamiento de las fuentes historiográficas.

Recordemos que Leal fue uno de los artífices del reconocimiento de La Habana Vieja como patrimonio cultural de la Humanidad por parte de la UNESCO, merced a su proyecto de conservación y, por lo tanto, representa la voz de toda una autoridad en la materia.

Efectivamente, se puede considerar el libro sobre el Art decó en la Habana de Alessandra Anselmi, profesora de la Universidad de Bolonia, una joya bibliográfica, un trabajo de investigación monumental que rescata todo un universo arquitectónico que hasta ahora no había sido suficientemente catalogado.

Anselmi comienza repasando los orígenes del estilo, se centra en la presidencia de Machado (1925-1933) conocido como el «Mussolini tropical», y pasa revista a la situación social que fomentó los avances en las artes, en particular en la arquitectura, y convirtió La Habana en el París del Caribe, sin olvidar que sus cimientos apenas ocultaban la miseria y la exclusión social de una parte de la población.

El libro abarca hasta el 1958, fecha de la escultura a José Martí del escultor cubano Juan José Sicre, que está en la que entonces se llamaba Plaza Cívica (actual Plaza de la Revolución), ultimo fruto del déco habanero.

Muchos de los edificios habitacionales de los años treinta y cuarenta publicadas en el libro de Alessandra permanecían totalmente inéditos y desconocidos para la bibliografía sobre el art decó.

«Art Decó en La Habana. Arte, cultura, sociedad»

Los capítulos en los que se divide el libro son densos y bien estructurados; la reflexión, profunda. Una de las aportaciones más interesantes al campo editorial es el destacadísimo corpus iconográfico, procedente tanto de archivos de todo el mundo como de reportajes fotográficos realizados expresamente para esta opera magna. Firman las imágenes Julio Larramendi, conocido fotógrafo cubano, fundador de la Cátedra de Fotografía Latinoamericana del Instituto Internacional de Periodismo de La Habana, y el fotógrado italiano Alfredo Cannatello, fallecido infortunadamente en 2019. Ambos han puesto sabiduría y pasión en revelarnos el alma de la ciudad amada. Es así como vamos a tener la oportunidad no solo de descubrir edificaciones y monumentos, que nunca habían sido estudiados en profundidad en su contexto, sino también volver a ver bajo otro prisma construcciones bien conocidas, como el propio Edificio Bacardí, que Anselmi considera muy acertadamente como «el príncipe del Art Decó en la Habana», o la casa de José Gómez Mena, hoy Museo Nacional de Artes Decorativas, bajo una nueva y esclarecedora luz.

Vamos a encontrar postales, revistas ilustradas, planos detallados, imágenes de la época, que representan tanto la sociedad de otrora como el fermento cultural de un estilo novedoso; además de fotografías actuales, con detalles en los que nadie se había detenido hasta esta edición.

Esperamos que lectores e investigadores podamos contar pronto con la edición en español de esta maravilla «L´Avana decó: arte, cultura, società», presentada por Gangemi Editore.

Alessandra Anselmi se ha centrado a lo largo de su carrera en los estudios hispánicos, sobre todo en el mecenazgo y los vínculos artísticos entre Roma, Madrid y la Calabria virreinal española. Entre sus obras interesantes, destaca sus monografías sobre el Palacio de la Embajada de España ante la Santa Sede y sobre las Iglesias españolas en la Roma de los siglos XVII y XVIII. Protagonista, y a la vez espectadora, del ambiente cultural habanero, se declara en su introducción enamorada de la ciudad. La atracción por el Art Decó viene de sus viajes de adolescente a Nueva York y a París. Esos pulsos lúdico-emotivos se deslizan inevitablemente en el estudio, cautivando al lector.

«Art Decó en La Habana. Arte, cultura, sociedad»

Mágica y seductora, según la profesora, La Habana es una ciudad viva con una particularidad que la hace única: que tanto su arquitectura como su urbanismo han quedado anclados en 1959 a causa la Revolución cubana. A pesar de la decadencia provocada por las peculiares circunstancias políticas y el bloqueo económico al que el país está sometido desde hace ya sesenta años, hay un respeto por la herencia recibida que es desconocido en otras latitudes, donde el capitalismo se guía solamente por las leyes del mercado y la especulación. Su población es culta, está bien preparada, y es plenamente consciente de ese patrimonio. Todos estos factores la convierten en un museo al aire libre. Es una de las urbes más hermosas del mundo. Durante las décadas de 1920 y 1930 la ciudad vive una explosión artística marcada por la Exposición Universal de París de 1925. Es paradigmática su influencia en la casa de Pedro Baro y Catalina Lasa en Paseo, como también en el mausoleo de la pareja en el cementerio de Colón, decorado con magníficos vidrios de René Lalique, hoy desgraciadamente perdidos casi en su totalidad, y que quedan perfectamente documentados en este libro. Destacan también los edificios públicos erigidos en el estilo conocido como Maya Revival, como es el caso del Teatro Lutgardita en el municipio periurbano de Boyeros, inspirado en el templo de los Tigres de Chichen-Itza; o el Edificio López Serrano, en el Vedado, que sigue la corriente del Rockefeller Center y otros rascacielos contemporáneos de Nueva York, ciudad con la cual, como atestiguan también las revistas de la época, a las cuales Anselmi dedica el capítulo VII, La Habana tuvo relaciones muy estrechas.

«Art Decó en La Habana. Arte, cultura, sociedad»

Fascinante, singular, cosmopolita tanto ayer, como lo es hoy en una diferente dimensión, la ciudad caribeña mantiene en hibernación los edificios que marcaron una época visionaria en el campo de las artes.

Este estudio debería servir como acicate para promover la cooperación internacional que impulse la restauración y la conservación, tanto de viviendas particulares, como de obras públicas, muchas de las cuales se encuentran cercanas al colapso, de manera que podamos transmitir esa herencia única a las generaciones que vienen detrás.

La universidad de Calabria patrocina el libro, pues la autora ha estado adscrita hasta el año pasado a ese centro, incorporándose durante el curso presente, como ya hemos señalado, a la Universidad de Bolonia.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla